El creador del puntaje social en China propone que Occidente lo utilice para evitar las protestas ciudadanas

0
Únete al debate

En una entrevista de archivo a Lin Jinyue, quien se reconoce como uno de los primeros diseñadores teóricos del sistema de puntaje de crédito social en China, explicó por qué -según él- el mundo entero debería adoptar este sistema de vigilancia que asigna una calificación a cada ciudadano y lo recompensa o castiga dependiendo de cada caso.

“Es el mejor método para mantener a raya a esas personas molestas que no están de acuerdo con el gobierno”, expresó.

Asimismo se jactó de que si en Francia lo hubiesen adoptado no hubieran existido las protestas de los «Chalecos Amarillos» ya que estas se hubiesen detectado antes de que comenzaran.

En este sentido, hizo un llamamiento a los países capitalistas para adoptar este sistema ‘orwelliano’, para que no exista ningún tipo de manifestaciones ciudadanas.

«Espero que lo podamos exportar a los países capitalistas. Creo que Francia debería aplicar nuestro sistema, no tendrían tantas protestas en la calle», dijo.

Mira el video subtitulado a continuación:

El sistema de crédito social utiliza la tecnología de reconocimiento facial y la inteligencia artificial (IA) y se emplea para controlar a los cerca de 1.400 millones de personas en un sistema totalitario y comunista y también se utiliza para castigar a los disidentes o personas que el PCCh considera una «amenaza», como los creyentes, por ejemplo los inocentes practicantes de Falun Dafa, disciplina perseguida desde el año 1999 en China.

 Este sistema coloca a ciudadanos en ‘listas negras’ para segregarlos y castigarlos. Una persona colocada en la ‘lista negra’ probablemente no pueda usar el transporte público o viajar en avión.

Occidente no tan lejos del crédito social

A pesar de parecer una pesadilla distópica, desde las grandes manifestaciones ciudadanas en contra de los mandatos de vacunación y las restricciones Covid, muchos países están considerando y acercándose cada vez más al crédito social. Uno de ellos es Canadá, país alguna vez conocido como un bastión de la libertad y los derechos humanos en el escenario internacional.

A través de un programa llamado «La ambición digital de Canadá«, el gobierno de Justin Trudeau planea digitalizar todos los servicios gubernamentales internos y de cara al público con un sistema basado en la nube impulsado por inteligencia artificial.

Asimismo, varios países ya se están acercando al puntaje social a través de tecnologías de identificación digital y moneda digital.

Qué comes, qué compras, a qué juegas, con quién te reúnes, qué religión profesas… el gobierno lo sabrá todo con la digitalización e inteligencia artificial al estilo del PCCh. Inclusive una persona sin teléfono celular no podría acceder por ejemplo a comprarse los medicamentos que necesite.

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS