Síguenos en nuestro canal de WhatsApp

Denuncian a concejal de Ushuaia: habría prometido planes sociales a cambio de que le cocinen y le limpien la casa

0
Únete al debate

Ushuaia, Tierra del Fuego– La recién asumida concejal, Analía Escalante, del partido FORJA -fuerza política de afinidad kirchnerista del gobernador Gustavo Melella- enfrenta serias acusaciones de utilizar planes sociales para su beneficio personal y político. La denuncia, presentada a través de la línea 134 impulsada por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, revela prácticas cuestionables en la gestión de estos programas gubernamentales.

Según informó el diario local Ushuaia24, dos mujeres, identificadas como Carolina y Roxana, son las denunciantes que aseguran haber sido víctimas de la manipulación de Escalante. Según sus testimonios, la concejal se acercó a ellas ofreciéndoles planes sociales a cambio de realizar actividades tanto políticas como domésticas en su hogar.

La situación se agrava cuando Carolina, responsable de un comedor en el barrio Esperanza 2, relata que Escalante la indujo a participar en una supuesta fundación, que resultó ser una sede política disfrazada. A cambio de su colaboración en talleres y actividades sociales, recibía un pago de 40 mil pesos, condicionado a la realización de militancia política y apoyo a la campaña de la concejal.

En el transcurso de la campaña electoral, las denunciantes afirman que la concejal kirchnerista empezó a incumplir promesas y a maltratarlas verbalmente. «Yo tengo un nene con epilepsia el cual me costaba mucho comprarle los medicamentos, necesitaba ayuda. Se acercó ella a mí y me ofrecieron una ayuda que en realidad lo único que pasó fue que me utilizaron, y si no hacía lo que me pedían, era todo como una cuestión de que ‘te vamos a sacar esos 60 mil pesos'». 

Las denuncias incluyen solicitudes insólitas, como limpiar la casa de Escalante y realizar trabajos en su propiedad, lo que generó malestar y, en algunos casos, la baja de los planes sociales para quienes no accedieron a cumplir con estos pedidos. «Me han llamado a cualquier hora para hacer cosas personales como ser hacer pizzetas para el cumpleaños del hijo, inclusive un compañero lo sacaron del plan porque no quiso limpiar la casa de Escalante», afirmó una de las denunciantes. 

Entre otros pedidos que habría hecho la concejal de FORJA era solicitar dinero a las personas que cobraban los planes para la Fundación «Transformando Ushuaia». «Esto de pedirle dinero a la gente que está cobrando 60 mil pesos fue la gota que rebalsó el vaso. Yo me podía bancar que me trate mal, que no cumplan con sus palabras, que nos pidiera cosas como cocinarle al novio, al hijo, para ella, pero nosotros no estamos acá para hacer estas cosas», reprochó.

Ante estas acusaciones, el gobernador Gustavo Melella se ha mantenido al margen, limitándose a expresar que las denunciantes deberían «trabajar tranquilas». Este escándalo ha puesto de manifiesto la necesidad de revisar y reformar los mecanismos de control y supervisión de la asignación de planes sociales en Ushuaia. 

La decisión del nuevo gobierno de “terminar con los intermediarios” de los planes sociales parece quedar al descubierto con el caso de Ushuaia, que es uno más de los miles ejemplos de extorsión que han sido denunciados desde que se habilitó la línea 134 el pasado 20 de diciembre.

Por: Cecilia Borrelli – Mundo Libre Diario

Para permisos de reutilización de este contenido, por favor póngase en contacto a través de agencia@mldiario.com

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS