A una canadiense se le niega un tratamiento médico que podría salvarle la vida tras decidir no vacunarse contra el COVID-19

0
Únete al debate

El 12 de julio, el juez del Tribunal de la Reina, Paul Belzil, de Edmonton, Alberta, Canadá, se puso del lado de los médicos que decidieron retirar a una mujer de la lista de espera para un trasplante de órganos porque se negó a vacunarse contra el COVID-19, condenando esencialmente a la mujer a la muerte.

Annette Lewis, fue diagnosticada en 2018 con una enfermedad progresiva crónica incurable que los médicos le dijeron que sería fatal sin un trasplante de órganos. 

A Lewis se le dijo originalmente que se la consideraba lo suficientemente sana como para calificar para un trasplante de pulmón doble y en 2020 comenzó a recibir una serie de vacunas para prepararse para el procedimiento. 

Sin embargo, en marzo de 2021 le dijeron a Lewis que debía recibir una vacuna contra el COVID-19 para permanecer en la lista de espera de trasplante de órganos, un tratamiento que ella rechazó. Lewis le dijo al tribunal que estaba preocupada por los efectos secundarios asociados con la vacuna y que “tomar esta vacuna ofende mi conciencia”.

LEE TAMBIÉN: Hospital de Colorado deniega un trasplante de riñón porque la enferma y la donante no están vacunadas contra el Covid

Según una declaración jurada, Lewis dijo que un médico le dijo que “si no me ponía la vacuna contra el COVID-19, no me haría el trasplante, y si no me hacía el trasplante, me moriría”.

Lewis argumentó en su declaración jurada: «Debo tener la posibilidad de elegir lo que entra en mi cuerpo y no se me puede negar un tratamiento que me salva la vida porque elegí no tomar un tratamiento experimental para una condición – COVID-19 – que no tengo y que tal vez nunca tenga».

En junio, durante una audiencia de orden judicial, el abogado de Lewis le dijo a la corte que ella “quiere sobrevivir y no quiere hacer nada que ponga en peligro su supervivencia”.

Los Servicios de Salud de Alberta y el hospital involucrado respondieron presentando evidencia sobre el programa de trasplantes, cómo califican los pacientes y los riesgos asociados con una infección por COVID-19 para pacientes trasplantados, al tiempo que insistieron en que las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas.

Se le dijo al tribunal que 1 de cada 5 personas muere en Alberta antes de que haya un trasplante disponible. 

“También se le dijo al tribunal que los pacientes también pueden ser rechazados sobre la base de que el trasplante aumentaría el riesgo de muerte del paciente sin una posibilidad significativa de mejorar la calidad y la duración de la vida”, informó el Westphalian Times

En el fallo del tribunal, el juez Belzil admitió que era «indiscutible» que Lewis era la principal responsable de decidir qué procedimientos médicos elige para sí misma y que tiene derecho a decidir lo que entra en su cuerpo, pero dijo que no aceptaba «que sus creencias y su deseo de proteger su integridad corporal le dieran derecho a afectar a los derechos de otros pacientes o a la integridad del [programa de trasplantes] en general», argumentando además que «nadie tiene derecho a recibir trasplantes y nadie está obligado a someterse a una operación de trasplante».

Las vacunas actuales contra el COVID-19 en el mercado no evitan que alguien contraiga la enfermedad o la propague y existen numerosos efectos adversos documentados asociados con las vacunas. 

Lewis argumentó que el sistema de atención médica, al exigirle que recibiera un tratamiento experimental para poder acceder a un procedimiento médico que salvaría su vida, infringió sus derechos establecidos en la Carta de Derechos y Libertades de Canadá, a lo que el juez respondió: “La proposición de que los médicos tratantes que ejercen el juicio clínico estarían sujetos a la carta daría lugar a un caos médico con pacientes que buscan una revisión judicial interminable de las decisiones de tratamiento clínico”.

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS