Síguenos en nuestro canal de WhatsApp

«¡No le importa en absoluto!»: Críticas al gobierno chino por la inacción ante las tormentas de nieve que azotan al país

El caos se produjo en vísperas del Año Nuevo Lunar
0
Únete al debate

Una ola de frío inusual se ha extendido por China durante las dos últimas semanas, con un rápido descenso de las temperaturas a finales de enero que comenzó en el árido noroeste y se desplazó hacia el sur. El 1 de febrero, las fuertes nevadas y ventiscas habían afectado a 12 provincias, provocando cierres masivos de carreteras y del transporte público, así como accidentes en cadena en un momento en el que millones de personas realizan sus viajes anuales por el Año Nuevo chino para visitar a sus familiares o irse de vacaciones. 

Las tormentas de nieve son las peores que ha sufrido China desde 2009. Las provincias centrales chinas de Henan y Hubei, con una población conjunta de unos 150 millones de habitantes, se han visto especialmente afectadas. Esta zona no suele ver nevadas tan intensas, por lo que tanto los residentes como las autoridades no están preparados para las fuertes tormentas invernales. 

En más de 50 lugares de Hubei, Anhui y Henan se han batido récords de nieve comparado con el mismo periodo de años anteriores. En plena fiebre de viajes por el Año Nuevo chino, el transporte se ha visto gravemente afectado en muchos lugares, lo que ha afectado seriamente a los desplazamientos. A las 8 de la mañana del 6 de febrero, debido a las nevadas y al hielo, 129 tramos de carreteras de 17 provincias, incluidas Hubei y Hunan, estaban cerrados: 45 autopistas, 16 carreteras nacionales y 29 carreteras provinciales. Se cerraron 729 estaciones de peaje, 93 de ellas en autopistas.

Además, se interrumpieron muchas rutas ferroviarias debido al clima extremo, lo que dificultó aún más la tradicional migración del Año Nuevo chino.

En Henan, la agencia meteorológica provincial emitió el 31 de enero alertas azul y amarilla por ventiscas y hielo en las carreteras, respectivamente, y advirtió de que se esperaba que las tormentas de nieve continuaran hasta el 5 de febrero. 

A medida que se agravaron las tormentas, un gran número de internautas chinos informaron de casos de personas que se habían quedado tiradas en sus vehículos, de accidentes ocurridos al derrumbarse los techos por el peso de la nieve y de que las autoridades del Partido Comunista habían tomado medidas mínimas o, en algunos casos, meramente decorativas para despejar las carreteras y prestar ayuda.

Accidentes de tráfico y derrumbamiento de techos

En una autopista de Henan, las heladas condiciones de la calzada provocaron un accidente en cadena en la mañana del 5 de febrero. Testigos que publicaron fotos y vídeos en las redes sociales dijeron que en el accidente se vieron implicados entre 50 y 60 vehículos, y que varias personas resultaron heridas.

Una mujer, Meng Ziqi, contó al medio chino The Cover cómo se vio implicada en un accidente leve con otros cuatro vehículos en la autopista mientras conducía desde el este de China de vuelta a su ciudad natal en la provincia de Sichuan. «La carretera estaba muy resbaladiza y vi muchos accidentes por el camino. Muchos coches derraparon y chocaron contra la cinta verde divisoria».

«Los frenos fallaron», dice, describiendo el accidente que sufrió en el trayecto de la provincia de Jiangsu a la de Anhui. «Toda la parte delantera del coche quedó dañada y los airbags no se desplegaron». «Mi mente se quedó en blanco en ese momento, mi corazón latía con fuerza y mis piernas estuvieron débiles toda la noche».

Muchos internautas se vieron afectados por las adversas condiciones meteorológicas de camino a casa por el Año Nuevo Chino. Algunos publicaron en Internet o compartieron vídeos diciendo que se habían quedado atascados en la autopista debido a la lluvia y la nieve repentinas.

Un internauta dijo que su coche había sido golpeado por detrás de camino a casa, aunque afortunadamente nadie resultó herido: «La parte trasera del coche fue golpeada y las luces traseras quedaron dañadas. Llamé a la policía desde dentro del coche y nos dijeron que esperáramos en la estación de peaje más cercana porque había muchos accidentes más adelante. Espero que todo el mundo se mantenga a salvo».

En varias provincias, las tormentas de nieve provocaron el derrumbamiento de tejados y carpas en mercados agrícolas.

Según informes de los medios de comunicación continentales, hacia las 7 de la mañana del 4 de febrero, debido a una tormenta de nieve, el techo de un mercado de agricultores de la ciudad de Laoxin, en Qianjiang, provincia de Hubei, se derrumbó parcialmente, causando un muerto y otro herido. Un vendedor declaró que a primera hora del día 4 había casi 10 centímetros de nieve en el suelo y, hacia las 7 de la mañana, el tejado del mercado se derrumbó de repente. El vendedor dijo: «Una persona murió en el acto, y varias otras sufrieron fracturas».

Alrededor de las 16.00 horas de ese día, la mayor parte del tejado de un cobertizo de acero de 3.000 metros cuadrados de un mercado agrícola de Hubei se derrumbó debido al peso de la nieve en la parte superior, atrapando a una docena de personas debajo. Una situación similar se produjo en un mercado de tamaño comparable en Hunan, al sur, aunque por suerte el establecimiento estaba cerrado por las fiestas del Año Nuevo chino y nadie resultó herido.

Un edificio de la cafetería del campus oeste de la Universidad de Yangtze, en Jingzhou (Hubei), se derrumbó bajo la intensa nevada en la madrugada del 4 de febrero. La estructura de acero y hormigón del edificio llevó a algunos internautas a especular sobre la calidad de la construcción.

En la mañana del 5 de febrero, el techo de un mercado de verduras de la calle Renmin de Nanyang, en la provincia de Hunan, se derrumbó parcialmente debido a la nieve acumulada, dejando atrapadas a 14 personas. La operación de búsqueda y rescate terminó a la 1 de la tarde del mismo día, con el rescate de las 14 personas atrapadas. Sin embargo, una persona murió a causa de las graves heridas sufridas y las otras 13 resultaron heridas de diversa consideración.

Varados por la nieve y el tráfico

Además de los accidentes de tráfico causados por las tormentas de hielo y nieve, muchos chinos se encontraron atrapados en la autopista durante muchas horas o incluso días.

Según un informe del medio chino Southern Metropolis Daily, el 4 de febrero un hombre de Hunan, el Sr. Yang, que conducía por una zona montañosa, dijo que lo que solía ser una hora de viaje se alargó más de 11 horas. En la cima de una colina, muchos coches simplemente no podían cruzar debido al hielo.

«Vi muchos coches particulares abandonados temporalmente, y uno se incendió porque resbaló y el conductor siguió acelerando», dijo Yang.

También en Hunan, un hombre se echó a llorar tras permanecer atrapado en el tráfico durante más de 50 horas. Algunos internautas comentaron su difícil situación: «La distancia más lejana del mundo no es hasta los confines de la tierra, sino poder ver el humo de casa pero no poder alcanzarlo».

El Sr. Zhao Ming, que habló con el medio de comunicación estatal The Paper, describió cómo estuvo atrapado más de 40 horas en un autobús cerca de Wuhan, la capital provincial de Hubei. El motivo del retraso fue la lentitud de los trabajadores públicos a la hora de retirar la nieve.

Un residente de Hubei publicó en Weibo que tenía miedo de conducir su coche eléctrico para volver a Beijing, citando las carreteras cerradas en medio de las inclemencias del tiempo.

Decenas de vuelos con origen o destino en aeropuertos del centro de China también sufrieron retrasos, y muchos pasajeros tuvieron que esperar más de un día en los aeropuertos. Los comentarios en Internet criticaron la respuesta de las compañías aéreas, ya que algunos pasajeros se vieron obligados a esperar en sus aviones durante más de 7 horas antes de que se resolvieran los retrasos y se les permitiera desembarcar.

«O cancelan el vuelo antes de tiempo o [dejan que los pasajeros] esperen en la terminal una vez confirmado el retraso, en lugar de engañar a la gente para que se quede tanto tiempo en el avión», escribió un usuario.

El 6 de febrero, algunos viajeros llevaban tres días varados en el aeropuerto de Wuhan Tianhe. Algunos habían perdido el conocimiento, mientras que otros increpaban al personal. Situaciones similares se produjeron en los trenes, según los mensajes de Internet.

Los chinos, escépticos ante los esfuerzos del gobierno para limpiar la nieve

Mientras tanto, la situación en las carreteras no había remitido para muchos viajeros, que también estuvieron atrapados en atascos y nieve durante días. Un hombre de Xiaogan, en la provincia de Hubei, se lamentaba de su situación en una publicación en Internet, en la que describía cómo él y otras personas se habían quedado sin comida y estaban comiendo nieve para conseguir agua.

Para mantenerse calientes, algunos automovilistas tuvieron que aventurarse en el desierto para recoger leña.

En las redes sociales chinas se expresaron condolencias por los viajeros varados y se criticó la falta de respuesta oportuna o de medidas preventivas por parte del gobierno.

«Por muchas deficiencias que se hayan detectado, parece que no se ha avanzado nada cada vez que se produce una catástrofe», escribieron algunos.

También en la ciudad de Xiaogan, las publicaciones en las redes sociales revelaron que un tren se había visto obligado a detenerse en la zona, quedando parado sobre los raíles desde la tarde del 3 de febrero hasta la mañana del 5 de febrero. Los pasajeros se quedaron sin comida, la basura cubría el suelo y los baños estaban cerrados. Varios pasajeros se desmayaron.

Un comentario en Internet sobre los atascos en las autopistas decía: «Parece que están intentando matar de hambre a la gente. Con un atasco tan largo, sin ayuda material a gran escala, podría llevar 10 días o incluso medio mes despejar la autopista, sobre todo porque muchos vehículos ya se han quedado sin electricidad.»

«El pueblo chino sufre hambre y frío, y el gobierno hace la vista gorda, ¡no le importa en absoluto!», escribió otro.

En un vídeo se muestra una autopista cubierta de nieve blanca, con una larga fila de vehículos inmóviles en la carretera. Un hombre dice: «Hermanos, llevamos tres días y tres noches en la autopista. ¿Qué debemos hacer? ¿Alguna sugerencia?».

Algunos internautas sugieren irónicamente: «¡Suban un vídeo a WeChat o TikTok diciendo que quieren derrocar al Partido Comunista y derrocar a Xi Jinping!. Salvo circunstancias inesperadas, un helicóptero de la policía debería llegar en media hora».

Por: Li Muzi – Vision Times News

Apoya el periodismo independiente

Tu apoyo nos ayuda a seguir brindando un periodismo independiente, abierto y de calidad.

Apóyanos

Para permisos de reutilización de este contenido, por favor póngase en contacto a través de agencia@mldiario.com

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS