Síguenos en nuestro canal de WhatsApp

Talibanes decapitan a una jugadora de voleibol afgana

0
Únete al debate

Desde que los talibanes tomaron el control de Kabul, han afirmado que los ciudadanos de Afganistán verían una nueva era bajo su gobierno. Portavoces de los talibanes han prometido respetar los derechos humanos. Sin embargo, los incidentes recientes han comenzado a mostrar que el régimen no ha cambiado de rumbo.

Según los informes, los talibanes decapitaron a una jugadora de voleibol llamada Mahjabin Hakimi. Se publicaron en las redes sociales horribles fotos de su cabeza cortada y cuello ensangrentado, según su entrenador. Hakimi fue una de las jugadoras estrella del Club de Voleibol de la Municipalidad de Kabul.

En declaraciones al Independent Persian, el entrenador reveló que la atleta había sido asesinada a principios de octubre. El entrenador usó el seudónimo, Suraya Afzali, por razones de seguridad.

Aparte de la familia de Hakimi, nadie más sabía «la hora exacta y la forma del incidente». La familia fue intimidada para que no revelara detalles a nadie.

Algunos otros informes de los medios sugirieron que Hakimi pudo haber muerto mucho antes, con un certificado de defunción que indica que fue asesinada el 13 de agosto. Sin embargo, el Centro de Periodismo de Investigación Payk con sede en Afganistán citó fuentes no identificadas para confirmar en su cuenta oficial de Twitter que Hakimi fue decapitada por los talibanes en Kabul.

Según Afzali, las deportistas del país corren un grave peligro. Los talibanes han intensificado su búsqueda de mujeres deportistas e incluso han invadido sus hogares en varias ciudades. Las integrantes del equipo de voleibol femenino, que han competido en eventos nacionales y extranjeros y han aparecido en programas de medios, se enfrentan a una amenaza constante.

“Todas las jugadoras de la selección de voleibol y el resto de las mujeres atletas están en una mala situación y con desesperación y miedo… Todos se han visto obligados a huir y vivir en lugares desconocidos”, dijo la entrenadora. Hasta el momento, solo dos integrantes del equipo de voleibol han logrado huir del país.

Desde que los talibanes tomaron el poder, se han hecho múltiples intentos para forzar a las mujeres atletas a salir del país. Zahra Fayazi, una ex jugadora de voleibol que logró escapar al Reino Unido, le dijo a la BBC el mes pasado que al menos uno de los integrantes del equipo había sido asesinado.  

“No queremos que esto se repita para otras jugadoras nuestras. Nuestras jugadoras que vivían en provincias tuvieron que irse y vivir en otros lugares. Incluso quemaron su equipo deportivo para salvarse a sí mismas y a sus familias. No querían que guardaran nada relacionado con el deporte. Ellas están asustadas».

«Muchas de nuestras jugadoras que son de provincias fueron amenazados muchas veces por sus familiares que son talibanes y seguidores del Talibán. Los talibanes pidieron a las familias de nuestros jugadores que no permitieran que sus niñas hicieran deporte, de lo contrario se enfrentarían a una violencia inesperada», dijo Fayazi.

El voleibol fue históricamente uno de los deportes más populares de Afganistán. El equipo de voleibol femenino fue fundado en 1978 y sirvió como un faro de esperanza para las mujeres jóvenes del país. Sin embargo, la participación femenina en las esferas sociales y políticas de Afganistán se ha detenido, e incluso se prohíbe a las niñas asistir a la escuela secundaria. 

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS