«Un desastre para nuestro país»: Trump habla tras las inconsistentes declaraciones del testigo clave en el juicio de NY

0
Únete al debate

Michael Cohen, el ex abogado de Donald Trump, testificó que robó dinero de la compañía de Trump como una forma de «autoayuda», mientras los fiscales dejaron descansar su caso el lunes (20 de mayo) en el juicio del ex presidente de Estados Unidos por el “dinero de silencio”.

Cohen, el testigo más importante y último de la acusación, reconoció en su último día de testimonio que se embolsó la mayor parte de una suma de dinero que estaba destinada a una empresa tecnológica que hizo trabajos para la compañía de Trump.

«Simplemente sentí que era casi como autoayuda», dijo Cohen.

La admisión de Cohen de que había robado a su entonces jefe, planteada por primera vez por los abogados defensores en el contrainterrogatorio, podría dañar su credibilidad ante los jurados que serán los encargados de decidir si Trump debe ser declarado culpable en el primer juicio a un expresidente de Estados Unidos.

Poco después de que Cohen abandonara el estrado, los fiscales dieron por concluido su alegato y los abogados de Trump empezaron a llamar a sus propios testigos.

Uno de ellos se ganó una reprimenda del juez tras expresar su descontento, lo que provocó que el magistrado desalojara momentáneamente la sala.

«Si no te gusta mi fallo, no me miras de reojo y no pones los ojos en blanco», le dijo el juez Juan Merchán a Robert Costello, un abogado llamado por el equipo de la defensa a declarar.

Los abogados de Trump han dicho que no planean llamar a muchos testigos, y no estaba claro si el propio Trump testificará.

Cohen, de 57 años, dijo que pagó unos 20.000 dólares en efectivo en una bolsa de papel a una empresa tecnológica de los 50.000 dólares que se le debían y se quedó con el resto. La Organización Trump le reembolsó más tarde 100.000 dólares en total.

Dijo que robó el dinero porque estaba molesto por el recorte de su bonificación anual después de haber adelantado 130.000 dólares de su propio dinero para comprar el silencio de la estrella de cine para adultos Stormy Daniels, que amenazaba poco antes de las elecciones de 2016 con hacer público su relato de un supuesto encuentro sexual con Trump.

Los fiscales de Nueva York dicen que Trump infringió la ley al encubrir ese pago a Daniels.

Cohen testificó que discutió ese pago más de 20 veces con Trump en octubre de 2016, en un momento en que Trump se enfrentaba a acusaciones de supuesta mala conducta sexual.

Cohen testificó previamente que a Trump le preocupaba que la historia de Daniels perjudicara su atractivo para las mujeres votantes. Eso socavó el argumento del equipo legal de Trump de que solo buscaba proteger a su familia de la vergüenza.

Pero como delincuente convicto y mentiroso confeso, Cohen es un testigo problemático.

Testificando para la defensa, Costello dijo que Cohen le dijo después de una redada del FBI en 2018 que no tenía ningún trapo sucio sobre Trump para ofrecer a los fiscales.

«Dijo: “Lo juro por Dios, Bob, no tengo nada sobre Donald Trump”», dijo Costello, refiriéndose a Cohen.

Costello también dijo que Cohen le dijo numerosas veces que Trump no sabía nada sobre el pago a Daniels.

Cohen ha declarado anteriormente que mintió a Costello porque le preocupaba que transmitiera a Trump cualquier indicio de que podría cooperar con los fiscales.

Las declaraciones de Trump

«Muchas gracias. Ustedes vieron lo que nosotros vimos. Fue una exhibición increíble. Nunca he visto nada igual en mi vida. Todo el mundo está hablando. Esto es lo que tenemos. Tenemos un juez en funciones, nombrado juez por los demócratas, por el club, y me mantienen ahora, esta es nuestra cuarta semana, pronto será nuestra quinta semana sin campaña. Pero ya vieron lo que pasó, lo que acaba de ocurrir en ese tribunal. Y esperemos que la moción para desestimar este juicio salga adelante porque este juicio es un desastre para nuestro país. Es un desastre para el estado de Nueva York, para la ciudad de Nueva York».

«Nadie ha visto nunca algo así. Esto es una caza de brujas. Esto es una caza de brujas. Esto es para hacer daño, el corrupto de Joe Biden, el peor presidente en la historia de nuestro país por mucho, por mucho, para dañar a su oponente político, eso es todo lo que esto es. Un juez altamente político, un juez totalmente en conflicto que acaba de hacer algo que nadie ha visto nunca. Y la prensa no está contenta, no me imagino, acaban de echarlos del juzgado. Nadie ha visto nunca algo así».

«Ni siquiera me han acusado por ello. Ni siquiera me han acusado de un delito. ¿Sabes cuál es el delito? Vencí a Hillary Clinton, ese es el delito. En nombre de, creo, 200 millones de personas, no quieren que le gane a Biden».

«El juez no lo permitió — el Distrito Sur, hay que respetarlo — un libro de 28 páginas, creo, o más, de mentiras, no se nos permite ponerlo. El testigo experto que tenemos, el mejor que hay en derecho electoral, Brad Smith, es considerado el Rolls Royce, o lo devolveremos a un coche americano, un Cadillac, pero el mejor que hay. No puede justificar que no se le permita testificar. Y ya vieron lo que le pasó hoy a un abogado muy respetado, Bob Costello. Vaya. Nunca había visto algo así. Muy respetado. Pero recuerda esto, no podemos poner un testigo experto. No se nos permite poner un testigo experto. Nadie ha oído hablar de eso antes. La ley electoral es muy complicada, en realidad, y no se nos permite tener un testigo experto porque el juez quiere decidir al respecto. Dijo, no necesitamos un testigo experto, supongo. Dijo que lo resolverá. No, necesita ayuda. Tenemos a la persona número uno, cualquiera de las partes lo admitirá, Brad Smith, en una ley muy compleja en la que no hicimos nada mal, te lo diré ahora mismo. Y él no quiere que testifique. Eso es porque va a decir que no hicimos nada mal».

«Creo que el caso va muy bien. Hemos pedido el archivo del caso. Este caso debería terminarse. Esto no debería ir a ninguna parte, debería terminarse ahora mismo. Y el estado de Nueva York tiene que volver a construir su sistema. El estado de Nueva York no puede dejar que esto suceda. No puede dejar que esto suceda. No hubo crímenes. No hicimos nada malo. Y quiero volver a hacer campaña. Represento a millones y millones, cientos de millones de personas. Mientras tanto, Rusia y China son ahora buenos amigos. Quieren apoderarse del mundo. Irán está desarrollando un arma nuclear y no va a ser una situación fácil cuando la tengan. Corea del Norte se está poniendo juguetona y yo me llevo muy bien con él, pero la administración actual ni siquiera sabe cómo se llama. Tenemos muchas cosas que resolver. La inflación está alcanzando nuevos máximos. ¿Lo ven? Están alcanzando nuevos máximos. Debería estar en campaña para que podamos cambiar el país. Muchas gracias y hasta mañana».

(Reuters – parcialmente modificado)

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS