Síguenos en nuestro canal de WhatsApp

Rusia derribó un satélite que creó un peligroso campo de desechos hacia la estación espacial ISS

0
Únete al debate

El lunes 15 de noviembre, el Comando Espacial de Estados Unidos reveló que durante el fin de semana Rusia derribó uno de sus propios satélites creando un peligroso «evento generador de desechos».

En una declaración proporcionada a Fox News, el Mando Espacial de Estados Unidos dijo que es «consciente de un evento generador de desechos en el espacio exterior», añadiendo que «estamos trabajando activamente para caracterizar el campo de desechos y continuaremos asegurando que todas las naciones que navegan en el espacio tienen la información necesaria para maniobrar los satélites si son impactados».

El campo de escombros se creó después de que Rusia derribara, con un misil, uno de sus satélites muertos en una prueba antisatélite. El campo de escombros resultante obligó a los ocupantes de la Estación Espacial Internacional (ISS) a refugiarse en una nave espacial de evacuación hasta que se pudiera analizar el campo de escombros y determinar si éstos suponían o no una amenaza para la ISS y sus ocupantes.

La corporación estatal rusa Roscosmos para las actividades espaciales dijo que «la órbita del objeto, que obligó hoy a la tripulación [de la Estación Espacial Internacional] a trasladarse a la nave espacial de acuerdo con los procedimientos estándar, se ha alejado de la órbita de la ISS».

El satélite derribado era el Cosmos 1408, un satélite de inteligencia electrónica/señalización de la clase Tselina-D, ya retirado, que fue lanzado en septiembre de 1982 y que, al parecer, lleva tiempo sin operar.

Jonathan McDowell, astrofísico del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, dijo a The Guardian que la prueba puede haber generado trozos de metralla, demasiado pequeños para aparecer en el radar, que podrían ser cientos de miles. «La explosión probablemente aumentó el número de objetos de desecho [que orbitan alrededor de la Tierra] en torno al 10%», dijo.

«No es un aumento enorme, pero es preocupante. Tenemos un problema con la basura espacial. Así que no hay que crear más deliberadamente», dijo McDowell a The Guardian.

En enero de 2019, se estimaba que más de 128 millones de piezas de basura espacial de menos de 1 cm estaban en órbita alrededor de la Tierra. Se estima que también están en órbita alrededor de 900.000 piezas de desechos de tamaño entre 1 cm y 10 cm, y también se han identificado alrededor de 34.000 piezas mayores de 10 cm (3,9 pulgadas).

Los desechos espaciales consisten en satélites muertos, como el que Rusia derribó, así como naves espaciales muertas, propulsores desechados e incluso antiguo armamento antisatélite lanzado en las décadas de 1960 y 1970.

McDowell declaró a The Guardian: «Existe una preocupación real de que estemos adquiriendo un verdadero problema medioambiental en el espacio exterior. La actividad comercial no está siendo regulada adecuadamente… está ocurriendo más rápido que la regulación. Es principalmente estadounidense y europea, pero incluso China está empezando a tener un verdadero sector espacial comercial. Es un poco el salvaje oeste ahí fuera».

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS