En un solo día, cientos de inmigrantes ilegales inundan Texas a través de Eagle Pass

0
Únete al debate

El 13 de julio, un grupo de inmigrantes ilegales, que se cuentan por centenares, cruzaron la frontera sur de Texas por Eagle Pass guiados por contrabandistas, a menudo denominados «coyotes», lo que supuso una presión adicional para las autoridades locales, que afirman que en un periodo reciente de siete días más de 13.000 inmigrantes entraron ilegalmente en Estados Unidos.

Según Fox News, las autoridades federales dijeron que el 12 de julio se produjeron más de 2.200 cruces ilegales en el sector de Del Río.

Los números masivos de la semana pasada solo se suman a una situación ya de por sí grave y parece que solo está empeorando. Muchos de los migrantes han viajado desde lugares tan lejanos como Cuba y Venezuela.   

Según los datos publicados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), tan solo en mayo se produjeron más de 239.000 encuentros con migrantes. Los números de junio aún no se han publicado. 

Para abordar la crisis, la Administración Biden está optando por centrar su respuesta en las «causas fundamentales» que, según la administración, incluyen la pobreza, la violencia y el cambio climático. La Casa Blanca también está buscando respuestas de los países de origen, ya que considera que la crisis también es un problema regional. 

El 12 de julio, Biden se reunió con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para discutir cómo sus dos países pueden trabajar juntos para abordar la trata de personas y el comercio mortal de fentanilo.

Según Fox News, Biden le dijo al presidente mexicano en la reunión: “Pero como sabe, señor presidente, necesitamos que todos los países de la región se unan a nosotros para rastrear esta industria de contrabando multimillonaria que se aprovecha de los más vulnerables, incluidos las 53 almas que murieron en un camión con remolque en San Antonio el mes pasado”.

En la reunión, Obrador supuestamente comprometió 1.500 millones de dólares en fondos para una infraestructura más amplia para el procesamiento y la seguridad. 

Cruces ilegales un juego mortal

Según los datos publicados más recientemente por la CBP, solo en 2020, 247 migrantes perdieron la vida al intentar cruzar la frontera sur hacia los Estados Unidos.

Esto contrasta marcadamente con los sectores fronterizos norte y costero que no registraron muertes durante el mismo período de tiempo. Sin embargo, los encuentros con inmigrantes ilegales son significativamente más bajos en los sectores fronterizos norte y costero que registraron 2155 y 2230 encuentros en 2020 respectivamente.  

Las detenciones de personas que cruzan la frontera ilegalmente han tenido una tendencia al alza durante años. Según datos de CBP, en 2017 se produjeron un total de 310.531 detenciones en todo Estados Unidos, 303.916 de ellas en la frontera suroeste. 

En 2018, las detenciones totales se dispararon a 404.142 con 396.579 en la frontera suroeste. 

Para 2019, CBP tuvo que lidiar con 859.501 detenciones masivas en los EE. UU., con la gran mayoría, 851.508, en la frontera sur. 

El personal limitado en la frontera suroeste solo agrava el problema. Según datos de CBP, los niveles de personal en la frontera sur se han desplomado de 18.516 personas en 2012 a solo 16.878 en 2020. 

LEE MÁS:

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS