Exsecretario provincial del Partido Comunista chino relata su reencarnación

0
Únete al debate

En las décadas de los cincuenta y sesenta la mayoría de los chinos seguían creyendo en el concepto de reencarnación y las historias de reencarnación también se transmitían de boca en boca.

Por ejemplo, durante décadas, la historia de la reencarnación de Li Zhengting, exsecretario del Comité Provincial de Fujian del Partido Comunista Chino (PCCh) y vicesecretario ejecutivo de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria, circuló ampliamente en Yulin, provincia septentrional de Shaanxi.

Según la historia, a finales de la dinastía Qing y principios de la República de China, había una familia influyente en la aldea Liujiapo del municipio de Shamao, en el condado de Shenmu. El jefe de familia era Liu Zitong, fue muy amable y generoso y ayudaba a los demás. Como resultado, fue bendecido y su familia se hizo más rica y próspera.

Cuatro años después de que Liu Zitong falleciera, un niño de cuatro años llamado «Baiwa», de una familia Li de la aldea de Xidouyu, en el mismo condado, afirmó ser la reencarnación de Liu Zitong.

Cuando el hijo de Liu Zitong se enteró, fue a ver a Baiwa para comprobarlo. Descubrió que Baiwa no sólo sabía su nombre, sino también muchos asuntos familiares conocidos sólo en la casa Liu.

Se decía que Liu Zitong había enterrado muchas monedas de plata en vida en lugares que sólo él conocía. Su hijo había oído hablar vagamente de ello a otros miembros de la familia. Así que preguntó a Baiwa dónde estaba enterrada la plata. Baiwa le dijo enseguida un lugar.

Cuando el hijo de Liu Zitong volvió a casa, desenterró un gran tarro lleno de monedas de plata justo donde Baiwa le había dicho que estaría, pero no le dio nada a la familia de Baiwa. Baiwa se enfadó bastante por eso y vio que a los descendientes de la familia Liu les quedaba poca virtud y que la familia iba a caer en picado. Como resultado, nunca mencionó dónde más estaban enterrados las monedas de plata.

LEE TAMBIÉN: Historias de reencarnación emitidas en el Discovery Channel

Debido a la pobreza, Baiwa fue adoptado por una familia Wang de la aldea de Houshengou cuando tenía 13 años. Más tarde, se alistó en el ejército y sirvió a las órdenes de Liu Zhidan, comandante militar y líder comunista, que estableció la Base de Shaanxi-Gansu-Ningxia en el noroeste de China, que más tarde se convertiría en el Soviet de Yan’an de Mao.

Tras la toma del poder por el PCCh en 1949, Li Zhengting (Baiwa) desempeñó una serie de altos cargos, como vicesecretario de la ciudad de Harbin, viceministro de Trabajo, secretario del PCCh de la provincia de Fujian y vicesecretario de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria, entre otros. Murió en 2011.

Según los habitantes de las aldeas de Xidouyu y Houshengou, Baiwa les contaba la historia de su reencarnación desde niño. La historia era la siguiente:

Tras la muerte de Liu Zitong, se encontró en cuclillas sobre la viga de la puerta exterior de la cueva de su familia. Vio a toda su familia vestida de luto y a la gente yendo y viniendo.

Bajó del muro, pero ninguno de sus familiares o amigos pudo verle. Siguió el flujo de gente hasta la gran fosa donde estaba su ataúd, pero la fosa era como un agujero negro sin fondo. Entonces, un geomántico empezó a cantar.

De repente, un torbellino se dirigió directamente hacia Liu Zitong, tratando de arrastrarlo a la tumba. Liu Zitong luchó con todas sus fuerzas para escapar, corrió montaña abajo, se subió a un burro y llegó hasta un patio de la aldea de Xidouyu, en el municipio de Wanzhen. Se escondió bajo la silla del burro durante toda la noche.

Al día siguiente, subió a lo alto de la cueva y vio que salía humo de una chimenea. Se preguntó por qué salía humo, ya que no era hora de cocinar. Se acercó a la chimenea para echar un vistazo, pero cayó directamente en ella. Cuando volvió a mirar, vio que se había convertido en un recién nacido con manos y pies pequeños. La familia lo llamó «Baiwa».

Lo extraño fue que Baiwa supo ahuyentar a las gallinas que picoteaban arroz en la estufa de ladrillo al día siguiente de nacer, e incluso gritó «águila» en el dialecto local para espantar a las gallinas.

Esto ocurrió varias veces, lo que aterrorizó a su abuela, que le dijo: «Si vuelves a hablar, te ahogarán en un urinario como a un monstruo». Al oír eso, Baiwa dejó de hablar.

De niño, Baiwa decía a menudo a los aldeanos que algún día llegaría a ser un alto funcionario, pero todos se reían de él, diciendo: «¡Eres tan pobre que ni siquiera sabes de dónde vendrá tu próxima comida, y sin embargo hablas de llegar a ser un gran funcionario!». Nadie esperaba que la predicción de Baiwa se hiciera realidad más adelante en su vida.

Sin embargo, la historia de la reencarnación de Li Zhengting (Baiwa) cruzó la línea roja del ateo PCCh. Durante la Revolución Cultural, cuando ocupaba el cargo de primer viceministro del Ministerio de Trabajo, las autoridades de Beijing enviaron dos grupos de investigadores a su ciudad natal para averiguar si había difundido «supersticiones feudales».

Los funcionarios del primer grupo se mostraron comprensivos con Li Zhengting. Dijeron a los aldeanos locales que negaran que Li Zhengting les hubiera contado nunca historias sobre su reencarnación.

Cuando el segundo grupo llegó al día siguiente y pidió a los aldeanos que confirmaran que Li Zhengting les había promovido la superstición, nadie en el pueblo lo hizo, y así protegieron a Li Zhengting.

Aun así, Li Zhengting fue perseguido durante cuatro años durante la Revolución Cultural. Tras la Revolución Cultural, su caso fue reparado y fue nombrado vicesecretario ejecutivo de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria.

En las décadas de los ochenta y noventa regresó en numerosas ocasiones a su ciudad natal para visitar a sus familiares y se reunió con los descendientes de Liu Zitong.

A mediados de la década los noventa, la práctica del qigong se hizo popular entre la población china. Alguien entrevistó a Li Zhengting, pero este ya no se atrevió a mencionar su experiencia de reencarnación, traumatizado por lo que había pasado durante la Revolución Cultural.

Artículo publicado originalmente en Minghui.org

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS