Meloni culpa al crimen organizado del «alarmante» fraude de visas para migrantes

0
Únete al debate

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, acusó a las bandas criminales de explotar los resquicios del sistema legal de visas para trabajadores extranjeros con el fin de introducir ilegalmente inmigrantes en el país. Un problema que, según Meloni, la fiscalía antimafia debe investigar.

En un discurso ante su gabinete el martes 4 de junio, Meloni afirmó: «Y los datos, que son aún más alarmantes, es que solo un porcentaje mínimo de extranjeros que han obtenido una visa para trabajar bajo el decreto han firmado realmente un contrato de trabajo».

«Para que se hagan una idea, en Campania, una región de la cual se han hecho solicitudes de permisos de trabajo para 157.000 personas, que es más de la mitad del total de solicitudes, menos del 3% de los que obtienen una visa de trabajo temporal en el sector agrícola o hotelero-turístico realmente firmó un contrato de trabajo», relató.

La primera ministra continuó: «Según mi opinión, significa que los flujos regulares de inmigrantes por razones de trabajo están siendo explotados fraudulentamente como un canal adicional para la inmigración irregular. Significa que, razonablemente, el crimen organizado se ha infiltrado en la gestión de las solicitudes, y los decretos se han utilizado como un mecanismo para permitir el acceso a Italia a través de un canal formalmente legal y sin riesgo para personas que no tendrían derecho, presumiblemente a cambio del pago de sumas de dinero».

Meloni enfatizó su determinación para abordar este problema: «Así que no dudé. Esta mañana, fui al Fiscal Nacional Antimafia y Antiterrorismo, Giovanni Melillo, y presenté un informe sobre los flujos de entrada a Italia de trabajadores extranjeros que se han producido en los últimos años utilizando los llamados decretos de flujo. Presentar un informe ante la autoridad judicial era necesario para determinar lo que había sucedido hasta ahora, pero también es necesario que el gobierno intervenga ahora para detener este mecanismo perverso y criminal para el futuro».

«Nos enfrentamos a un mecanismo de fraude y evasión de las dinámicas regulares de entrada con una interferencia importante del crimen organizado que debemos detener de inmediato. El gobierno ya está trabajando en una serie de regulaciones para detener este fenómeno, que llevaremos a una de las próximas reuniones del gabinete», advirtió Meloni. «Y mientras el gobierno identifica las soluciones necesarias para el futuro, espero claramente que se arroje plena luz sobre lo que ha sucedido en los últimos años».

Meloni hizo estos comentarios en el contexto de una postura dura de su gobierno de derecha contra la inmigración ilegal, que incluye una serie de medidas para reducir las llegadas. También ha ampliado los canales legales de inmigración laboral en respuesta a las crecientes escaseces de mano de obra.

El año pasado, aumentó las cuotas para visas de trabajo para ciudadanos no pertenecientes a la Unión Europea a un total de 452.000 para el periodo 2023-2025, un incremento de casi el 150% respecto a los tres años anteriores. En 2019, antes de la pandemia de COVID-19, Italia emitió solo 30.850 visas.

Según los datos del Ministerio del Interior, el número de migrantes irregulares que llegan a Italia por mar se ha reducido a la mitad en lo que va de 2024 en comparación con el mismo período del año pasado, a 21.574 personas.

(Con información de Reuters)

Apoya el periodismo independiente

Tu apoyo nos ayuda a seguir brindando un periodismo independiente, abierto y de calidad.

Apóyanos

Para permisos de reutilización de este contenido, por favor póngase en contacto a través de agencia@mldiario.com

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS