Síguenos en nuestro canal de WhatsApp

Exempleados demandan a Zuckerberg y esposa por discriminación y acoso sexual

0
Únete al debate

Dos antiguos empleados del hogar del director general de Facebook, Mark Zuckerberg, y su esposa, la Dra. Priscilla Chan, han presentado demandas contra la pareja multimillonaria y sus diversas unidades empresariales relacionadas con la familia. Las exempleadas alegan que sufrieron discriminación y acoso sexual.

Las dos demandas fueron presentadas por los demandantes en el Tribunal Superior del Condado de San Francisco el 20 de septiembre. Tanto Zuckerberg como la Dra. Chan son nombrados como demandados en cada una de las demandas, junto con ciertos supervisores que, según los demandantes, han cometido mala conducta.

Las demandas alegan que las empresas que gestionan los eventos personales de la pareja son responsables de una serie de delitos que van desde la discriminación por motivos de género, raza y orientación sexual hasta la falta de pago de salarios.

La primera demanda fue presentada por Mia King, quien trabajaba para una empresa de seguridad externa llamada Limitless Specialty Services LLC. Los documentos judiciales la describieron como una mujer negra y miembro de la comunidad LGBTQ. Se desempeñó como asistente de operaciones de seguridad desde mayo de 2018 hasta febrero de 2019.

En su denuncia de 29 páginas, King dijo que fue víctima de acoso y discriminación racial y sexual. Su denuncia estaba dirigida principalmente contra el exjefe de seguridad Liam Booth, quien se refirió a ella como «gueto» y utilizó otros insultos inflamatorios. Booth también dijo que no se merecía el trabajo y que solo la contrataron porque la Iniciativa Chan Zuckerberg insistió en que se contratara a una mujer negra para el trabajo. 

King también afirmó que “con frecuencia” en su presencia se hacían “comentarios abiertamente sexualizados dirigidos a empleados abiertamente homosexuales”. Aparte de esto, King alegó que la obligaron a trabajar los fines de semana sin paga, y su supervisor alegó que se debía a que ella era «de color» hasta cierto punto.

Cuando King trató de plantear los problemas sobre el ambiente de trabajo nocivo, su superior Monica Moorhouse le aconsejó «actuar en consecuencia» porque «los hombres están en el liderazgo aquí, los hombres están en el poder.» King fue finalmente despedida en febrero de 2019.

La segunda denuncia fue presentada por un hombre no identificado conocido como John Doe. Trabajó desde enero de 2017 hasta marzo de 2019 como “Gerente de Operaciones Domésticas”. Doe, que es abiertamente gay y sufre de epilepsia, fue agredido sexualmente por Booth y tratado injustamente debido a su discapacidad y orientación sexual. “El demandante fue ilegalmente insultado, ridiculizado, degradado, manoseado, sometido a proposiciones y agredido sexualmente… Los acusados ​​estaban al tanto de esta mala conducta”, dice la demanda.

Doe se quejó de que Booth le preguntó sobre su sexualidad y se burló de él con «actos sexuales lascivos». En julio de 2018, Booth le dio una palmada en la ingle a Doe en un restaurante de sushi frente a otros empleados. En octubre de 2018, Doe afirmó que Booth tocó sus nalgas en la propiedad de Zuckerberg en Montana.

A lo largo de su empleo, Doe, que era responsable de supervisar y gestionar varias propiedades para la familia Zuckerberg, se vio obligado a trabajar más de ocho horas al día y 40 horas a la semana. Nunca fue compensado por ello. En febrero de 2019, Doe envió directamente un correo electrónico a Zuckerberg y a la doctora Chan en relación con sus quejas, pero no recibió ninguna respuesta de la pareja. En cambio, fue «despedido constructivamente» unas semanas después.

Ben LaBolt, portavoz de la familia Zuckerberg-Chan, respondió a las acusaciones afirmando que las denuncias se han investigado durante varias semanas y no se han encontrado pruebas de irregularidades. 

«Cualquier queja que se presente a nuestro personal de recursos humanos se toma en serio, se investiga y se aborda… Estamos orgullosos del equipo de profesionales que trabajan en el family office y confiamos en que estas reclamaciones, que buscan desacreditar injustamente a nuestros colegas, fracasarán», dijo él en un correo electrónico. 

Tanto King como Doe han apelado para que sus casos sean escuchados ante un jurado. Según un comunicado del Employee Justice Legal Group, los exempleados «están ansiosos por ejercer sus derechos constitucionales para que se escuche la verdad».

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS