Diputada argentina presenta proyecto de declaración para repudiar la persecución política en Brasil

0
Únete al debate

La diputada argentina de La Libertad Avanza, María Celeste Ponce, presentó ante la Cámara de Diputados el miércoles, un proyecto de declaración en repudio a las atrocidades que están ocurriendo en Brasil en relación a la censura y persecución política por parte de la Justicia a las voces opositoras al gobierno socialista de Lula Da Silva.

“En el día de ayer presenté un proyecto de declaración para repudiar la persecución política acontecida en Brasil”, escribió Ponce en un posteo en X.  

“La libertad es un derecho natural y fundamental de cada persona. Extiendo mi solidaridad con los hermanos brasileños”, aseveró la diputada cordobesa. 

El proyecto surge en un momento en que está saliendo a la luz mucha evidencia de lo que ya se venía denunciando por parte de la oposición bolsonarista y el periodismo disidente. Se trata de la censura y persecución política a simpatizantes del expresidente Jair Bolsonaro durante toda la campaña electoral para los comicios de 2022 hasta la actualidad, bajo órdenes del Tribunal Supremo de Justicia brasilero, al mando del juez Alexandre de Moraes, designado por el presidente Lula. 

En el escrito presentado por Ponce declara su “más enérgico repudio y rechazo a los actos de persecución política, amenazas, agresiones y violaciones a los derechos humanos y las libertades fundamentales de ciudadanos brasileños por parte de autoridades del Estado de Brasil, incluyendo la privación de la libertad bajo condiciones que contradicen los principios internacionales de justicia y humanidad”.

Además el proyecto convoca a la solidaridad para con las víctimas y “llama la atención sobre la necesidad de respetar la libertad de expresión y religiosa y garantizar un proceso judicial justo conforme a los estándares internacionales”. 

Dentro de los fundamentos citados por la diputada para la presentación del proyecto, detalló actos que involucran “detenciones arbitrarias, condiciones de encarcelamiento inhumanas y restricciones injustificadas a sus libertades básicas”, que aclara, ya fueron denunciados ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos  (CDIH-OEA). 

Y destaca “la situación alarmante de conducta por parte de ciertos sectores del Poder Judicial brasileño, incluido el accionar del Ministro de la Corte Suprema , Alexandre de Moraes”. 

La persecución política en Brasil

La derecha brasilera, encabezada por el expresidente Jair Bolsonaro y su hijo Eduardo, junto al periodismo disidente, vienen denunciando fuertemente que Brasil ya no es un país libre y enfatizan que la izquierda utiliza el sistema de justicia criminal para destruir a la oposición. 

Según denunciaron Eduardo Bolsonaro y el periodista disidente Paulo Figueiredo en una entrevista con Tucker Carlson un tiempo atrás, la administración Biden ayudó a instalar un gobierno pro-chino en Brasil, que inmediatamente cerró los medios de comunicación de la oposición y comenzó a detener a disidentes.

En ese sentido, Bolsonaro hijo afirmó que Brasil ya no es una democracia ni un país libre debido a la persecución contra los seguidores de su padre, especialmente después de los disturbios del 8 de enero en Brasilia. 

En este sentido, el diputado acusó específicamente al ministro Alexandre de Moraes de llevar a cabo la persecución política desde el Tribunal Supremo de Justicia. 

«Siempre corres el riesgo de ser arrestado por el Tribunal Supremo. Para ser honesto, no todo el Tribunal Supremo, sino un juez llamado Alexandre de Moraes. Él ha abierto una investigación de más de cinco años persiguiendo generalmente a conservadores», dijo el diputado a Carlson.

En otra entrevista con Voz Media, en el marco de la Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC) en Washington D. C., el legislador también dijo que Alexandre de Moraes, “se dice una víctima de los bolsonaristas y hace las acusaciones como si fuese un fiscal general…él hace los juicios y está condenando personas a 17 años de cárcel”.

También habló de la persecución a periodistas: “Hay un montón de periodistas que están exiliados en Estados Unidos, que no tienen pasaporte… Como Estados Unidos no hace extradiciones de periodistas por cuenta del crimen de opinión, Alexandre de Moraes no logró hacer la extradición, entonces, está quitando sus pasaportes”. 

La censura en redes

Recientemente también salió a la luz cómo la Justicia brasileña ha censurado a miles de usuarios en las redes sociales, en su mayoría afines a Bolsonaro, durante los últimos años, tras revelarse los famosos “Twitter Files” que destapó Elon Musk.

Ahora, luego de un año y medio de restricciones (que venían desde la época en que X era Twitter, antes de la adquisición de Musk) el magnate -que decididamente lucha por garantizar la libertad de expresión- optó por levantar todas las restricciones que había tenido que implementar por orden judicial. 

Las cuentas censuradas incluían a miles de funcionarios, legisladores, empresarios, periodistas y activistas simpatizantes de Bolsonaro.

“Probablemente perderemos todos nuestros ingresos en Brasil y tendremos que cerrar nuestras oficinas allí. Pero los principios son más importantes que las ganancias”, expresó Musk.

En respuesta, Alexandre de Moraes determinó, la noche del domingo, la inclusión de Elon Musk en la investigación sobre las «milicias digitales», que investiga la difusión de noticias falsas con el objetivo de atacar las instituciones democráticas. El juez también ordenó que la conducta del empresario sea investigada en otra causa.

Apoya el periodismo independiente

Tu apoyo nos ayuda a seguir brindando un periodismo independiente, abierto y de calidad.

Apóyanos

Para permisos de reutilización de este contenido, por favor póngase en contacto a través de agencia@mldiario.com

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS