La oposición venezolana está más unida que nunca para derrotar a Maduro en las elecciones

0
Únete al debate

La oposición venezolana está llevando a cabo una inusual campaña presidencial protagonizada por dos grandes figuras, ya que la ganadora de las primarias, María Corina Machado -que tiene prohibido ocupar un cargo-, hace campaña en favor de su sustituto, el hasta ahora de perfil bajo Edmundo González.

Ambos líderes emplean una retórica emocional, pidiendo a los votantes que apoyen los cambios que, según ellos, conducirán a una mayor libertad y al posible retorno de unos 7 millones de emigrantes que han huido de la reciente crisis económica de Venezuela.

A todos los venezolanos que están aquí hoy en todo el país, que este 28 de julio unidos votemos todos por Edmundo (González) como presidente de la República. Vamos a ganar. Viva Venezuela libre”, se puede escuchar a Corina Machado diciendo en uno de los últimos actos de campaña realizados a lo largo de todo el país. 

Es la primera vez en una década que la oposición, boicoteada en las elecciones de 2018, participa en una contienda presidencial. El presidente Nicolás Maduro, del partido socialista gobernante, busca su tercer mandato.

El gobierno de Maduro llegó a un acuerdo con la oposición el año pasado para celebrar elecciones, lo que llevó a Estados Unidos a aliviar temporalmente las sanciones petroleras a Venezuela. Washington volvió a imponer sanciones a la industria petrolera venezolana en abril por no hacer lo suficiente para que el proceso electoral fuera justo.

Los encuestadores han dicho que la campaña de Machado por todo el país, en la que promociona un póster de González, ha aumentado el reconocimiento de los votantes hacia él y que podría atraer la mitad de los votos, frente a un tercio para Maduro.

Muchos venezolanos mayores han permanecido en el país incluso cuando sus hijos y nietos se han marchado en busca de oportunidades en el extranjero, enviando remesas a casa para ayudar a sus familiares a sobrevivir en medio de la dolarización de facto.

Venezolanos, hoy nos encontramos frente a una encrucijada histórica. Nuestra nación está sumida en una profunda crisis debido al abuso de poder, la infame corrupción y un modelo inviable de desarrollo. Unos pocos nos han arrebatado los derechos a todos, los salarios, las pensiones, la luz, el agua, la ley y, lo más importante, la libertad”, expresó el candidato opositor González Urrutia en un acto de campaña llevado a cabo en La Victoria, Aragua, donde reconoció que no estaba originalmente en sus planes estar en la contienda presidencial, pero ahí está para hacerle frente al régimen de Maduro.

Maduro, cuyo gobierno ha dicho que González es un títere de Estados Unidos, tampoco ha hecho hincapié en políticas específicas durante su campaña, sino que ha dicho que la oposición es una oligarquía que no está interesada en los pobres de Venezuela.

Según explicó el analista político Oswaldo Ramírez, quién ha analizado el pensamiento de los votantes y el clima electoral en el país, “ésta es una elección en la mente del elector totalmente polarizada”. 

“Los votantes dicen que hay dos candidatos: Maduro para el oficialismo; González Urrutia, que es un candidato que vino de una forma bastante atropellada, es el candidato sustituto, que prestó su nombre por unas horas, y terminó convirtiéndose en el (candidato) definitivo”, agregó Ramírez en una entrevista informada por Reuters.

Pero el candidato real es el cambio liderado por María Corina Machado y es lo que está expresando la gente en los grupos focales”, concluyó. 

Además el analista dijo que: “No se veía una energía electoral de una persona recorriendo el país desde la época de Hugo Chávez. La oposición nunca había tenido estos niveles de sinergia con la población de forma espontánea tan evidente”. 

(Reuters)

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS