COBERTURA "El renacer de la libertad en Argentina y el mundo"

¿Podrían los votantes judíos influir en las elecciones presidenciales de EE. UU?

0
Únete al debate

«¿Es bueno para los judíos?» Ésa ha sido una pregunta que los judíos estadounidenses, especialmente los inmigrantes y los de la segunda generación, marcados por los recuerdos del Holocausto, se han planteado durante mucho tiempo al evaluar las políticas del gobierno estadounidense y las promesas de los candidatos políticos.

La mayoría de ellos, la mayor parte del tiempo desde que Franklin Roosevelt se postuló por primera vez para la presidencia en 1932, han votado por el demócrata que encabeza la lista.

Sin embargo, más judíos han votado por los republicanos en las últimas elecciones, mientras que muchos votantes judíos más jóvenes y de tendencia izquierdista ya no ven el apoyo inequívoco a Israel como una prueba de fuego.

En cambio, el creciente antisemitismo está reforjando un sentido de identidad judía, especialmente entre aquellos que se consideran plenamente asimilados y aceptados en la cultura dominante estadounidense.

El antisemitismo “viene de todos lados”, dijo Rachel Sass, especialista en incidentes antisemitas del Centro sobre Extremismo de la Liga Antidifamación (ADL por sus siglas en inglés). “Hay extremistas de derecha, extremistas de izquierda y manifestantes antiisraelíes. No hay necesariamente una clara inclinación política o ideológica, sólo antisemitismo”.

Según la ADL, ha habido un aumento del 900 % en el número de incidentes antisemitas en la última década, con un aumento desde que estalló el conflicto entre Israel y el grupo terrorista islámico Hamás el año pasado.

Los judíos estadounidenses están aún más alarmados por los cánticos en los campus universitarios -en reacción a los ataques de represalia de Israel contra Gaza tras el ataque terrorista de Hamás del 7 de octubre- de «del río al mar» y «regresen a Polonia», junto con algunas agresiones físicas a estudiantes judíos.

Protesta pro Palestina en la Universidad de Columbia en NY. (David Dee Delgado/Getty Images)

«He visto a personas responder con cierto nivel de miedo, temiendo revelar su identidad judía. He visto a otras personas que incluso se han inclinado más hacia el orgullo por su identidad judía, queriendo ser aún más abiertos porque sienten que es muy importante», afirmó Sass.

La novelista Allison Winn Scotch -famosa por su éxito de ventas- dijo en la plataforma de redes sociales Threads: «Todos los días, como judía estadounidense, me pongo cada vez más nerviosa porque no podemos salir del borde de esto. Aunque no sé adónde podría ir mi familia, y no sé cómo nos mantendríamos a salvo cuando llegáramos allí de todos modos.»

Agregó: «Tus amigos judíos viven con una semilla de miedo en la boca del estómago».

Estados Unidos proporcionó un refugio para los judíos de Europa del Este que escapaban de los pogromos del siglo XIX, que siguieron a la emigración de la comunidad judía alemana, más establecida y próspera.

Sin embargo, muchos judíos en Estados Unidos no se sintieron totalmente aceptados en la cultura estadounidense en general hasta el movimiento de derechos civiles. Los cambios no sólo beneficiaron a los negros, sino que también eliminaron las barreras que aún existían para los judíos, como los convenios de vivienda y las membresías restringidas en clubes de campo, así como la discriminación en la contratación en prestigiosos bufetes de abogados y las cuotas de ingreso en las universidades de la Ivy League de las que procedían esos abogados.

El aumento contemporáneo del antisemitismo no es institucional.

«Se trata de niños que son objeto de acoso antisemita en las escuelas, de sinagogas que son objeto de amenazas de bombas o tiroteos, de personas incluso agredidas en la calle porque son visiblemente judías u ortodoxas», según Sass de la ADL.

Los judíos estadounidenses, como ocurre con otros grupos étnicos o minoritarios, no votan exclusivamente basándose en un solo tema.

El director político y de comunicaciones de la Coalición Judía Republicana, Sam Markstein, dijo: «Creo que esta será la primera vez que muchos votantes judíos que nunca en su vida han considerado votar por los republicanos hacen esa consideración seriamente este año debido al abandono de liderazgo por parte de la administración Biden en estos temas».

Donald Trump, que esperaba un segundo mandato como presidente hace cuatro años, recibió entre un cuarto y un tercio del voto judío en 2020, según varias encuestas y organizaciones judías.

Los republicanos han hecho un mejor trabajo que los demócratas al condenar a los políticos de sus respectivos partidos que hacen comentarios antisemitas, sostuvo Markstein, señalando que el RJC apoya a los principales rivales de los republicanos en el Congreso que hacen comentarios tan discriminatorios.

«Desafortunadamente, hay muchos en el lado demócrata que no parecen querer seguir ese camino y quieren huir y esconderse o dar respuestas groseras que cabrean a todos», dijo Markstein a la VOA.

Aunque los judíos constituyen sólo el 2,4 % de la población adulta de Estados Unidos, tienen más probabilidades de votar que la población general registrada para votar y de hacer donaciones políticas.

«El voto judío en esos estados [indecisos] será el [factor] decisivo», predijo Markstein.

Los republicanos tienden a obtener la mayor parte de su fuerza judía de la religión ortodoxa, la comunidad judía de más rápido crecimiento pero aún más pequeña entre las tres denominaciones más grandes. La mayoría de los judíos ortodoxos apoyan firmemente a Israel.

«Día tras día, la respuesta de la administración es cada vez menos favorable a Israel», sostuvo Markstein.

La mayoría de los judíos conservadores y reformistas tienden a votar por los demócratas y tienen una mentalidad más abierta respecto de una solución de dos Estados en Oriente Medio que crearía una Palestina soberana.

«Para conservar el apoyo judío, la campaña de Biden debe seguir haciendo exactamente lo que está haciendo: mantenerse firme junto a Israel, contra el antisemitismo y detrás de la comunidad judía estadounidense», dijo Mellman. «Eso es exactamente lo que creo que los judíos estadounidenses buscan en este momento tan difícil. Es exactamente lo que está haciendo el presidente».

Voz de América (parcialmente modificado)

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS