Mientras la población mundial supera los 8.000 millones de habitantes, las tasas de fecundidad siguen disminuyendo

0
Únete al debate

El 15 de noviembre, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) marcó oficialmente un hito importante; la población mundial de humanos en la Tierra superó los 8.000 millones.  

La estadística no se considera exacta. Es posible que se haya alcanzado el hito hace semanas o meses o, es posible que aún no hayamos alcanzado la marca, sin embargo, en términos generales, el 15 de noviembre de 2022 ahora se considera el día oficial en que se alcanzó el hito.

Según World Population Prospects 2022 de la ONU, se espera que la población de la Tierra alcance los 8.500 millones para 2030 y los 9.700 millones para 2050. Para la década de 2080, 10.400 millones de personas habitarán el planeta, una cifra que se espera que se estabilice hasta 2100, cuando se espera que la población para empiece a reducirse.

Entre los años 1804 y 1927 la población mundial creció de 1.000 millones a 2.000 millones y tomó otros 33 años para llegar a 3.000 millones. Desde entonces, el mundo agrega 1.000 millones de personas más cada 12,6 años más o menos.

Sin embargo, estas proyecciones no son aceptadas por todos los expertos en población. 

Darrell Bricker, director ejecutivo de Ipsos Public Affairs y miembro de la Escuela Munk de Asuntos Globales y Políticas Públicas de la Universidad de Toronto, dijo a Canadian Broadcasting Corporation (CBC): «Esta es la última vez que probablemente vamos a tener una conversación sobre llegar a otro marcador de 1.000 millones”. 

Bricker, coautor de Empty Planet: The Shock of Global Population Decline, cree que la población mundial será “entre ocho y nueve mil millones” para fines de siglo.

“La razón por la que no va a aumentar más que eso es porque… China ahora está registrando su tasa de natalidad más baja en la historia. India acaba de caer por debajo de la tasa de reemplazo de su tasa de natalidad. Eso es el 36% de toda la población mundial que ahora no está reemplazando o no está en el nivel de reemplazo de las tasas de natalidad”, argumenta.

Una vez que la población mundial alcance los 9.000 millones, Bricker cree que comenzará a caer aún más. 

El jefe de estimaciones de población y la sección de proyecciones de la división de población de la ONU, Patrick Gerland, se mantiene fiel a sus números, pero está de acuerdo en que la población se estabilizará en algún momento en un futuro cercano.

«Si se observan los resultados de algunas de las proyecciones alternativas elaboradas por otros grupos de investigación, los escenarios futuros alternativos elaborados por diferentes investigadores tienden a ser incluso más conservadores y a esperar que este declive general se produzca un poco antes y, en última instancia, un poco más rápido de lo que prevemos», admitió, añadiendo que la proyección de 10.400 millones es más un rango superior que uno inferior.

Las tasas de natalidad disminuyen prácticamente en todas partes

Las tasas de natalidad en las naciones industrializadas han estado disminuyendo durante algún tiempo y también se están registrando disminuciones en áreas del planeta donde las altas tasas de natalidad han sido la norma.

En Canadá, la tasa de crecimiento anual se redujo de alrededor del tres por ciento a fines de la década de 1950 a aproximadamente el 0,7% en 2020 y en los EE. UU. pasó de más del 2% a fines de la década de 1950 a alrededor del 0,2% en 2020. 

En África, donde la tasa de natalidad es la más alta, las tasas de natalidad se han reducido de 6,5 nacidos vivos por mujer entre 1950 y 1980 a aproximadamente 4,4 nacidos vivos por mujer en la actualidad.

Sin embargo, al considerar las tasas de natalidad, todos los ojos están puestos en China e India.

China, con una población de aproximadamente 1.400 millones de personas, e India, con una población ligeramente inferior, están experimentando fuertes descensos en las tasas de fertilidad. 

Bricker argumenta que “El factor individual más importante [para que la población se estabilice] es la disminución de las tasas de fertilidad. Si regresas a lugares como la India, su reproducción alcanzó su punto máximo alrededor de la década de 1970. Y ha ido disminuyendo desde entonces”.

China, un país famoso por su política de un solo hijo, ahora archivada, tiene una tasa de crecimiento anual de la población estancada en el cero por ciento, lo que supone un descenso significativo respecto al 3,5 por ciento de 1963.

“Este tipo de cambios transformacionales han ocurrido dentro de una generación. Entonces, la historia es básicamente que muchos, muchos, muchos países y regiones enfrentan cierto tipo de problema que ya está comenzando a volverse más [desafiante debido] al envejecimiento de la población”, dijo Gerland a CBC.

Según el informe de la ONU, la tasa mundial de fecundidad se encuentra actualmente en 2,3 nacimientos por mujer, una reducción significativa de los cinco nacimientos por mujer en 1950. Se espera que esta tasa baje a 2,1 para 2050. 

Una tasa de natalidad de 2,1 es la tasa más baja necesaria para mantener una población.

LEE MÁS:

Dando la alarma sobre la disminución de las tasas de natalidad

Si bien la sobrepoblación dominó la conversación durante años, la disminución de las tasas de natalidad que se está experimentando en todo el mundo ha llevado a muchos a dar la alarma.

Elon Musk, por ejemplo, afirma que el “colapso de la población” representa un riesgo mayor para la humanidad que el cambio climático. 

En una conferencia en mayo de 2022, Musk dijo que la humanidad necesita “al menos mantener nuestro número” y que “no necesariamente necesitamos crecer dramáticamente, pero no disminuyamos gradualmente hasta que la civilización termine con todos nosotros en pañales para adultos”.

El siguiente agosto Musk tuiteó, «el colapso de la población debido a las bajas tasas de natalidad es un riesgo mucho mayor para la civilización que el calentamiento global».

Sin embargo, las alarmas de Musk han sido ampliamente cuestionadas. La profesora Alice Reid, directora del Grupo de Cambridge para la Historia de la Población y la Estructura Social, dijo a Business Insider en septiembre de este año: “Aunque hay países que tienen poblaciones en declive como resultado de una fertilidad por debajo del reemplazo, en general, la población mundial sigue creciendo y probable que lo haga hasta el final del siglo”.

Reid dijo que un fenómeno conocido como «impulso de la población» será la razón por la cual el crecimiento de la población será la norma en las próximas décadas.

El impulso de la población explica por qué una población seguirá creciendo incluso cuando las tasas de fertilidad disminuyan. Ocurre cuando las tasas de mortalidad descienden, los jóvenes sobreviven a la niñez y una población que envejece vive más tiempo. 

Según Wikipedia, “el impulso de la población se produce porque no es solo el número de hijos por mujer lo que determina el crecimiento de la población, sino también el número de mujeres en edad reproductiva. Eventualmente, cuando la tasa de fertilidad alcanza la tasa de reemplazo y el tamaño de la población de mujeres en edad reproductiva se estabiliza, la población logra el equilibrio y el impulso de la población llega a su fin”.

Residentes de una residencia de ancianos caminan hacia un helicóptero para dar un paseo en Cordes-sur-Ciel, sur de Francia el 5 de septiembre de 2022. – Residentes y empleados de una residencia de ancianos en Cordes-sur-Ciel volaron durante unos minutos en un helicóptero, una salida excepcional para marcar el final de la secuencia Covid. (Imagen: CHARLY TRIBALLEAU/AFP vía Getty Images)

Apoyo a una población que envejece

La preocupación más inmediata para muchas naciones no es tanto el crecimiento de la población sino el envejecimiento. 

Según un informe del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, publicado en colaboración con el Departamento de Estado de EE. UU. titulado Por qué importa el envejecimiento de la población, “Por primera vez en la historia, y probablemente durante el resto de la historia humana, las personas de 65 años o más superarán en número a niños menores de 5 años”.

El informe predice que para el año 2030, 1.000 millones de personas, uno de cada ocho habitantes de la tierra, tendrá 65 años o más. 

Estas cifras presentan desafíos únicos para la infraestructura y la economía de un país. 

Las personas mayores trabajan menos, pagan menos impuestos y exigen más la infraestructura de atención médica de un país. Encontrar suficientes personas para cuidar a los ancianos también es un desafío importante, uno que asomó su fea cabeza durante la pandemia de COVID-19 que vio a los ancianos, incluso en países desarrollados, sucumbir a la enfermedad en gran parte debido a la falta de personal en los hogares de ancianos y preparación inadecuada para la pandemia.

Una población que envejece impone una carga severa a la economía de una nación.

«Cuando se trata de una población que envejece, se trata básicamente de personas que han pasado por la parte de consumo de su vida», dijo Bricker.

“Lo único que van a consumir ahora, más, probablemente sea servicios de atención médica y servicios de ocio. ¿Van a comprar muchos autos nuevos? No. ¿Van a comprar esa nueva gran casa familiar donde van a tener todo tipo de cunas y andadores y todo tipo de otras cosas para comprar? La respuesta es no”, agregó Broker.

“Creo que estamos como sonámbulos hacia un futuro que va a ser muy difícil de manejar”, ​​dijo. “Y que habrá todo tipo de desafíos en los que debemos comenzar a pensar hoy”.

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS