«Guerra o paz»: El húngaro Orban espera un ascenso de la derecha en las elecciones al Parlamento Europeo

0
Únete al debate

Las próximas elecciones al Parlamento Europeo serán sobre «guerra o paz», advierte el primer ministro húngaro, Viktor Orban, en su principal mensaje electoral.

El mandatario está haciendo campaña en las elecciones europeas con la promesa de que solo su partido Fidesz representa la paz, y que aquellos que quieran evitar una inminente tercera guerra mundial deberían votar por él. Pero mientras habla de marchar a Bruselas para «ocupar» el corazón de la Unión Europea (UE), la verdadera lucha que enfrenta Orban es en casa, donde una nueva oposición política e incluso nuevas protestas de la oposición amenazan con alterar el statu quo.

Orban, un nacionalista que ha estado en el poder durante 14 años, espera que su partido Fidesz se beneficie de un aumento del apoyo de la derecha en toda Europa mientras se prepara para asumir la presidencia rotatoria de la Unión Europea para la segunda mitad del año.

El líder conservador ha estado realizando una gira de campaña cautelosa y sin publicidad pública por todo el país desde principios de mayo, donde ha estado advirtiendo a la gente que no vote por los partidos de la oposición, ya que todos están «pro-guerra», como dice Orban. Dice que los altos funcionarios de la Unión Europea «deben ser reemplazados», ya que arrastrarían a Europa a una guerra mundial.

En apoyo de este mensaje de campaña, se han multiplicado por todo el país carteles gubernamentales que representan a líderes de partidos de oposición como sirvientes de la presidente de la Comisión Europea, Ursula von Der Leyen, ofreciéndole «migración, género y guerra» en bandeja.

En un mercado en la ciudad oriental de Debrecen, muchos votantes estuvieron de acuerdo con la opinión de Orban.

«La llamada élite liberal de Europa occidental está creando propaganda contra el Estado-nación y propaganda a favor de la guerra, lo cual es realmente repulsivo y destructivo», dijo el carpintero Ervin Vajkay mientras tallaba un mapa de Hungría con una frontera como era la de la Gran Hungría antes de las Guerras Mundiales.

Orban ha estado durante mucho tiempo en desacuerdo con sus aliados de la UE y con Washington por una serie de cuestiones desde que las fuerzas rusas invadieron Ucrania en 2022, incluida la negativa a enviar armas a Kiev, el mantenimiento de vínculos económicos con Moscú y el retraso de la votación sobre la adhesión de Suecia a la OTAN. Budapest también se ha visto envuelta en disputas con la Comisión Europea sobre reformas del estado de derecho que resultaron en la suspensión de miles de millones de euros en fondos de la UE para Hungría.

El líder nacionalista se enfrenta a una de las elecciones más duras de sus 14 años de gobierno con la economía de su país en recesión, un escándalo de abuso que golpea su plataforma de valores familiares en el núcleo y un recién llegado político, Peter Magyar, que amenaza con alterar el statu quo. Magyar, de 43 años, ha atraído grandes multitudes a manifestaciones en las que acusó al gobierno de corrupción y de gestionar una maquinaria de propaganda.

Según el analista del think-tank liberal Capital Político, Robert Laszlo, Orban no saldrá reforzado tras las elecciones al PE a pesar de fijarse como gran objetivo cambiar la UE, y aunque se espera que los partidos de derechas tengan más influencia, estarán lejos de la mayoría.

Una encuesta reciente realizada por la encuestadora Median mostró que el partido de oposición de Magyar, Tisza, podría ganar hasta el 25% de los votos emitidos en Hungría en las elecciones al Parlamento Europeo, superado por el 45% de Fidesz.

(Reuters)

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS