Oposición argentina acusará a «los responsables» de impulsar una base china en Tierra del Fuego

0
Únete al debate

El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, ha ratificado a través de un decreto el Memorándum con China, el cual ha generado controversia debido al avance de la construcción de un puerto y la creciente influencia del régimen comunista en el Atlántico Sur.

Varios referentes de la oposición han anunciado que presentarán una denuncia penal ante la Justicia, argumentando que este acuerdo «atenta contra la soberanía nacional» y debería haber sido debatido en el Congreso nacional.

El jueves se revelaron los detalles del acuerdo firmado entre el gobierno fueguino y la empresa estatal china Shaanxi Chemical Industry Group Co. Ltd., que implica una inversión estimada de 1250 millones de dólares. Además de la base naval en territorio nacional, la empresa china impulsará un proyecto de producción de amoníaco sintético, urea y glifosato, con el objetivo de respaldar las reservas del Banco Central.

La oposición ha reaccionado negativamente ante este acuerdo con China. La diputada nacional Mariana Zuvic anunció que presentará una denuncia penal contra los responsables de esta «entrega histórica de nuestra soberanía». También criticó al gobierno nacional por ocultar información sobre el contenido del memorándum durante los últimos nueve meses.

Por su parte, Miguel Ángel Pichetto expresó su oposición al proyecto y señaló la alineación que se desprende de la iniciativa de construir un puerto con capitales chinos en medio de la competencia estratégica entre Estados Unidos y China. Afirmó que estas decisiones generan tensiones con Occidente y Estados Unidos, y que son un tema de seguridad nacional.

El diputado nacional Fernando Iglesias publicó un mensaje irónico en inglés, diciendo «Vendiendo Argentina por el yuan». Por su parte, el senador nacional Pablo Daniel Blanco exigió la intervención del Canciller Santiago Cafiero para que el gobierno nacional exprese su posición sobre el memorándum.

Según el decreto provincial 3312/22, la empresa china Shaanxi Chemical Group invertirá en la construcción de una terminal portuaria multipropósito con recinto interno y una central eléctrica de 100MW. El gobierno chino ha elegido a Tierra del Fuego debido a sus recursos de gas natural y su potencial industrial.

El acuerdo también menciona la posibilidad de futuras inversiones chinas a través de la construcción de este puerto, que se ubicaría en Río Grande, una ciudad costera en la Isla Grande de Tierra del Fuego con acceso al Océano Atlántico y a la Antártida.

LEE TAMBIÉN: «Argenchina»: Gobernador de Tierra del Fuego firmó autorización para que el régimen chino construya puerto multipropósito

Un lugar estratégico

El decreto provincial 3312/22, firmado por Melella y enviado a la Legislatura fueguina, proporciona detalles sobre el acuerdo con China. Según el texto, Shaanxi Chemical Group realizará una inversión en la construcción de una terminal portuaria multipropósito con un recinto interno capaz de recibir embarcaciones de hasta 20 mil toneladas, junto con una central eléctrica de 100 MW.

El gobierno de Xi Jinping justifica la elección de esta provincia debido a su ubicación en el extremo sur de Sudamérica, su abundancia de recursos de gas natural y su creciente posición como una de las nuevas potencias industriales de Argentina, especialmente en el campo del ensamble tecnológico que se lleva a cabo en Tierra del Fuego.

Además, el acuerdo menciona la posibilidad de que se realicen nuevas inversiones chinas a través de la construcción de este puerto, que se considera el primer paso del proyecto. Según todos los indicios, este puerto se ubicaría en Río Grande, una ciudad costera en la costa noreste de la Isla Grande de Tierra del Fuego, en el mar argentino, con acceso directo al Océano Atlántico y una conexión hacia la Antártida. Sin dudas, un lugar que satisface completamente los deseos imperialistas del Partido Comunista chino.

La Franja y la Ruta

Lanzada en 2013, la iniciativa BRI de China, también conocida como “One Belt, One Road” o “la Nueva Ruta de la Seda”, es uno de los programas de desarrollo más ambiciosos y controvertidos del mundo.

A través de esta iniciativa, China ha invertido miles de millones de dólares en préstamos a los países con bajos ingresos para ayudar a construir sus proyectos masivos de infraestructura en lugares estratégicos, por ejemplo puertos y aeropuertos.

“Los puertos tienen doble uso en casi todos los países, tanto para uso civil como militar”, dijo Bonnie Glick, Administrador Adjunto de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) al programa American Thought Leaders de The Epoch Times.

“Y la forma en que China ha trazado el mapa del mundo, ha estado mirando estratégicamente los puertos más valiosos primero y por lo tanto, ha estado acercándose a esos países”, dijo Glick.

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS