Síguenos en nuestro canal de WhatsApp

Primera tormenta ‘Nor’easter’ de la temporada empapa la ciudad de Nueva York, Boston y el área triestatal

0
Únete al debate

El meteorólogo de Accuweather, Paul Walker, predijo un aguacero «fuerte» a partir del anochecer del 25 de octubre que afectaría una franja desde la ciudad de Nueva York hasta Boston. Descrita como «una tempestad de principios de temporada», en la región de los tres estados, es posible que la lluvia no se detenga por completo antes de la mañana del 27 de octubre. 

La ciudad de Nueva York vio sobrepasada su capacidad pluvial por los remanentes de Ida y, según Accuweather, ahora podría ver hasta cinco pulgadas (127 mm) de lluvia. El Servicio Meteorológico Nacional informa, de manera algo más conservadora, que la lluvia en Nueva York será «ligera a moderada» y la precipitación máxima esperada es de 4 pulgadas (101,6 mm). 

La Administración de Emergencias de la Ciudad de Nueva York (NYCEM) emitió un aviso de viaje y alerta de inundaciones repentinas para la ciudad de Nueva York que comenzó a las 8 pm del lunes por la noche y durará hasta las 5 pm del martes, afectando tanto los desplazamientos matutinos como los nocturnos.

“Este evento puede causar inundaciones en la ciudad, incluso en carreteras, calles, pasos subterráneos, así como en otros lugares bajos o con drenaje deficiente”, dijo el comisionado interino entrante de NYCEM, Andrew D’Amora.

El New York Post informó que una brisa fresca a fuerte, que se mueve de 20 a 30 mph, caracterizará la tempestad, con ráfagas potencialmente vendavales de hasta 40 mph. Los vientos podrían comenzar el martes por la tarde y continuar hasta la noche.

NYCEM advirtió que los fuertes vientos «pueden derribar árboles y líneas eléctricas y pueden convertir objetos no asegurados en peligrosos proyectiles» o provocar cortes de energía.

Se aconseja a los neoyorquinos que retiren «las ramas de los árboles, los cubos de basura, los restos de jardín u otros materiales que puedan ser movidos por el viento», en previsión de que las ráfagas de viento puedan llegar a ser gigantescas. Una tormenta de viento de esta fuerza puede impedir el paso y hacer que los objetos salgan despedidos por el aire, rompiendo pequeñas ramitas y ramas de los árboles.

Accuweather informa que la tormenta puede o no sufrir «un período de rápida intensificación conocido como bombogénesis», creando un «ciclón bomba». Esto sucede cuando «la presión central de una tormenta cae 0,71 de pulgada de mercurio (24 milibares) o más durante un período de 24 horas».

Esta sería la tercera tormenta de este tipo que azota Estados Unidos desde fines de la semana pasada, cuando dos tormentas similares se generaron en el norte del Pacífico y empaparon el oeste de Estados Unidos.

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS