Putin ordena a los ciudadanos que se queden en casa durante una semana para frenar los contagios de Covid-19

0
Únete al debate

Rusia una vez más está lidiando con un aumento en los casos de enfermedad por Coronavirus 2019 (COVID-19). En las últimas tres semanas, el país ha tenido repetidamente un número récord de infecciones y muertes. Para hacer frente a la crisis, Moscú está implementando nuevas restricciones.

«Con el fin de evitar una mayor propagación del nuevo coronavirus (COVID-19) y proteger la salud pública, el presidente ha anunciado que del 30 de octubre al 7 de noviembre de 2021, ambos inclusive, serán días no laborables pagados», dijo el Kremlin en un comunicado.

El 20 de octubre, el grupo de trabajo del gobierno informó 1.028 muertes durante las 24 horas anteriores, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia. Según Our World in Data, el número más alto de muertes en un solo día en Rusia en octubre pasado fue de alrededor de 305, registrado el 31 de octubre de 2020.

El número de muertos del 20 de octubre de 2021 es un aumento del 237 por ciento en comparación con las cifras de octubre pasado. Rusia tiene el mayor número de muertes por COVID-19 en Europa, con más de 226.000 muertes.

«Creo que el país está cayendo en la catástrofe… Tengo la esperanza de que pronto llegaremos a un cierto límite más allá del cual no iremos, pero la morbilidad y la mortalidad siguen siendo muy altas. Los hospitales están desbordados», declaró a la CNN Vasily Vlassov, epidemiólogo ruso y antiguo asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La recomendación del gabinete de un período no laborable a partir del 30 de octubre cuenta con el apoyo del presidente Vladimir Putin. En las regiones donde los casos de COVID-19 son más graves, el período de inactividad podría comenzar el 23 de octubre y extenderse más allá del 7 de noviembre.

“Nuestra tarea hoy es proteger la vida y la salud de nuestros ciudadanos y minimizar las consecuencias de la peligrosa infección… Para lograrlo, es necesario en primer lugar frenar el ritmo del contagio y movilizar reservas adicionales del sistema de salud, que actualmente está trabajando bajo una gran tensión”, dijo Putin en una videollamada.

Se espera que el período no laborable evite la propagación del virus SARS-CoV-2 al mantener a las personas fuera de las oficinas y el transporte público. Actualmente, Moscú y otras grandes ciudades permiten al público acceder a cines, restaurantes, bares, gimnasios y cafés.

La viceprimera ministra Tatyana Golikova, quien lidera el grupo de trabajo, enfatizó que la semana no laboral debe incluir restringir el acceso a teatros, restaurantes y otros lugares de entretenimiento. También instó a los ciudadanos a evitar viajar durante el período. Después de que el gobierno anunció el plan, muchos rusos decidieron aprovechar la pausa reservando vuelos a centros turísticos en el Mar Negro.

Para ayudar a las empresas a absorber el impacto de los días no laborables, el gobierno anunció una compensación en forma de créditos a bajo interés y un pago único equivalente al salario mínimo mensual de un empleado.

Mientras tanto, el impulso del gobierno para la vacunación se ha encontrado con una respuesta tibia. De los 146 millones de personas en el país, alrededor de 45 millones han sido completamente vacunadas. En países como Estados Unidos, Reino Unido y Portugal, el 56, 67 y 86 por ciento de la población está completamente vacunada, respectivamente.

El presidente Vladimir Putin aparentemente está desconcertado por la baja tasa de vacunación. Incluso algunos de sus amigos, que prometieron recibir la vacuna después que él, están retrasando la inyección. Instó a los ciudadanos a vacunarse, diciendo que la vacuna casera Sputnik V es «confiable y eficiente».

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS