Una periodista de Bloomberg News está encarcelada en China desde diciembre de 2020

0
Únete al debate

La colaboradora de Bloomberg China News, Haze Fan, lleva más de un año desaparecida en medio de una creciente preocupación por su seguridad y la de otros periodistas en China y en todo el mundo.

Fan, de nacionalidad china, fue vista por última vez el 7 de diciembre de 2020, tras ser detenida frente a su edificio de apartamentos en Beijing por dos agentes del régimen comunista.

No se ha sabido nada de ella desde entonces, a pesar de la creciente presión sobre la embajada china en Washington por parte de la empresa matriz de Bloomberg News, Bloomberg LP, y de varias organizaciones de derechos humanos relacionadas con la prensa, como Reporteros sin Fronteras y el Comité para la Protección de los Periodistas.

Sin embargo, las autoridades chinas sólo han confirmado secamente que Fan fue detenida. «La ciudadana china Fan ha sido detenida por la Oficina de Seguridad Nacional de Beijing, de acuerdo con la legislación china pertinente, como sospechosa de participar en actividades delictivas que ponen en peligro la seguridad nacional. El caso se está investigando actualmente. Se han garantizado plenamente los derechos legítimos de la Sra. Fan y se ha notificado a su familia», declararon las autoridades.

Llamada de apoyo de Bloomberg

Por su parte, Bloomberg dedicó el martes un artículo para remarcar la desaparición de Fan, en el que pedía a la comunidad de prensa internacional que presionara por su liberación y la de otros periodistas de todo el mundo.

«Doce meses de detención es mucho tiempo para que alguien lo soporte, incluso alguien tan inteligente y fuerte como Haze. Todos estamos muy preocupados por su bienestar y seguiremos haciendo todo lo posible para ayudarla a ella y a su familia», se lee en un comunicado, redactado por el jefe de redacción de Bloomberg News, John Micklethwait. «Echamos mucho de menos a Haze en nuestra redacción, como colega y también como amiga», añadió Micklethwait.

Fan había trabajado anteriormente para medios como CNBC, Al Jazeera, CBS y Reuters en Beijing antes de unirse a Bloomberg en 2017. 

LEE MÁS: ‘El gran salto hacia atrás’: nuevo informe critica el estado del periodismo en China

Más periodistas entre rejas

Fan es una de al menos 47 periodistas que fueron detenidos en China el año pasado. China se ha situado por segundo año consecutivo a la cabeza del ranking de los regímenes con periodistas encarcelados realizado por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), marcando una tendencia por la que los reporteros son cada vez más silenciados mientras realizan periodismo de investigación. 

La normativa china permite a las autoridades prolongar continuamente las detenciones por motivos de seguridad nacional durante un tiempo indefinido. Tras hablar sobre el COVID-19 y la fallida respuesta de Beijing a la pandemia, muchos más reporteros en el país han sido encarcelados.

Fan fue galardonada con el Premio John Aubuchon a la Libertad de Prensa de 2021, otorgado por el Club Nacional de Prensa de Estados Unidos, junto con Danny Fenster, de Frontier Myanmar, que durante ese periodo estuvo encarcelado en ese país.

Violaciones a la libertad de prensa en todo el mundo

En todo el mundo se han intensificado los ataques a la libertad de prensa, lo que ha llevado al Comité del Premio Nobel de la Paz a honrar a dos periodistas este año: Maria Ressa, directora general de Filipinas de Rappler, un periódico de investigación, y Dmitry Muratov, redactor jefe del medio de comunicación independiente ruso Novaya Gazeta. 

Los periodistas extranjeros también se han visto cada vez más enredados en las regulaciones burocráticas chinas a medida que las relaciones entre China y Occidente se vuelven más tensas. Cheng Lei, periodista australiano de origen chino, empleado de la cadena china estatal CGTN, también lleva más de un año en prisión.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Foto del avatar
Maria Caminos

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS