Informe: Cómo Amazon se acercó a Beijing y difundió propaganda para hacer crecer su negocio en China

0
Únete al debate

Las empresas extranjeras que aspiran a hacer negocios en China se enfrentan a una serie de retos. La salida de Yahoo de China y la decisión de Microsoft Corp de cerrar LinkedIn demuestran lo difícil que es el entorno empresarial y los requisitos normativos en el país. 

Sin embargo, Amazon ha conseguido impulsar silenciosamente su negocio en China. Según una investigación de Reuters, el éxito de la empresa en el país tiene que ver en gran medida con la forma en que cooperó con el Partido Comunista chino.

Hace unos dos años, Amazon recibió una orden de Beijing mientras promocionaba una serie de discursos y escritos del presidente Xi Jinping en su sitio web chino.  

Según dos personas conocedoras del incidente, Beijing ordenó a Amazon que bloqueara todas las reseñas y valoraciones de los clientes. Una de las personas dijo que el decreto se inició después de una calificación negativa del libro de Xi. «Creo que el problema era todo lo que estuviera por debajo de las cinco estrellas», dijo otra persona. Cinco estrellas es la máxima calificación en Amazon. La empresa cumplió la orden. Ahora en Amazon.cn, hay cero calificaciones y reseñas para el libro publicado por el gobierno y los comentarios están desactivados.

Ya en 2018, Amazon describió algunos de los «problemas centrales» a los que se enfrentaba en China en un documento informativo interno. «El control ideológico y la propaganda es el núcleo del conjunto de herramientas para que el partido comunista logre y mantenga su éxito… No estamos haciendo un juicio sobre si es correcto o incorrecto», dice el documento visto por Reuters. 

El documento informativo junto con las entrevistas realizadas por el medio de comunicación apuntan a que la operación de Amazon en China está prosperando al ayudar al PCCh a lograr sus objetivos.

Amazon colaboró con una sección del equipo de propaganda de China para desarrollar un portal de venta en el sitio web de la compañía en Estados Unidos, Amazon.com, un proyecto bautizado como China Books. Posteriormente, China Books puso a la venta más de 90.000 libros, pero no generó muchos ingresos.

Sin embargo, Amazon vio la empresa como una puerta de entrada para asegurar el apoyo en China mientras construía sus negocios de comercio electrónico, computación en la nube y dispositivos de libros electrónicos Kindle. «El proyecto Amazon.com/China Books también ha obtenido un amplio reconocimiento entre los reguladores chinos», afirma el documento.

La mayoría de los libros de la oferta de China Books son apolíticos, como libros de cocina, cuentos infantiles y libros de texto en chino. Pero también hay algunos títulos que embellecen la imagen del Partido Comunista de China.

Un ejemplo es «Incredible Xinjiang: Stories of Passion and Heritage», que habla de la vida en Xinjiang, donde, según la ONU, más de un millón de uigures fueron enviados a campos de aislamiento. Sin embargo, el libro insiste en que la etnia no es un problema allí, repitiendo el mensaje de Beijing de que las minorías no han sido objeto de abusos.

Amazon justifica el programa como perfectamente legal. La empresa «cumple con todas las leyes y reglamentos aplicables, dondequiera que operemos, y China no es una excepción… Como vendedores de libros, creemos que es importante proporcionar acceso a la palabra escrita y a diversas perspectivas. Eso incluye libros que algunos pueden considerar objetables», dijo Amazon a Reuters.

China International Book Trading Corp (CIBTC), la empresa estatal que colabora con Amazon en los libros de China, dijo al medio de comunicación que el proyecto es una «relación comercial entre dos empresas». La Administración Nacional de Prensa y Publicaciones de China (NPPA), la división estatal de difusión con la que Amazon se asoció, se negó a comentar el asunto.

Un antiguo ejecutivo de Amazon que trabajó en China dijo que el proyecto de China Books fue una solución sugerida por el equipo de política pública de la empresa «para conseguir lo que queríamos en Kindle y otras cosas… Fue un gesto de aprobación».

En octubre de 2012, los organismos gubernamentales chinos otorgaron a China Books el título de «exportación cultural nacional clave». Dos meses después, Amazon comenzó a vender dispositivos Kindle y estableció su negocio de libros electrónicos en el país. A finales de 2017, China se convirtió en el mayor mercado de Kindle, con más del 40% de su volumen de ventas de dispositivos a nivel mundial. 

Al introducir Amazon Web Services (AWS), la empresa aumentó su presencia en China en 2013. Sin embargo, las cosas se complicaron para AWS cuando China exigió a los proveedores de la nube una nueva licencia que solo podían obtener las empresas de propiedad china.

Para poder continuar con sus operaciones, Amazon hizo un movimiento inesperado al pasar su tecnología de nube a empresas locales. Desde entonces, el negocio de AWS prosperó al atraer clientes clave en China. Un informe de la empresa de análisis iResearch en China revela que AWS es uno de los mayores proveedores de las empresas chinas en todo el mundo.

Foto del avatar
Maria Caminos

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS