Síguenos en nuestro canal de WhatsApp

Investigadores de Stanford prueban que los cerebros de hombres y mujeres se comportan de manera diferente

0
Únete al debate

Utilizando un nuevo modelo de inteligencia artificial (IA), investigadores de Medicina de Stanford finalmente demostraron que los cerebros de hombres y mujeres se comportan de manera diferente.

De acuerdo con hallazgos revisados por pares publicados el 19 de febrero en Proceedings of the National Academy of Sciences, el modelo tuvo éxito en determinar si los escaneos de actividad cerebral provenían de un hombre o una mujer el 90 por ciento del tiempo.

“Los hallazgos… ayudan a resolver una larga controversia sobre si existen diferencias sexuales fiables en el cerebro humano”, dice un comunicado sobre los hallazgos.

El autor principal del estudio, Vinod Menon, dijo en el comunicado: “Esta es una prueba muy sólida de que el sexo es un firme determinante de la organización cerebral humana… Pasar por alto las diferencias de sexo en la organización cerebral” puede obstaculizar el tratamiento y diagnóstico adecuado de las afecciones neuropsiquiátricas.

“Una motivación clave para este estudio es que el sexo desempeña un papel crucial en el desarrollo del cerebro humano, en el envejecimiento y en la manifestación de trastornos psiquiátricos y neurológicos”, dijo Menon, PhD, profesor de psiquiatría y ciencias del comportamiento y director del Laboratorio de Neurociencia Cognitiva y Sistemas de Stanford.

El modelo de IA examinó los “puntos calientes” en el cerebro que le ayudaron a diferenciar entre un cerebro masculino o femenino. Estos puntos calientes incluyen la “red de modo predeterminado”, que es un sistema cerebral que nos ayuda a procesar información autorreferencial, y la “red del estriado y límbica”, que está “involucrada en el aprendizaje y cómo respondemos a las recompensas”.

Los investigadores señalaron que sus hallazgos no indican si las diferencias relacionadas con el sexo surgen temprano en la vida o están impulsadas por diferencias hormonales. Los hallazgos tampoco indican si las circunstancias sociales influyen o no en el comportamiento cerebral entre sexos.

Misterio resuelto

“Los investigadores han luchado durante mucho tiempo para conectar el sexo con diferencias concretas en el cerebro humano”, dijeron los investigadores, y agregaron que “las estructuras cerebrales tienden a parecerse mucho en hombres y mujeres, y investigaciones anteriores que examinaban cómo las regiones cerebrales trabajan juntas tampoco han arrojado indicadores cerebrales consistentes de sexo”.

Sin embargo, todo esto ha cambiado con este estudio reciente.

“El éxito del modelo sugiere que sí existen diferencias detectables de sexo en el cerebro pero simplemente no se han detectado de manera confiable antes. El hecho de que funcionara tan bien en diferentes conjuntos de datos, incluidos escaneos cerebrales de múltiples sitios en los EE. UU. y Europa, hace que los hallazgos sean especialmente convincentes, ya que controla muchos factores de confusión que pueden plagiar estudios de este tipo”, escribieron los investigadores.

Se ha entendido desde hace algún tiempo que existen diferencias cognitivas entre hombres y mujeres.

Según Diane Halpern, PhD, expresidenta de la Asociación Estadounidense de Psicología, escribiendo para Stanford Medicine Magazine en mayo de 2017: “La comprensión lectora y la capacidad de escritura de las mujeres superan consistentemente, en promedio, a la de los hombres. Superan a los hombres en las pruebas de coordinación motriz fina y velocidad perceptual. Son más hábiles para recuperar información de la memoria a largo plazo».

Sin embargo, hasta los hallazgos más recientes, las diferencias concretas en la organización cerebral eludían a los investigadores.

«IA explicable»

Menon dice que su investigación utilizó una herramienta de IA llamada «IA explicable», que puede filtrar grandes cantidades de datos para explicar cómo un modelo de IA toma una decisión.

Sin la herramienta, el modelo de IA podría filtrar y clasificar los cerebros en diferentes grupos pero no proporcionaría ninguna información sobre por qué ocurrió la clasificación.

Usando la herramienta, Menon y su equipo «identificaron las redes cerebrales que eran importantes para el modelo al juzgar si un escaneo cerebral provenía de un hombre o una mujer».

Su equipo creó modelos específicos por sexo de habilidades cognitivas y predijo con éxito el rendimiento cognitivo en hombres pero no en mujeres y viceversa, indicando que las características cerebrales varían entre sexos.

Menon dice que el modelo se puede usar para responder otras preguntas sobre el cerebro y que él y su equipo planean hacer que el modelo de IA sea público para que otros investigadores lo usen.

“Nuestros modelos de IA tienen una aplicabilidad muy amplia”, dijo Menon. “Un investigador podría usar nuestros modelos para buscar diferencias cerebrales relacionadas con deterioros en el aprendizaje o diferencias en el funcionamiento social, por ejemplo, aspectos que estamos interesados en comprender mejor para ayudar a las personas a adaptarse y superar estos desafíos”.

Apoya el periodismo independiente

Tu apoyo nos ayuda a seguir brindando un periodismo independiente, abierto y de calidad.

Apóyanos

Para permisos de reutilización de este contenido, por favor póngase en contacto a través de agencia@mldiario.com

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS