Síguenos en nuestro canal de WhatsApp

China compró una empresa italiana de drones militares en 2018 y nadie se dio cuenta

0
Únete al debate

Con el fin de promover sus objetivos nacionales, económicos y militares, la República Popular China (RPC) ha recurrido al uso de todos los medios necesarios para adquirir propiedad intelectual, tecnología y secretos comerciales de todo el mundo. Europa y Estados Unidos han soportado la mayor parte de la peor parte de tales actividades ilegales.

La adquisición de Alpi Aviation Srl, un fabricante italiano de drones militares, en 2018 por una empresa controlada por el Estado chino ha arrojado luz sobre cómo Beijing está eludiendo el control de inversiones en Europa para hacerse con tecnología crítica. La tecnología y los conocimientos técnicos de la empresa, que fueron desplegados por el ejército italiano en Afganistán, pronto se transmitieron a China. Los funcionarios de Italia y Europa desconocían este incidente.

La investigación revela la propiedad

Según las autoridades italianas, una investigación independiente reveló las conexiones de Alpi con China. Guardia di Finanza, la policía financiera italiana, inspeccionó las oficinas de Alpi dos veces este año. Descubrieron una empresa con sede en Hong Kong que fue utilizada por el régimen chino como fachada para adquirir la propiedad técnica e intelectual de Alpi.

La policía dice que en julio de 2018, una empresa llamada Mars (HK) Information Technology Co. Ltd., que se incorporó en Hong Kong dos meses antes, pagó cuatro millones de euros (4,54 millones de dólares) y adquirió el 75 por ciento de las acciones de Alpi. Se realizó una nueva inversión de 1,5 millones de euros (1,7 millones de dólares); un pago que, según la policía, era considerablemente elevado.

La propiedad de Mars de Alpi se identificó a través de una cadena de intermediarios de dos empresas administradas por el régimen chino: China Railway Rolling Stock Corp. (CRRC), el mayor proveedor de equipos de tránsito ferroviario del mundo, y una compañía de inversión controlada por el Gobierno municipal de Wuxi. Esto llevó a la policía italiana a concluir que Mars era una empresa fantasma creada por el régimen chino para permitir la adquisición de Alpi. 

“Claramente, esta fue principalmente una inversión depredadora en tecnología… y este tipo de inversión en este sector está prohibido por la ley italiana”, dijo al WSJ el coronel de la Guardia di Finanza Stefano Commentucci, quien condujo la investigación.

El nombramiento de una nueva dirección que constaba de tres ejecutivos chinos y tres italianos aceleró el impulso para trasladar la producción a un sitio avanzado en Wuxi. Se alega que los seis ejecutivos infringieron las leyes italianas sobre la exportación de equipo militar.

Se ha abierto una investigación sobre si el gobierno italiano debería haber sido informado de la venta junto con una investigación para determinar si Alpi ya transfirió la tecnología y comenzó la producción en China.

Sin embargo, Alpi refutó las alegaciones afirmando que había infringido las leyes relativas a la entrega de tecnología e información sensible fuera del país. La empresa también sostuvo que la venta de su participación fue directa y por su valor real.

Apuntando a la tecnología clave de drones militares

Teniendo en cuenta el hecho de que China es el mayor exportador de drones del mundo y un importante productor de drones armados y de reconocimiento, la intención detrás de la adquisición de Alpi sigue sin estar clara. 

Douglas Barrie, investigador principal de aeroespacial militar en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos en Londres, cree que China probablemente estaba menos interesada en el avión no tripulado en sí que en un elemento específico, como su sensor de visión nocturna o su tecnología de enlace de datos. Acusó a Beijing de «aspirar empresas».

Tres fuentes involucradas en el caso revelaron a SCMP que, según informes, el gobierno italiano se está preparando para enviar una notificación formal a todas las partes involucradas en el caso, en busca de aclaraciones sobre el tema. El gobierno italiano tiene la opción de imponer sanciones e invalidar el trato. También tiene «poderes anti-adquisición» especiales destinados a evitar la toma de posesión de activos nacionales por grupos no pertenecientes a la UE.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS