Un Hamás debilitado pasa a modo insurgente en Gaza

0
Únete al debate

Hamás ha visto aniquilada casi la mitad de sus fuerzas en ocho meses de guerra y recurre a tácticas insurgentes de ataque y huida para frustrar los intentos de Israel de hacerse con el control de Gaza, según declararon a Reuters funcionarios estadounidenses e israelíes.

El grupo terrorista en el enclave quedó reducido a entre 9.000 y 12.000 combatientes, según tres altos funcionarios estadounidenses familiarizados con la evolución del campo de batalla, frente a las estimaciones estadounidenses de entre 20.000 y 25.000 antes del conflicto. En cambio, Israel dice haber perdido casi 300 soldados en la campaña de Gaza.

Los terroristas de Hamás evitan ahora en gran medida las escaramuzas sostenidas con las fuerzas israelíes que se acercan a la ciudad de Rafah, más meridional, y en su lugar recurren a emboscadas y bombas improvisadas para alcanzar objetivos a menudo detrás de las líneas enemigas, dijo uno de los funcionarios.

Varios residentes de Gaza, entre ellos Wissam Ibrahim, dijeron que ellos también observaron un cambio de táctica.

«En meses anteriores, los combatientes de Hamás interceptaban, atacaban y disparaban contra las tropas israelíes en cuanto penetraban en su territorio», declaró Ibrahim a Reuters por teléfono. «Pero ahora, hay un cambio notable en su modo de operar, esperan a que se desplieguen y entonces comienzan sus emboscadas y ataques».

Los funcionarios estadounidenses, que solicitaron el anonimato para hablar de asuntos delicados, dijeron que este tipo de tácticas podría mantener una insurgencia de Hamás durante meses, con la ayuda de armas introducidas de contrabando en Gaza a través de túneles y otras reutilizadas de municiones sin explotar o capturadas a las fuerzas israelíes.

El asesor de seguridad nacional del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se hizo eco de este prolongado calendario al decir la semana pasada que la guerra podría durar, como mínimo, hasta finales de 2024.

Un portavoz de Hamás no respondió a las peticiones de comentarios sobre su estrategia en el campo de batalla.

En un esfuerzo propagandístico paralelo, algunos terroristas graban en vídeo sus emboscadas a tropas israelíes, antes de editarlas y publicarlas en Telegram y otras aplicaciones de redes sociales.

Peter Lerner, portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), dijo a Reuters que todavía estaban lejos de destruir a Hamás, quien también declaró que perdió aproximadamente la mitad de su fuerza de combate.

Lerner dijo que los militares se adaptan al cambio de tácticas del grupo y reconoció que Israel no puede eliminar a todos los terroristas de Hamás ni destruir todos sus túneles.

«Nunca hubo un objetivo de matar a todos y cada uno de los terroristas sobre el terreno. No es un objetivo realista», añadió. «Destruir a Hamás como autoridad gobernante es un objetivo militar alcanzable y factible», agregó.

Soldados israelíes limpian el cañón del tanque después de regresar de la Franja de Gaza, en medio del conflicto en curso entre Israel y Hamás, cerca de la frontera entre Israel y Gaza, en Israel, 5 de junio de 2024. REUTERS/Amir Cohen/

Los líderes de Hamás

Netanyahu y su gobierno reciben presiones de Washington para que acepten un plan de alto el fuego que ponga fin a la guerra, que comenzó el 7 de octubre, cuando terroristas de Hamás irrumpieron en el sur de Israel, matando a más de 1200 personas y apresando a más de 250 rehenes, según los recuentos israelíes.

La posterior campaña terrestre y aérea de Israel en Gaza dejó el territorio en ruinas y mató a miles de personas. Naciones Unidas dice que más de un millón de personas se enfrentan a niveles «catastróficos» de hambre.

Según funcionarios israelíes y estadounidenses, había entre 7000 y 8000 terroristas de Hamás atrincherados en Rafah, el último bastión importante de la resistencia del grupo. Los principales dirigentes, Yahya Sinwar, su hermano Mohammed y el segundo al mando de Sinwar, Mohammed Deif, siguen vivos y se cree que están escondidos en túneles con rehenes israelíes, dijeron.

El grupo palestino demostró su capacidad para retirarse rápidamente tras los ataques, ponerse a cubierto, reagruparse y reaparecer en zonas que Israel creía desalojadas de militantes, dijo un funcionario de la administración estadounidense.

Lerner, portavoz de las FDI, se mostró de acuerdo en que Israel se enfrenta a una batalla prolongada para vencer a Hamás, que rige la Franja de Gaza desde 2006.

«No hay una solución rápida después de 17 años de desarrollo de sus capacidades», añadió.

Hamás construyó a lo largo de los años una ciudad subterránea de 500 km de túneles. El laberinto, apodado el metro de Gaza por el ejército israelí, tiene aproximadamente la mitad de longitud que el metro de Nueva York. Equipado con agua, electricidad y ventilación, alberga a dirigentes de Hamás, centros de mando y control, y almacenes de armas y municiones.

El ejército israelí dijo la semana pasada que tomó el control de toda la frontera terrestre entre Gaza y Egipto para impedir el contrabando de armas. Añadió que se encontraron en la zona unos 20 túneles utilizados por Hamás para introducir armas en Gaza.

El Servicio de Información del Estado egipcio no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre las afirmaciones de Israel sobre el contrabando de armas desde el país. Las autoridades egipcias negaron anteriormente que se produjera este tipo de comercio clandestino, y dijeron que destruyeron las redes de túneles que conducían a Gaza hace años.

El humo se eleva sobre la Franja de Gaza, después de un ataque aéreo israelí, en medio del conflicto en curso entre Israel y Hamás, cerca de la frontera entre Israel y Gaza, visto desde Israel, 5 de junio de 2024. REUTERS/Amir Cohen/

¿Ecos la insurgencia?

La incursión en Gaza es el conflicto más largo y encarnizado de Israel desde que invadió Líbano para expulsar a la Organización para la Liberación de Palestina en 1982.

Netanyahu desafió los llamamientos nacionales e internacionales para que esbozara un plan de posguerra para el territorio. El Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, advirtió que la ausencia de una hoja de ruta de este tipo podría desencadenar la anarquía en el enclave.

Un funcionario árabe declaró a Reuters que ya surgieron bandas de delincuentes en Gaza en medio del vacío de poder, que se apoderaban de las entregas de alimentos y llevaban a cabo robos a mano armada.

El funcionario y otras dos fuentes gubernamentales árabes, que solicitaron el anonimato para hablar con libertad, dijeron que las FDI podrían enfrentarse a amenazas similares a las que se encontró Estados Unidos en la ciudad de Faluya en 2004-2006 tras la invasión de Irak liderada por Estados Unidos.

Una amplia insurgencia en Faluya engrosó primero las filas de Al Qaeda y luego las de ISIS, sumiendo a Irak en un conflicto y un caos del que aún no salió del todo dos décadas después.

Washington y sus aliados árabes dijeron que trabajan en un plan post-conflicto para Gaza que incluye una vía irreversible y con plazos para la creación de un Estado palestino.

Cuando el plan, que forma parte de un «gran acuerdo» previsto por Estados Unidos que pretende garantizar la normalización de las relaciones entre Arabia Saudí e Israel, esté terminado, Washington pretende presentárselo a Israel, dijeron los funcionarios estadounidenses.

Un funcionario de Emiratos Árabes Unidos con conocimiento directo de las conversaciones dijo que era necesaria una invitación palestina para que los países ayudaran a Gaza en una operación de emergencia, así como el fin de las hostilidades, la plena retirada israelí y claridad sobre la situación jurídica de Gaza, incluido el control de las fronteras.

El proceso de emergencia podría durar un año y ser potencialmente renovable otro año más, según el funcionario de EAU, quien dijo que el objetivo sería estabilizar el enclave más que reconstruirlo.

Para que comience la reconstrucción se necesita una hoja de ruta más detallada hacia una solución de dos Estados, añadió, así como una reforma seria y creíble de la Autoridad Palestina.

No está claro cómo pretende Estados Unidos superar el reiterado rechazo de Netanyahu a una solución de dos Estados, que Riad dice que es una condición para normalizar los lazos.

David Schenker, exsubsecretario de Estado estadounidense para Asuntos de Oriente Próximo, descartó cualquier sugerencia de una retirada limpia de las FDI del territorio palestino.

«Israel dice que va a mantener el control de la seguridad, lo que significa que va a sobrevolar constantemente Gaza con aviones no tripulados y que, si ven que Hamás reaparece, no se van a limitar, sino que van a volver», dijo Schenker, miembro del grupo de reflexión estadounidense Washington Institute.

Gadi Eisenkot, exjefe militar israelí que forma parte del gabinete de guerra de Netanyahu, propuso una coalición internacional liderada por Egipto como alternativa al régimen de Hamás en Gaza.

En una sesión informativa a puerta cerrada celebrada la semana pasada ante la Comisión de Asuntos Exteriores y Defensa de la Knesset, hizo hincapié en la compleja naturaleza de la guerra antiterrorista.

«Se trata de una lucha religiosa, nacionalista, social y militar sin golpes de gracia, sino más bien de una guerra prolongada que durará muchos años», dijo.

(Reuters)

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS