Síguenos en nuestro canal de WhatsApp

Visita francesa a Taiwán provoca la agresión de Beijing

0
Únete al debate

El 6 de octubre, los senadores franceses aterrizaron en Taiwán para entablar negociaciones con la presidenta de la República de China (ROC), Tsai Ing-wen, ignorando las advertencias del Partido Comunista Chino (PCCh).

Delegación francesa

La delegación que visitó Taiwán estuvo encabezada por el exministro de Defensa francés Alain Richard, seguido por Max Brisson, Else Joseph y Olivier Cadic. Al frente del Grupo de Amistad de Taiwán del Senado, Richard había realizado viajes a Taiwán en 2015 y 2018.

En un discurso durante su visita, Richard llamó a Taiwán un «país» después de reunirse con la presidenta Tsai Ing-wen, lo que llevó al PCCh a reaccionar agresivamente. Tsai entregó una medalla de honor máxima a Richard, y elogió el viaje como una muestra beneficiosa de apoyo que mantendría los “valores libres y democráticos” en medio de los movimientos militares de Beijing.

«Estamos muy conmovidos de que el senador Richard no se deje intimidar por la presión… para hacer su tercera visita a Taiwán», dijo Tsai.

El PCCh ha afirmado que gobierna Taiwán, pero el gobierno de la isla ha mantenido el autogobierno independiente de la nación comunista, lo que lo convierte en el foco de provocaciones militares de otras naciones. Taipei ha criticado a Beijing por su draconiana diplomacia de «guerrero lobo», que se refiere a las tácticas agresivas del gobierno comunista defendidas por los diplomáticos chinos.

Desde la victoria electoral del presidente Tsai en 2016, el partido comunista ha intentado disuadir a los políticos de todo el mundo de que apoyen a la República de China.

Francia se encuentra entre varias naciones que brindan apoyo a la República de China, mientras que el Ejército Popular de Liberación (EPL), dirigido por los comunistas, se entromete en el espacio aéreo taiwanés y reclama territorios dentro del Mar de China Meridional.

La provocación de Beijing

El PCCh mostró su desaprobación de los planes para que los diplomáticos franceses visiten la República de China, pero la visita se pospuso debido al resurgimiento de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) en Taiwán.

Cuando los franceses votaron a favor de una resolución para la participación abierta de Taiwán en los asuntos globales, Beijing se indignó nuevamente. La embajada de China atacó la resolución en su sitio web, expresando «fuertes preocupaciones» y «firme oposición» contra la votación, y minimizando el potencial de Taiwán en el sistema de salud pública mundial.

El embajador chino en Francia dijo que la visita de la delegación a Taiwán «claramente violaría el principio de una sola China y enviaría una señal incorrecta a las fuerzas independentistas en Taiwán». La embajada también pidió a los senadores franceses la semana pasada que «lo piensen dos veces» y «reconsideren» la decisión de visitar la isla, afirmando que tal medida dañaría los «intereses centrales» del gobierno continental con Taiwán.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Beijing, Zhao Lijian, dijo el viernes que el comentario de Richard sobre Taiwán como un «país» se hizo «por interés propio para socavar las relaciones entre China y Francia».

El medio de noticias dirigido por el PCCh, Global Times, calificó la visita como un «movimiento tonto», acusando a Francia de cometer errores en el pasado, como cuando fue «apuñalada por la espalda por Estados Unidos con su acuerdo AUKUS que saboteó el contrato submarino entre Francia y Australia».

Del mismo modo, una visita del presidente del Senado checo, Milos Vystrcil, también molestó a Beijing, que la calificó de «provocación» y prometió que «pagaría un alto precio».

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS