COBERTURA "El renacer de la libertad en Argentina y el mundo"

Con menos de una cuarta parte de la población vacunada, Bulgaria exige un pase de vacunación para actividades recreativas

0
Únete al debate

En un intento de aumentar la baja tasa de vacunación del país, el Ministro de Sanidad búlgaro, Stoicho Katsarov, emitió un decreto para imponer un «pasaporte Covid» para la mayoría de las actividades de ocio a partir del 21 de octubre. El 76,4% de los 7 millones de habitantes del país no están vacunados.

“El número de nuevas infecciones y muertes está aumentando. Eso nos obliga a imponer medidas adicionales. Todas las actividades en interiores deben realizarse con un certificado verde”, dijo Katsarov el martes, refiriéndose a las 214 muertes y 4.979 nuevos casos atribuidos al COVID-19 en 24 horas, según informó Reuters.

El certificado verde, como se llama oficialmente al pase, es un documento oficial codificado en un código QR, ya sea impreso o en el teléfono inteligente de un usuario, que da prueba de que el usuario está completamente vacunado, tiene una prueba reciente de PCR o antígeno negativa o se ha recuperado de la enfermedad.

Respecto a la duración de este experimento, Katsarov dijo enigmáticamente que las medidas estarían vigentes durante al menos dos semanas o “hasta lograr un buen resultado”.

El certificado se aplica a lo siguiente:

  • Hoteles de interior, cines, teatros, espectáculos de circo, conciertos, galerías, gimnasios, pabellones deportivos, clubes y tiendas en centros comerciales de más de 300 metros cuadrados con la excepción de tiendas de comestibles, farmacias y bancos.
  • Los deportes de interior solo están permitidos para atletas registrados en federaciones con licencia en este momento para entrenamiento y competiciones, y no se permiten espectadores. Los eventos deportivos al aire libre solo son accesibles para aquellos que pueden presentar un Certificado Verde.
  • El personal de los hospitales y de las residencias de ancianos está obligado a tener un pase. Actualmente no se permiten las visitas a hospitales y residencias de ancianos.
  • Las escuelas cambiarán a clases en línea cuando la morbilidad de COVID-19 supere las 750 por cada 100.000 personas en una base de dos semanas, y alternarán entre el aprendizaje presencial y a distancia cuando la morbilidad esté entre 500 y 750 por cada 100.000 personas.
  • No se requerirá que el personal docente tenga certificados verdes, pero deberá usar máscaras protectoras en la escuela, al igual que el personal no docente y los estudiantes de 5º a 12º grado. Los estudiantes y el personal de las universidades necesitarán un certificado verde para estudiar en persona.
  • No se requerirán certificados verdes para el transporte público.

Miles de manifestantes salieron a las calles de varias ciudades del país balcánico el miércoles. Los propietarios y gerentes de varios restaurantes, teatros y hoteles anunciaron que boicotearían el pase.

“La vacunación debería ser puramente voluntaria. Mañana mucha gente no podrá ir a trabajar”, dijo Kostadin Kostadinov, líder del partido patriótico Vazrazhdane (Renacimiento) y un fuerte opositor del Pase Verde.

La protesta fue respaldada además por organizaciones políticas de los lados derecho e izquierdo del espectro político, incluido el partido de centro-derecha GERB y los socialistas.

Los partidos opositores pidieron que el ministro de salud interino Katsarov renunciara después de que el presidente Rumen Radev lo asignara para asumir temporalmente el cargo. Los partidos políticos no lograron ponerse de acuerdo para lograr una coalición, después de dos rondas de elecciones a principios de este año, con una tercera ronda en camino en noviembre. 

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS