China crea ‘cerdos humanizados’ para infectarlos con coronavirus

0
Únete al debate

A medida que surgen rápidamente mutaciones del coronavirus, los científicos se esfuerzan por diseñar y desarrollar nuevas vacunas. La China comunista está sometiendo a los animales a experimentos crueles para los estudios de vacunas, lo que pone al régimen en uno de los puntos de conversación más importantes en el debate sobre investigaciones éticamente controvertidas. 

El 9 de diciembre, el medio de propaganda de China, Global Times, informó sobre el supuesto descubrimiento de un procedimiento científico para desarrollar «cerdos humanizados». Los cerdos podrían volverse más vulnerables a casos graves de COVID-19; luego, los cerdos infectados se utilizarían para la investigación.

El medio estatal le dio crédito al Instituto de Microbiología de la Academia de Ciencias de China (IMCAS) por el avance científico. La Academia de Ciencias de China (CAS) es un brazo formal del régimen chino y es la institución de investigación más grande del mundo de su tipo. 

El desarrollo de «cerdos humanizados» apareció por primera vez en un estudio en agosto titulado «Establecimiento de un modelo porcino humanizado para COVID-19» en Cell Discovery, una revista científica respaldada por el CAS. Fomentó el uso de cerdos genéticamente modificados para la investigación de COVID-19 debido a las semejanzas de la criatura con el cuerpo humano.

El estudio reveló que los científicos chinos experimentaron con cerdos utilizando la tecnología de edición de genes CRISPR (en español, Repeticiones Palindrómicas Cortas Agrupadas Regularmente interespaciadas). La tecnología CRISPR identifica y corta secuencias de ADN para modificar genéticamente la inmunidad de los cerdos, haciéndolos más susceptibles a la infección por COVID-19.

CRISPR creó un escándalo a nivel mundial en 2018 cuando se alegó que He Jiankui, un científico chino, utilizó la técnica para modificar genéticamente a los bebés gemelos por nacer para que no fueran susceptibles al VIH. Por realizar experimentos humanos sin la aprobación previa del Partido Comunista Chino (PCCh), fue condenado a tres años de prisión.

Además del «cerdo humanizado», los investigadores de IMCAS se unieron a científicos de la Universidad de Tsinghua y la Universidad de Agricultura de China para desarrollar otro modelo: los organoides pulmonares distales humanos (hDLO). 

Un organoide es «una construcción de tejido multicelular en 3D in vitro que imita su correspondiente órgano in vivo, de manera que puede utilizarse para estudiar aspectos de ese órgano en la placa de cultivo de tejidos», informó Nature Methods.

Los científicos creen que los dos nuevos modelos podrían revelar propiedades clínicas idénticas a la infección por COVID-19 real. Los investigadores ahora podrán realizar un estudio más definitivo y completo de cómo el COVID-19 evoluciona e infecta un cuerpo humano. Además, es probable que mejore las pruebas de medicamentos y vacunas, así como el tratamiento de precisión.

Para crear un cerdo que sea más susceptible a las infecciones por COVID-19, los científicos alteraron el animal en el útero utilizando tecnología CRISPR/Cas9 para darle un receptor ACE2, un tipo de proteína que permite que el coronavirus se adhiera a las células e inflija daño. Sin el receptor, la probabilidad de que el virus se multiplique y dañe su cuerpo huésped es menos probable.

El objetivo final del experimento es producir más cerdos como modelos de investigación para COVID-19, afirmaron los científicos. Pretenden infectar a los cerdos con COVID-19 y estudiar el deterioro progresivo de su salud. 

Los científicos también afirmaron que las células pulmonares y renales de los lechones se infectaron intencionalmente con el virus COVID-19, lo que aparentemente reveló cambios estructurales considerables en sus células vivas.

Dado que el experimento produjo una gran cantidad de cerdos en poco tiempo, los científicos lo vieron como un motivo de celebración. Escribieron que los cerdos también podrían estar sujetos a otras enfermedades, proporcionando una puerta de entrada para «combinar estas enfermedades existentes para reproducir casos graves de COVID-19».

Esta no es la primera vez que se utilizan cerdos como modelos experimentales para estudiar enfermedades humanas. Los investigadores han intentado modificar genéticamente a los cerdos para crear órganos que puedan utilizarse dentro del cuerpo humano.

Foto del avatar
Javier Pino

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS