EEUU no se retracta de comentarios de Biden sobre Xi Jinping

Los comentarios de Biden volvieron a sacar a relucir el incidente del globo espía, que los funcionarios de la administración han tratado de dejar atrás desde que el presidente señaló un deshielo en las relaciones en mayo.
0
Únete al debate

La Casa Blanca no se retracta de los comentarios hechos por el presidente Joe Biden en que comparó al presidente chino, Xi Jinping, con un dictador.

“No debería sorprender que el presidente hable con franqueza sobre China y las diferencias que tenemos; ciertamente no estamos solos en eso”, dijo un alto funcionario de la administración en un comunicado enviado a la Voz de América el miércoles.

En una recaudación de fondos en California para su campaña presidencial de 2024, Biden dijo el martes que Xi desconocía y estaba avergonzado por un supuesto globo espía chino que volaba sobre territorio estadounidense y que el ejército estadounidense derribó en febrero.

«Eso es una gran vergüenza para los dictadores. Cuando no sabían lo que había pasado. Cuando lo derribaron, estaba muy avergonzado. Negó que estuviera allí», explicó Biden.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China respondió diciendo que los comentarios de Biden “violaron gravemente la dignidad política de China y equivalieron a una provocación política pública”.

«Los comentarios relevantes de la parte estadounidense son extremadamente absurdos e irresponsables, violan seriamente los hechos básicos, el protocolo diplomático y la dignidad política de China», dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mao Ning, en una sesión informativa.

«China está fuertemente insatisfecha y firmemente opuesta a esto», agregó.

Por lo general, a la prensa se le prohíbe grabar tales eventos de recaudación de fondos, pero la Casa Blanca proporcionó una transcripción de los comentarios de Biden.

Los comentarios fueron especialmente notables ya que se hicieron un día después de que el secretario de Estado Antony Blinken visitara Beijing para reparar las relaciones bilaterales que han alcanzado un mínimo histórico. La visita de Blinken, originalmente programada para febrero, fue pospuesta por Washington después de que el globo espía fuera destruido.

Si bien la visita de Blinken no produjo ningún avance importante, él y Xi acordaron estabilizar la rivalidad entre Estados Unidos y China para que no se convierta en un conflicto.

Washington rechaza la idea de que los comentarios de Biden sean contraproducentes para los esfuerzos de su principal diplomático.

«Seguiremos manejando responsablemente esta relación, mantendremos abiertas las líneas de comunicación con la República Popular China, pero eso, por supuesto, no significa que no seremos francos y directos sobre nuestras diferencias», dijo el portavoz del Departamento de Estado, Vedant Patel, en su sesión informativa el miércoles. .

«Hemos sido muy claros sobre las áreas en las que no estamos de acuerdo, incluidas las claras diferencias que vemos cuando se trata de democracias y autocracias», agregó.

Los comentarios de Biden volvieron a sacar a relucir el incidente del globo espía, que los funcionarios de la administración han tratado de dejar atrás desde que el presidente señaló un deshielo en las relaciones en mayo, tras una reunión entre el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, y el principal diplomático del Partido Comunista chino, Wang Yi.

Presión interna

Biden se enfrenta a la presión interna de los republicanos en el Congreso que han tratado de retratar a su administración como débil con China y caracterizaron los esfuerzos para enmendar los lazos con Beijing como

La semana pasada, un grupo de senadores republicanos envió una carta a Biden instando a una rendición de cuentas pública de la evaluación de su administración sobre el globo espía y expresando su frustración por su «fracaso en confrontar las descaradas amenazas de China a la seguridad y soberanía de Estados Unidos».

«Los republicanos no lo dejarán pasar porque les proporciona municiones adicionales», dijo Michael Swaine, investigador principal del Quincy Institute for Responsible Statecraft. “Hay francotiradores en el partido, gente en el Congreso que piensa que sabe mejor cómo manejar la relación, cuando no es así”, dijo a la VOA.

Tensiones crecientes

La amarga retórica muestra cuán desafiante es reducir las tensiones y reactivar la comunicación entre los dos rivales.

«Si los compromisos que estamos viendo son seguidos por críticas tan directas de funcionarios de alto nivel, creo que la parte china se preguntará cuál es el objetivo del compromiso en primer lugar», dijo Zack Cooper, miembro del Instituto Americano de la Empresa.

«Creo que probablemente habrá algunas conversaciones bastante difíciles entre Beijing y Washington en los próximos días y las próximas semanas», dijo Cooper a la VOA.

Moscú también condenó los comentarios de Biden. El miércoles, el Kremlin dijo que los comentarios reflejaban la política exterior «impredecible» de la administración estadounidense.

«Esta es una manifestación muy contradictoria de la política exterior de Estados Unidos, que apunta a un elemento significativo de imprevisibilidad», dijo el portavoz Dimitri Peskov.

Crédito: Voz de América

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS