Cómo la política exterior de los candidatos podría inclinar la balanza en las elecciones presidenciales de EE. UU.

0
Únete al debate

En las elecciones presidenciales de Estados Unidos, la economía suele ser el factor determinante para los votantes. Sin embargo, en la contienda prevista para noviembre entre el presidente Joe Biden y el expresidente Donald Trump, las guerras en Gaza y Ucrania podrían influir en suficientes votantes de los estados indecisos como para que la política exterior sea determinante el día de las elecciones.

Voz de América consultó, entre una variedad de personas, a Robert Collins, profesor de Estudios Urbanos y Políticas Públicas de la Universidad Dillard en Nueva Orleáns, Louisiana, sobre el peso de la percepción de los votantes respecto a como debe actuar Estados Unidos en el escenario global.

«Se prevé que esta elección será muy reñida y decidida por un margen extremadamente pequeño. En elecciones reñidas, las personas que se encuentran en esos márgenes pueden determinar quién se convierte en presidente», afirmó Collins.

Lauri Sklar, profesora de música de Massachusetts, señaló a VOA que la guerra en Gaza es «un momento decisivo» para los jóvenes demócratas: «Ya sea que elijan apoyar a un candidato de un tercer partido o se nieguen a votar por completo, creo que hay muchos votantes liberales jóvenes que no votarán por Biden en noviembre, y me preocupa que eso pueda significar que Trump gane».

Una encuesta de principios de este año realizada por la Escuela de Gobierno Kennedy de Harvard encontró que los estadounidenses de 18 a 29 años apoyan abrumadoramente un alto el fuego permanente en Gaza.

Brooklyn Birdie, una estudiante de posgrado de Shreveport, Louisiana, afirma: «No hay manera de que ‘Genocide Joe’ reciba mi voto este otoño. Es cómplice de una limpieza étnica en curso». Sin embargo, Birdie dice que tampoco apoyará a Trump debido a su lealtad inquebrantable hacia Israel, y está considerando votar por un tercero.

Para la profesora neoyorquina Paige Benson, la política exterior no es un factor decisivo: «Valoro la política exterior y creo que nuestra relación con otros países es realmente importante, pero dicho esto, tenemos mucho trabajo que hacer con nuestro propio país. Cuando se trata de por quién votaré, será en a quién le confío la economía».

El jubilado de Florida, Harvey Wasserman, votará sobre la base de la inmigración: «La política exterior es importante, pero desearía que dejáramos de ser el juez y parte del mundo. Para mí, centrémonos en casa. Quiero ver fronteras seguras y requisitos de ciudadanía claros. Creo que es más probable que Trump nos dé eso».

Por otro lado, Rebecca Urrutia, votante de Connecticut, afirma que votará por Trump debido a su manejo de las tensiones con otros países: «No me gusta en absoluto el estilo de comunicación de Trump, pero es mucho más fuerte en política exterior. Es directo y cumple lo que promete. La administración Biden, por otro lado, es muy indecisa con sus posiciones. Hay demasiado en juego como para estar indeciso».

La política exterior también es una prioridad para Debbie Pesses, votante de Louisiana, pero votará por Biden: «Si Putin se apodera de Ucrania, ninguna parte de Europa estará a salvo. Y por mucho que sienta lo que siento por el pueblo de Gaza, no podemos permitir que Hamás amenace la única democracia verdadera en Medio Oriente. Necesitamos a alguien tranquilo en la Casa Blanca, y aunque me preocupa la edad de Biden, su temperamento es mucho mejor para el puesto que Trump».

En una elección que podría ser decidida por un puñado de estados indecisos, Collins advierte que una preocupación motivadora de política exterior, como la guerra en Gaza, podría marcar la diferencia.

«Solo en Atlanta hay más de 11.000 musulmanes-estadounidenses. Eso podría determinar al próximo presidente, y ni siquiera tiene en cuenta a los estudiantes universitarios no musulmanes que están extremadamente insatisfechos con la forma en que Biden ha manejado el conflicto en Israel», afirmó.

Collins concluye: «Al final, creo que los estadounidenses musulmanes concluirán que Biden es el menor de dos males en comparación con la política de Trump en Medio Oriente, pero creo que un número considerable de votantes demócratas más jóvenes podrían estar tan desencantados que elegirán no votar. La pregunta es: ¿se sentará un número suficiente de ellos para influir en las elecciones?».

Apoya el periodismo independiente

Tu apoyo nos ayuda a seguir brindando un periodismo independiente, abierto y de calidad.

Apóyanos

Para permisos de reutilización de este contenido, por favor póngase en contacto a través de agencia@mldiario.com

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS