Se triplican las muertes por fentanilo en Estados Unidos en solo 5 años

0
Únete al debate

Según un nuevo informe, publicado por el Centro Nacional de Ciencias de la Salud, las sobredosis de drogas debidas al fentanilo se triplicaron con creces en los Estados Unidos entre 2016 y 2021, y la crisis empeoró por la pandemia de COVID-19.

El informe indica que la tasa de mortalidad ajustada por edad aumentó a casi 22 sobredosis por cada 100.000 personas en 2021, y el aumento fue más pronunciado entre 2019 y 2021, el punto álgido de la pandemia. 

Las muertes por sobredosis de metanfetamina se cuadruplicaron y las muertes por sobredosis de cocaína se duplicaron durante el mismo período.

El fentanilo es una forma sintética de opioides, como la morfina, que es una droga barata y abundante que se extendió por las comunidades estadounidenses durante los bloqueos impuestos por la pandemia. Solo en 2021, la droga fue responsable de aproximadamente 80.000 muertes en los Estados Unidos.

Según Bloomberg, Anne Milgram, jefa de la Administración de Control de Drogas de EE. UU., dijo que la droga está «en todas partes» y la caracterizó como «la amenaza de drogas más letal que nuestra nación haya enfrentado».

Las sobredosis de fentanilo fueron altas entre todas las razas, regiones y grupos de edad; sin embargo, los autores del informe dijeron que las tasas de mortalidad fueron más altas entre los hombres y las personas de 25 a 44 años. Las poblaciones particularmente afectadas incluyen a los nativos de Alaska, los indios americanos y los negros. 

Otro estudio del NCHS, una división de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), también encontró que las muertes por sobredosis de oxicodona y heroína disminuyeron durante la pandemia, sin embargo, la disminución de las muertes por heroína fue estadísticamente insignificante.

LEE MÁS:

La China comunista y los cárteles de la droga mexicanos son los culpables

El informe, que solo analiza las muertes por sobredosis hasta 2021, no incluye las cifras de 2022. Según los CDC, en 2022 la asombrosa cantidad de 110.236 estadounidenses perdieron la vida por sobredosis de drogas, en gran parte debido al fentanilo.

La crisis es tan grave que la esperanza de vida estadounidense se ha desplomado a su nivel más bajo en casi dos décadas, según muestran los datos de los CDC. 

Según un informe de inteligencia no clasificado de la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA), “China sigue siendo la principal fuente de fentanilo y sustancias relacionadas con el fentanilo traficadas a través del correo internacional y el entorno de operaciones de envío urgente, así como la principal fuente de todas las sustancias relacionadas con el fentanilo traficados a los Estados Unidos”.

Aunque las autoridades del Partido Comunista Chino (PCCh) afirman que están tomando medidas para reprimir las zonas conocidas de fabricación de fentanilo, y han prometido adoptar otras medidas para frenar el flujo, estas promesas han servido de poco para impedir la entrada de la droga en Estados Unidos.

Un informe, publicado por Brookings Institution, una organización de política pública sin fines de lucro con sede en Washington, DC, en julio de 2020 argumentó que “es muy poco probable que China monte una cooperación antinarcóticos con Estados Unidos acercándose al nivel de su colaboración con Australia en metanfetaminas a menos que comienza a experimentar su propia epidemia de opioides sintéticos”, y agrega que el deterioro de las relaciones entre EE. UU. y China puede socavar aún más la voluntad de China de hacer cumplir con diligencia las regulaciones sobre el fentanilo.

Mientras que China proporciona las drogas, los cárteles de la droga mexicanos son responsables de su distribución. 

Según un comunicado de prensa de la DEA del 30 de diciembre de 2022, el fentanilo se produce en masa en instalaciones secretas en México “con productos químicos provenientes principalmente de China”.

La administración cree que dos cárteles mexicanos de la droga son los principales responsables de una gran cantidad del fentanilo ilícito que ingresa a los EE. UU. a través de la frontera sur, el Cártel de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación (CJNG).

A principios de enero de este año, el presidente Biden anunció que desde agosto del año pasado, “la Aduana y la Patrulla Fronteriza han incautado más de 20,000 libras de fentanilo letal” en la frontera sur.

Prometió reunirse con el presidente mexicano, López Obrador, durante la segunda semana de enero para hablar de diversos temas, como el refuerzo de la frontera sur y el cambio climático, pero no mencionó explícitamente la crisis del fentanilo, sino que se limitó a decir que hablaría de «otros temas».

Mientras tanto, la crisis del fentanilo sigue haciendo estragos en todo el continente, afectando a todos y cada uno de los estados.

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS