Síguenos en nuestro canal de WhatsApp

Documentos de Epstein: Trump nunca visitó la isla ni la mansión del delincuente sexual

0
Únete al debate

Los documentos judiciales recientemente revelados del caso de la socia del exconvicto sexual, Jeffrey Epstein, demuestran que el expresidente estadounidense Donald Trump nunca visitó la isla privada ni la mansión del fallecido financista.

La información corrobora lo que siempre ha sostenido el propio Trump y sus allegados: que si bien conocía a Epstein, no había estado en su isla ni en su lujoso rancho en Santa Fe, Nuevo México, Estados Unidos. De hecho, el líder del movimiento MAGA prohibió su entrada a Mar-a-Lago luego de que se conociera que estaba acusado de trata de personas y pedofilia.

Epstein era un millonario delincuente sexual -vinculado con personas de alto perfil- que fue encontrado muerto en su celda del Centro Correccional Metropolitano de Nueva York mientras esperaba su juicio por trata de personas en 2019.

A diferencia de Trump, el exmandatario demócrata, Bill Clinton, estaba sumamente vinculado a Epstein, apareciendo unas 50 de veces mencionado en los documentos recientemente revelados por la juez de distrito Loretta Preska.

«A Clinton le gustan jóvenes, refiriéndose a chicas», dice por ejemplo una de las citas del expediente.

Los documentos en cuestión provienen de una demanda civil contra Ghislaine Maxwell, socia y amante de Epstein, quien fue acusada de facilitar el abuso sexual de la denunciante Virginia Giuffre, quien afirmó ser víctima de trata por años en la isla privada de Epstein.

Giuffre denunció que Epstein y Maxwell la obligaron a mantener relaciones sexuales con el príncipe Andrew de Inglaterra y varias otras figuras de renombre. El príncipe de Gran Bretaña negó las acusaciones y, posteriormente, llegó a acuerdo con Giuffre en una demanda que ella misma interpuso contra él.

Maxwell, por su parte, se encuentra cumpliendo una sentencia de 20 años de cárcel en Florida por facilitar menores de edad con fines sexuales a Epstein.

La juez Preska entendió, que a esta altura del proceso judicial, ya no había justificación legal para seguir ocultando los nombres de las cientos de personas identificadas como “John y Jane Doe” en los registros que -hasta ahora- habían sido modificados para proteger sus identidades.

Para permisos de reutilización de este contenido, por favor póngase en contacto a través de agencia@mldiario.com

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS