Casi 1.000 casas destruidas en los incendios forestales de Colorado

0
Únete al debate

Los equipos de búsqueda siguen tratando de localizar a dos personas entre los escombros humeantes de un enorme incendio forestal que destruyó casi 1.000 casas y edificios en Colorado. 

El incendio, que comenzó el 30 de diciembre, arrasó más de 9,4 millas cuadradas en los suburbios de Denver y Boulder. Un total de 991 edificios quedaron completamente destruidos, mientras que miles de residentes rebuscaban entre los restos carbonizados de sus casas con la esperanza de encontrar algún objeto de valor que pudiera haber sobrevivido.

Aunque las llamas destruyeron sobre todo viviendas, también quemaron ocho negocios en un centro comercial de Louisville, entre ellos un salón de manicura y un restaurante Subway. En la ciudad vecina de Superior, 12 negocios resultaron dañados, entre ellos un Target, un Chuck E. Cheese, un concesionario de Tesla, un hotel y el ayuntamiento.

Las dos ciudades se encuentran a unos 32 kilómetros al noroeste de Denver y tienen una población combinada de 34.000 habitantes. Por el momento, las dos personas que siguen desaparecidas se dan por muertas. 

Los expertos afirman que el incendio se produjo inusualmente tarde en el año, tras un otoño extremadamente seco y sin apenas nevadas. Creen que esas condiciones, junto con los fuertes vientos y los bajos niveles de humedad, ayudaron a que el fuego se extendiera y mantuviera su intensidad. 

La catástrofe es el último acontecimiento desencadenado por el clima extremo, ya que el cambio climático y el patrón meteorológico de La Niña han dejado gran parte del Oeste americano en una grave sequía. «Esto fue una convergencia horrible de dos cosas», dijo el gobernador de Colorado, Jared Polis. «Tuvimos un invierno inusualmente seco y cálido y rachas de viento históricas».

Las praderas de Colorado, que se encuentran en la base de las Montañas Rocosas y están afectadas por la sequía, son famosas por sus pastos secos que actúan como brasas en tiempo de sequía. Las hogueras se han prohibido estrictamente durante todo el año con la esperanza de evitar que se produzcan incendios forestales. 

Sheriff de Boulder: Se sigue investigando la causa del incendio

El sheriff del condado de Boulder, Joe Pelle, dijo que las autoridades están siguiendo una serie de pistas y que habían ejecutado una orden de registro en «un lugar concreto». El sheriff no proporcionó más detalles y se negó a comentar cuando se le preguntó si creía que el incendio fue un acto provocado. 

«Es realmente obvio dónde se inició ese fuego y qué dirección tomó», dijo Pelle en una conferencia de prensa el 2 de enero. El lugar está cerca de la intersección de una carretera estatal donde un cobertizo de madera fue fotografiado en llamas, dijo Pelle a los periodistas, señalando que su oficina ya había ejecutado una orden de búsqueda y que la zona «sigue con una investigación abierta y activa”.

«Es complicado y está todo cubierto por 30 centímetros de nieve», dijo Pelle sobre el escenario donde se inició el incendio. «El resultado de esa investigación es vital: hay mucho en juego. Vamos a ser profesionales. Vamos a ser cuidadosos y no vamos a precipitarnos». 

«Si hubo algún tipo de incendio deliberado o accidental, espero plenamente que cualquiera de los responsables sea considerado totalmente responsable ante la ley por la absoluta devastación que se causó», añadió el gobernador Polis.

En un principio, los investigadores sospecharon que el culpable del incendio era un cableado eléctrico caído. Sin embargo, Xcel Energy Inc. -el proveedor de electricidad de la zona que da servicio a la mayor parte del estado- no encontró indicios de mal funcionamiento de las redes. 

El sistema hospitalario está sobrecargado

Megan Robertson, una enfermera que trabaja actualmente en cuatro hospitales de Denver, dijo que no tenían suficiente personal para cubrir las unidades de UCI a medida que los pacientes eran trasladados desde las zonas afectadas en Boulder. 

“Todo lo que nos dijeron es que el hospital de Boulder estaba en llamas y que sería una situación del tipo ‘todos a la obra’», dijo Robertson a Vision Times. «Fue realmente aterrador porque no sabíamos lo que estaba pasando y muchos pacientes llegaban desorientados, y sufrían de falta de oxigenación por inhalación de humo». 

Un largo camino hacia la recuperación

Los residentes afectados se enfrentan a un largo camino hacia la reconstrucción dada la «escasez de suministros y de mano de obra», dijo el gobernador Jared Polis durante una rueda de prensa el 31 de diciembre. Deanne Criswell, administradora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, recorrió la zona afectada el domingo y también anticipó «un largo camino hacia la recuperación». 

Hasta el 2 de enero, los equipos de rescate seguían buscando a los dos desaparecidos: una mujer con domicilio en la localidad de Superior y un hombre de la cercana comunidad de Marshall. Pelle dijo que la misión de rescate es una «tarea difícil», ya que sus casas estaban «hundidas en escombros calientes y cubiertas de nieve».

Aunque algunos edificios seguían en llamas en algunos condados, el alivio llegó en forma de una fuerte tormenta de nieve el sábado, que ayudó a los bomberos a extinguir la mayoría de los incendios. Sin embargo, también complicó las labores de búsqueda, ya que los escombros están cubiertos por 30 centímetros de nieve y la visibilidad está reducida.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS