EN VIVO: Copa América 2024, últimas noticias

«Las plantas tienen inteligencia»: hallazgos de una profesora de la Universidad de Columbia Británica

0
Únete al debate

Nuestra ciencia moderna ha estudiado a los humanos y los animales durante mucho más tiempo del que ha observado de cerca las plantas. No fue hasta las últimas décadas que los científicos comenzaron a reflexionar sobre el potencial de estos organismos aparentemente simples, logrando avances que desafían nuestra concepción predominante de las plantas como autómatas biológicos.

Suzanne Simard, profesora de ecología forestal en la Universidad de Columbia Británica, ha realizado una investigación sobre la forma en que los árboles se conectan y se comunican entre sí a través de extensas redes subterráneas llamadas «micorrizas».

Estas redes, compuestas por hongos que mantienen una relación simbiótica con las raíces, sirven para vincular los árboles no solo entre sí, sino con toda la vida en un bosque. El estudio de la forma en que se intercambian nutrientes, agua y mensajes a través de estas redes sugiere que las plantas están dotadas de capacidades cognitivas que nuestra ciencia aún no comprende. 

Redes de árboles como redes neuronales:

La configuración de red que exhiben nuestros cerebros humanos a menudo se atribuye a la necesidad de eficiencia de nuestro cuerpo. De hecho, los patrones de nuestras redes neuronales permiten que los neurotransmisores se transporten más fácilmente. Los científicos han descubierto que las redes de árboles subterráneos muestran los mismos patrones, lo que permite una transmisión óptima de recursos e información.

Los árboles se comunican a través de una red subterránea de raíces entrelazadas y una relación simbiótica con hongos micorrízicos. 
(Imagen: jonathan c. wheeler a través de Wikimedia Commons CC BY-SA 3.0)

Estas redes son similares a las conexiones neuronales no solo en estructura, sino también en funcionalidad. El cambio de comportamiento en las plantas después de recibir mensajes es un signo de inteligencia, según el Dr. Simard. Las plantas cambian su comportamiento en base a experiencias pasadas, lo que implica que pueden recordar y aprender cosas. “Las plantas tienen inteligencia. Tienen todas las estructuras. Tienen todas las funciones. Tienen los comportamientos”, dijo la profesora de Ecología en una entrevista con Nautilus.

Comunicación de plantas: ¿intercambio de información o conversación?

Se ha descubierto que la comunicación entre las plantas tiene lugar a través del intercambio de sustancias químicas. Por ejemplo, cuando una planta se somete a estrés, libera grandes cantidades de serotonina y glutamato que se envían rápidamente a sus vecinas. 

Sin embargo, las plantas no son las únicas que perciben este cambio neuroquímico. “Puedes oler la química defensiva de un bosque bajo ataque. Se está emitiendo algo y las plantas y los animales lo perciben y cambian su comportamiento”, dijo la Sra. Simard. 

Sorprendentemente, investigaciones recientes indican que las plantas también pueden usar sonidos para comunicarse entre sí. De hecho, los científicos han medido la acústica en las plantas y han encontrado muchos sonidos imperceptibles para nuestros oídos que pueden usarse para la comunicación.

Las plantas tienen inteligencia. La investigación científica indica que las plantas no solo emiten y perciben sonidos, sino que también responden modificando las tasas de germinación y crecimiento. 
(Imagen: jggrz a través de pixabay )

Pero surge una pregunta: ¿se trata simplemente de un intercambio de información o es una conversación entre seres conscientes? El pensamiento filosófico sostiene que la “autoconciencia prerreflexiva” es una condición necesaria de la conciencia. Al explicar cómo las plantas son conscientes de sí mismas, la Dra. Simard describió el reconocimiento de parentesco como una prueba significativa.

“Esos viejos árboles pueden decir qué plántulas son de su propia semilla. No entendemos completamente cómo lo hacen, pero sabemos que hay acciones muy sofisticadas entre los hongos asociados con esos árboles en particular”. La Sra. Simard descubrió que los árboles viejos no solo cambian su comportamiento para beneficiar a sus propios parientes, sino que incluso destruyen aquellos que no están en un lugar favorable para sobrevivir. 

En otro experimento, cuando los árboles madre se colocaron cerca de una plántula pariente y una plántula extraña, se observó que preferiría mantener a su pariente en lugar de algo que no es su pariente. Además, cuando la salud del donante —el árbol madre— o del receptor se alteró modificando los niveles de sombra, nitrógeno o agua; se vio que las plantas se percibirían entre sí y tomarían decisiones dependiendo de la situación. En estos casos, la madre generalmente proveería más para sus parientes, especialmente cuando estaba enferma y moribunda.  

¿Emoción o respuesta bioquímica?

En el estudio de las habilidades cognitivas de las plantas, la ciencia moderna siempre ha enfatizado formas de cognición no emocionales y no afectivas. La mayoría de los científicos sostienen que las reacciones de las plantas a los estímulos externos son solo respuestas biológicas, ya que las emociones son exclusivas de los seres humanos.

Sin embargo, la Dra. Simard comenta que las nociones científicas actuales son demasiado estrechas: “No hemos mirado. Simplemente hacemos estas suposiciones sobre ellos de que son estas criaturas benignas que no tienen emociones. Sin inteligencia. No se comportan como nosotros, así que simplemente lo bloqueamos”.

Los estudios muestran que cuando las plantas son atacadas por herbívoros, «gritan por ayuda» al producir volátiles que atraen a los enemigos carnívoros de los herbívoros atacantes. (Imagen: Daniel Borker en Pixabay )

Si bien su afinidad por cuidar a sus propios parientes podría ser un indicador de emoción, la Dra. Simard destaca que las plantas también exhiben respuestas notables cuando son dañadas. Por ejemplo, cuando los insectos cortan o dañan sus hojas, su neuroquímica cambia. “¿Es esa una respuesta emocional? Ciertamente está tratando de salvarse a sí misma. Se regula al alza. Sus genes responden. Comienza a producir estos químicos. ¿En qué se diferencia eso de que de repente produzcamos un montón de norepinefrina?»

“Somos prisioneros de nuestra ciencia occidental”

Después de más de dos décadas de investigación, la Dra. Simard se ha dado cuenta de que nuestro pensamiento occidental se queda corto a la hora de explicar el extraordinario comportamiento de las plantas. “…no se corresponden claramente con lo que la gente suele entender por aprendizaje, memoria y comunicación. Quizás tratar de definir el comportamiento de las plantas de acuerdo con nuestras propias concepciones estrechas corre el riesgo de oscurecer lo que es único acerca de su inteligencia”.

Lo que más le sorprendió fue saber que gran parte de los hallazgos de su investigación eran conocidos desde hace mucho tiempo por los pueblos indígenas. En sus tradiciones orales y escritas, las comunidades aborígenes habían hablado sobre la fascinante red subterránea que mantenía el bosque interconectado y vivo, y cómo los árboles, a los que se referían como «la gente de los árboles», se comunicaban e interactuaban entre sí. “La ciencia occidental cerró eso por un tiempo y ahora estamos volviendo a eso”.

A lo largo de generaciones, los grupos aborígenes han desarrollado un conocimiento enciclopédico de la vida silvestre que les ha permitido convivir en armonía con la naturaleza durante siglos. Su enfoque para comprender las plantas y los animales se basa en su creencia de que todo en la naturaleza está vivo y tiene una esencia espiritual distinta.  

Los expertos en el campo de la conservación del medio ambiente también están reconociendo que nuestra ciencia moderna va por detrás de los conocimientos tradicionales, y que llevar a cabo nuevas investigaciones con una mente abierta será la clave para desvelar muchos de los misterios que permanecen sin explicación.

LEA TAMBIÉN:

Sigue todas las noticias de Mundo Libre en WhatsApp
Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS