Diputado adelanta que Argentina no adherirá al Tratado de Pandemias de la OMS

0
Únete al debate

El diputado nacional Beltrán Benedit aseguró, tras una reunión exclusiva con el ministro de Salud de la Nación, Mario Russo, que Argentina no suscribirá al Tratado de Pandemias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni aceptará las enmiendas al Reglamento Sanitario Internacional (RSI) propuestas por el organismo.

El legislador entrerriano comunicó la noticia a través de un posteo en su cuenta de X diciendo: “ARGENTINA LIBRE!!…NUESTRO PAÍS NO SUSCRIBIRÁ AL TRATADO PANDÉMICO CON LA OMS NI ADHERIRÁ A NINGÚN CONVENIO INTERNACIONAL QUE IMPLIQUE DELEGACIÓN DE SOBERANÍA”

Y aclara: “Esto nos transmitió el Ministro de Salud M. Russo y su equipo ayer en reunión…  Además, expresaron con absoluta claridad que en coincidencia con el Proyecto de Declaración presentado en la HCDN y el pedido de miles de argentinos, NO se firmará ninguna intención de acuerdo y/o reglamento actual o futuro que esté por encima de nuestra Constitución Nacional!”.

La semana pasada, Benedit -perteneciente al espacio político liderado por presidente Javier Milei- junto a otros 14 legisladores, presentó un proyecto de declaración ante el Congreso de la Nación, para elevar la preocupación ciudadana e instar al gobierno nacional argentino a rechazar la adhesión al tratado internacional alegando una “grave” amenaza a la soberanía sanitaria de Argentina.

Dado que el tiempo apremia -ya que la decisión de Argentina de adherir o no al tratado debe confirmarse en la 77.° Asamblea Mundial de la Salud del 27 de mayo al 1 de junio próximos- los diputados firmantes del proyecto convocaron a las autoridades sanitarias nacionales a una reunión de urgencia, porque la propuesta presentada no llegó a tratarse en la Cámara de Diputados a tiempo. “Quisimos acortar camino para obtener un resultado”, explicó Benedit en una entrevista con el diario La Prensa.

La reunión fue concedida y en ella participaron el ministro de Salud de la Nación, Mario Russo y la jefe de gabinete del Ministerio de Salud nacional, Silvia Prieri, quien representará a la Argentina en la Asamblea Mundial de la OMS. 

Benedit dijo a La Prensa que la reunión fue buena, que las autoridades conocían sobre el tema y que “estaban con la misma línea de pensamiento de no delegar la soberanía sanitaria a ningún organismo supranacional”.

Fue ella misma [Prieri], con el asentimiento del ministro, quien nos dijo que la Argentina nunca iba a firmar un tratado ni algo parecido, ni ahora ni a futuro, que obligue a tener que subordinarse a leyes o normas que estén por encima de la Constitución Nacional”, explicó el diputado, calificando las palabras de la funcionaria como “una respuesta clara, contundente”.

En qué consiste el Tratado de Pandemias 

En 2021 durante la pandemia de COVID-19, la OMS convocó una Sesión Especial de la Asamblea Mundial de la Salud (WHA) con el objetivo de «considerar» los «beneficios de desarrollar una convención, acuerdo u otro instrumento internacional de la OMS sobre preparación y respuesta ante pandemias». 

Durante la sesión, la WHA decidió avanzar con la creación de lo que llamó un “nuevo Instrumento” que buscaba encontrar “soluciones estructurales para promover un enfoque de todo el gobierno y toda la sociedad” que sería “jurídicamente vinculante para los Estados Partes que opten por ratificarlo”.

El Nuevo Instrumento finalmente se tituló «The World Together», que era la forma filosófica de describir la creación de un «Órgano de Negociación Intergubernamental (INB)».

Para diciembre de 2021, los documentos del INB habían declarado “la necesidad de un enfoque integral y coherente para fortalecer la arquitectura de la salud mundial”, que implicaría que los estados miembros y las partes interesadas se comporten bajo un “principio de solidaridad con todas las personas y países” durante una pandemia declarada por la OMS.

Para mayo de 2022, la retórica del INB publicada en el sitio web oficial de la OMS se actualizó para incluir no solo a los países, sino también a las «partes interesadas», definidas como «actores no estatales con un interés demostrable en la preparación y respuesta ante una pandemia» que participarían en un conjunto de audiencias públicas sobre la iniciativa.

Las «partes interesadas» incluyeron nombres familiares y destacados para la comunidad de crédito social de pasaportes antibloqueo y antivacunas, como la Fundación Bill y Melinda Gates, The Wellcome Trust, la Fundación Rockefeller y la Iniciativa de Acceso a la Salud Clinton.

El objetivo del nuevo tratado no era tanto el otorgar a la OMS el control total de la política nacional, sino que las burocracias nacionales queden atrapadas en requisitos que dificultan a los países decidir la mejor forma de actuar durante futuras pandemias.

El nuevo tratado exige además la cooperación internacional y la acción nacional para abordar los «determinantes sociales, medioambientales y económicos de la salud» incluso en épocas no pandémicas. 

Asimismo, impone a los países firmantes la obligación de «considerar y esforzarse por aplicar» cualquier recomendación elaborada por los procesos burocráticos y de supervisión internacionales establecidos por el tratado.

Según las declaraciones del diputado Benedit en una entrevista exclusiva con Mundo Libre Diario, el hecho de adherirse al Tratado es un asunto “muy grave, porque perdemos la soberanía sanitaria» y atentaría contra la libertad y propiedad de los argentinos. 

Pues implicaría, según explica, que la OMS podría obligar a los ciudadanos a someterse a nuevas inoculaciones, determinar las sanciones para quienes incumplen los mandatos, y cualquier tipo de disposición en materia de salud, que deberá cumplirse en todos los países miembros. “Es una nueva forma de esclavitud”, sentenció el legislador.

Y agregó: “todo esto es una de las herramientas o de los eslabones de esos poderes trasnacionales que, a través del manual de la Agenda 2030, quieren invadir de una manera pacífica la libertad de los Estados”.

En Estados Unidos también hay preocupación

El rechazo a las enmiendas al Reglamento Sanitario Internacional (RSI) y al tratado pandémico también está siendo expresado en Estados Unidos. 

Veinticuatro gobernadores republicanos han enviado una carta al presidente Joe Biden manifestando su oposición al Tratado de Pandemias, según informó La Prensa. 

Argumentan que este acuerdo podría socavar la soberanía nacional y los derechos de los estados al intentar otorgar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) un papel de autoridad mundial en materia de salud pública. 

Además, expresan preocupación por la posibilidad de que el tratado permita a la OMS establecer una infraestructura de vigilancia global y obligue a los participantes a censurar la libertad de expresión. 

Critican específicamente la propuesta de dar al Director General de la OMS poder unilateral para declarar emergencias de salud pública internacional, incluso más allá de las pandemias, lo que podría erosionar la soberanía de los estados y despojar a los representantes electos de su papel en la formulación de políticas de salud pública.  

Apoya el periodismo independiente

Tu apoyo nos ayuda a seguir brindando un periodismo independiente, abierto y de calidad.

Apóyanos

Para permisos de reutilización de este contenido, por favor póngase en contacto a través de agencia@mldiario.com

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS