Síguenos en nuestro canal de WhatsApp

Fábrica china en Serbia acusada de explotar a trabajadores vietnamitas

0
Únete al debate

Alrededor de 500 trabajadores de Vietnam, que fueron contratados para construir una fábrica para Shandong Linglong Tire Co. de China en Serbia, supuestamente han sido sometidos a duras condiciones de vida y de trabajo que podrían afectar su salud y sus vidas.

Proclamada por funcionarios chinos y serbios como un signo de «asociación estratégica» entre las dos naciones, la empresa ha llamado la atención de los ambientalistas que están preocupados por la contaminación dañina que es muy probable que cause la producción de neumáticos. Con indicios de que los trabajadores vietnamitas podrían ser víctimas de la trata de personas o incluso de la esclavitud, el proyecto también ha sido objeto del escrutinio de los activistas de derechos humanos. 

Cuando los trabajadores llegaron por primera vez a Zrenjanin, una pequeña ciudad en el norte de Serbia, estaban alojados en barracones que carecían de calefacción, electricidad y agua potable. Además, no se les proporcionó comida suficiente y no tenían dinero. Sin la ayuda de las autoridades locales, básicamente se quedaron varados en una tierra extranjera.

La ONG de derechos de los trabajadores A11 y la ONG serbia contra la trata de personas ASTRA, las dos organizaciones que sacaron a la luz la historia, pidieron una respuesta urgente de las instituciones estatales el 17 de noviembre. Las ONG alegan que los trabajadores podrían ser víctimas de la trata laboral.

Aparte de los dormitorios abarrotados, solo se encontraron dos baños para el uso de casi 500 personas. Las horas de trabajo a menudo eran más largas de lo permitido por la ley; los salarios llegaron tarde; y cuando se pagó, fue en efectivo. El empleador niega a los trabajadores el equipo de protección personal y los costos de algunos de sus equipos de trabajo se deducen de sus pagos. Los trabajadores duermen en literas sin colchones.

“Estamos siendo testigos de una violación de los derechos humanos porque los (trabajadores) vietnamitas están trabajando en condiciones terribles…. Sus empleadores chinos les han quitado los pasaportes y los documentos de identidad… Llevan aquí desde mayo y solo recibieron un salario. Están tratando de regresar a Vietnam, pero primero necesitan recuperar sus documentos”, dijo a Associated Press (AP) el activista serbio Miso Zivanov de la organización no gubernamental Zrenjaninska Akcija (Acción Zrenjanin).

Los trabajadores dijeron al medio de comunicación que incluso se les negó atención médica cuando parecían presentar síntomas similares a COVID-19. Sus supervisores les indicaron que simplemente se quedaran en sus habitaciones. 

Uno de los trabajadores, Nguyen Van Tri, señaló que no se había implementado nada del contrato de trabajo que firmó en Vietnam. “Desde que llegamos aquí, nada es bueno… Todo es diferente a los documentos que firmamos en Vietnam. La vida es mala, la comida, las medicinas, el agua… todo está mal”, dijo.

Los trabajadores se han declarado en huelga dos veces hasta ahora. La primera vez fue porque no tenían suficiente comida y la segunda fue cuando sus salarios se retrasaron. En consecuencia, algunos de ellos han sido despedidos.

Sin embargo, Linglong negó cualquier responsabilidad hacia estos trabajadores. En cambio, la empresa culpó a los subcontratistas y agencias de empleo en Vietnam por la situación de los trabajadores. La firma insistió en que los salarios de los trabajadores se pagaban a tiempo de acuerdo con el número de horas trabajadas y negó que los vietnamitas vivieran en malas condiciones.

En lo que respecta al triste estado de los trabajadores, los funcionarios serbios se apresuraron a restar importancia a las irregularidades de los chinos. La primera ministra serbia, Ana Brnabic, argumentó que el «ataque» contra la fábrica de Linglong estaba siendo planeado por «aquellos contra las inversiones chinas» en Serbia. “Al principio, fue el medio ambiente. Ahora se olvidaron de eso y se concentraron en los trabajadores de allí. Pasado mañana habrá algo más”, dijo.

El abogado Rodoljub Sabic, ex comisionado de información de Serbia, calificó la actitud del estado hacia la cuestión de los trabajadores de Vietnam como “vergonzosa”. Cree que los hechos del caso proporcionan “motivos más que suficientes” para que la fiscalía intervenga. Y, sin embargo, no se ha tomado ninguna medida. La trata de personas puede conllevar una pena de prisión de hasta 12 años según la ley del país.

Serbia se ha convertido en uno de los puntos focales de las estrategias de expansión e inversión de Beijing. Para financiar la construcción de carreteras, ferrocarriles y otros proyectos, Serbia ha obtenido miles de millones de dólares en préstamos de bancos chinos.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS