Republicanos del Congreso de EE. UU. buscan limitar la influencia de las coaliciones corporativas «climáticas»

0
Únete al debate

Un comité de legisladores estadounidenses realizó entrevistas a dos líderes de la Alianza Financiera de Glasgow para Net Zero (GFANZ) -el ex gobernador del banco central Mark Carney y la ex presidente de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, Mary Schapiro- en una escalada de su presión contra las coaliciones globales para abordar el cambio climático.

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes, controlado por republicanos encabezados por su presidente Jim Jordan, organizó las entrevistas a principios de este año por preocupación de que GFANZ «parece facilitar una colusión que puede violar la ley antimonopolio de Estados Unidos«, según cartas enviadas a GFANZ obtenidas por Reuters y personas familiarizadas con el asunto.

Varios estados controlados por los republicanos ya han estado apuntando a empresas de Wall Street por formar parte de coaliciones climáticas y comercializar productos de inversión centrados en el «medio ambiente, la sociedad y la gobernanza corporativa» (ESG), temiendo que estas iniciativas perjudiquen los empleos en la industria de los combustibles fósiles.

Sin embargo, esta última movilización de los republicanos a nivel federal marca una nueva fase en su disputa contra los ESG. Si bien es poco probable que se apruebe una legislación mientras los demócratas controlen la Casa Blanca y el Senado, cualquier proyecto de ley que propongan podría ofrecer pistas sobre lo que una nueva administración encabezada por el republicano Donald Trump, en caso de prevalecer en las elecciones de noviembre, podría intentar implementar.

El Comité Judicial también pidió entrevistar a Michael Bloomberg, el propietario mayoritario del proveedor de noticias y datos financieros del mismo nombre que ayuda a financiar la secretaría de GFANZ, así como a las funcionarias de GFANZ Patricia Hudson y Sara Simonds, según las cartas revisadas por Reuters. Aún no han aparecido y Reuters no pudo saber si planean hacerlo.

No se pudo contactar a Carney, Schapiro, Bloomberg, Hudson y Simonds para hacer comentarios, y un portavoz de GFANZ declinó hacer comentarios en nombre de ellos y de la organización.

Encabezado por Carney y respaldado por las Naciones Unidas, GFANZ se lanzó en 2021 para que las empresas financieras sirvieran de enlace en los esfuerzos para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero. Actualmente cuenta con más de 650 miembros, entre ellos bancos, aseguradoras, gestores de activos, proveedores de servicios financieros y consultores de inversiones.

Schapiro y Carney fueron entrevistados durante varias horas por el Comité Judicial el 14 de febrero y el 17 de abril, respectivamente, según dijeron fuentes familiarizadas con el asunto. Los abogados que trabajan para republicanos y demócratas en el Comité hicieron las preguntas, y Schapiro y Carney no estaban obligados a prestar juramento, agregaron las fuentes, solicitando el anonimato por no tratarse de un asunto público.

En las entrevistas, se les preguntó a Schapiro y Carney sobre sus comunicaciones con otros líderes de Wall Street, incluido el director ejecutivo de BlackRock, Larry Fink, dijeron las fuentes. Un portavoz de BlackRock no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El Comité judicial ha programado una audiencia para el 12 de junio para investigar más a fondo la colusión en la inversión ESG, según un aviso que circuló. Se espera que aparezcan grupos de inversores centrados en abordar el cambio climático.

Sin precedentes

Hasta ahora no se ha presentado ninguna demanda antimonopolio contra ninguna coalición de empresas climáticas. Sin embargo, el miedo a ser acusadas de colusión ha obligado a algunas empresas financieras a abandonar dichas coaliciones o las ha empujado a reducir su nivel de coordinación.

En el más destacado de estos casos, la Net Zero Insurance Alliance, una coalición de aseguradoras respaldada por GFANZ, se disolvió a principios de este año después de que muchos de sus miembros huyeran por temor a una represión antimonopolio en los estados en los que están reguladas, como Iowa. Esta agrupación fue reemplazada por el Foro para la Transición de los Seguros a Net Zero, que tiene requisitos de membresía más flexibles.

Las coaliciones climáticas también han sufrido por la falta de acción suficiente entre sus miembros. Las perspectivas de reducir las emisiones globales de CO2 a cero en términos netos -un objetivo surgido en el Acuerdo de París en 2015- han disminuido.

BlackRock, el administrador de activos más grande del mundo, ha estado en la vanguardia del escrutinio en algunos estados gobernados por republicanos por sus políticas ESG. Fink dijo que el año pasado BlackRock perdió alrededor de 4.000 millones de dólares en activos bajo gestión como resultado de la controversia. Ha dejado de utilizar el término ESG, argumentando que se ha politizado demasiado.

(Reuters – parcialmente modificada)

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS