EE. UU. impondrá nuevas restricciones de visado a funcionarios de Hong Kong por la represión de los derechos humanos

0
Únete al debate

Estados Unidos anunció el viernes que impondrá nuevas restricciones de visado a varios funcionarios de Hong Kong por la represión de los derechos y libertades en el territorio gobernado por el régimen comunista chino.

El Secretario de Estado, Antony Blinken, declaró que en el último año China ha seguido tomando medidas contra el prometido alto grado de autonomía, las instituciones democráticas y los derechos y libertades de Hong Kong, incluso con la reciente promulgación de una nueva ley de seguridad nacional conocida como Artículo 23.

«En respuesta, el Departamento de Estado anuncia que está tomando medidas para imponer nuevas restricciones de visado a múltiples funcionarios de Hong Kong responsables de la intensificación de la represión de los derechos y libertades», dijo Blinken en un comunicado.

El comunicado no identificaba a los funcionarios que serían objeto de estas medidas.

En noviembre, Hong Kong condenó un proyecto de ley estadounidense que pedía la imposición de sanciones a 49 funcionarios, jueces y fiscales de Hong Kong implicados en casos de seguridad nacional, afirmando que los legisladores estadounidenses eran grandilocuentes e intentaban intimidar a la ciudad.

Entre los funcionarios citados en la Ley de Sanciones de Hong Kong figuran el Secretario de Justicia, Paul Lam, el Jefe de Policía, Raymond Siu, y los jueces Andrew Cheung, Andrew Chan, Johnny Chan, Alex Lee, Esther Toh y Amanda Woodcock.

Estados Unidos ha impuesto en el pasado restricciones de visado y otras sanciones a funcionarios de Hong Kong a los que se acusa de socavar las libertades y ha anunciado el fin del trato económico especial que el territorio disfrutaba desde hace tiempo en virtud de la legislación estadounidense.

También ha advertido de que las instituciones financieras extranjeras que realicen negocios con ellos serían objeto de sanciones.

La Ley de Política de Hong Kong de Estados Unidos exige que el Departamento de Estado informe cada año al Congreso sobre las condiciones en Hong Kong.

«Este año, he vuelto a certificar que Hong Kong no merece el mismo trato que las leyes estadounidenses aplicaban a Hong Kong antes del 1 de julio de 1997», dijo Blinken, refiriéndose a cuando Hong Kong fue devuelto a China por Gran Bretaña.

«El informe de este año recoge la intensificación de la represión y las medidas enérgicas adoptadas por las autoridades chinas y hongkonesas contra la sociedad civil, los medios de comunicación y las voces disidentes, incluida la emisión de recompensas y órdenes de detención contra más de una docena de activistas prodemocráticos que viven fuera de Hong Kong», dijo Blinken, refiriéndose a la República Popular China.

La Oficina del Comisionado del Ministerio de Asuntos Exteriores chino en Hong Kong afirmó que el informe y las declaraciones emitidas por Blinken «confundían el bien y el mal» y «estigmatizaban» la ley de seguridad nacional de Hong Kong y el sistema electoral de la ciudad.

La amenaza de sancionar a funcionarios hongkoneses «interfiere groseramente» en los asuntos de Hong Kong y en los asuntos internos de China, declaró un portavoz en un comunicado emitido el sábado.

«En lugar de actuar como el policía del mundo y emitir un «informe anual sobre la Ley de Política de Hong Kong», Estados Unidos debería tomarse un tiempo para examinarse a sí mismo».

La embajada de China en Washington dijo que deploraba enérgicamente y se oponía firmemente a las amenazas de Estados Unidos de «imponer sanciones unilaterales injustificadas» a Hong Kong.

«La parte estadounidense ignora los hechos, hace comentarios irresponsables sobre los asuntos de Hong Kong y lanza acusaciones infundadas» contra los gobiernos chino y hongkonés, publicó la embajada en su página web.

«Estados Unidos debe dejar inmediatamente de interferir en los asuntos de Hong Kong y otros asuntos internos de China», añadió.

Radio Free Asia, financiada por Estados Unidos, dijo el viernes que había cerrado su oficina de Hong Kong, alegando preocupaciones por la seguridad del personal tras la promulgación de la nueva ley de seguridad nacional.

Hong Kong, antigua colonia británica, volvió al dominio chino con la garantía de que se protegería su alto grado de autonomía y libertades bajo la fórmula «un país, dos sistemas».

En los últimos años, muchos políticos y activistas prodemocráticos han sido encarcelados o se han exiliado, y se han cerrado medios de comunicación liberales y grupos de la sociedad civil.

Este mes, en una declaración conjunta, 145 grupos comunitarios y de defensa condenaron la ley de seguridad y pidieron sanciones para los funcionarios implicados en su aprobación, así como una revisión de la situación de las Oficinas Económicas y Comerciales de Hong Kong en todo el mundo.

(Reuters)

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS