Buzones para abandonar bebés: cómo funciona la polémica medida en Estados Unidos

En Estados Unidos, los buzones para abandonar bebés son tan comunes como polémicos. Se pueden encontrar en hospitales o estaciones de bomberos y permiten a los padres dejar a sus pequeños en lugares seguros, pero por sobre todo, conservando su anonimato.
0
Únete al debate

Aunque para muchos tener buzones para recibir bebés abandonados debe sonar duro de escuchar, se trata de una realidad en Estados Unidos.

Instalados en lugares seguros, donde puede recibirlos alguien que les pueda brindar el cariño y amor que sus padres no, son un polémico proyecto que tiene detractores, pero también personas en favor de ellos.

Aunque existen desde 2016, tras la anulación de Roe vs Wade, son una medida que promueven los conservadores de ese país, con el objetivo de evitar el aborto que las mujeres si pudieran realizar en algunos estados de Norteamérica.

“Safe Heaven” o “Refugio Seguro” en español es el nombre de estos buzones que reciben bebés y ya existen más de 100 repartidos por todo Estados Unidos.

¿Qué son los buzones para bebés?

Abandonar un bebé a la intemperie implica peligros que lo pueden enfermar, dañar e incluso, generarle la muerte.

Esto fue una razón para que Monica Kelsey, una mujer estadounidense que nació producto de una violación y fuera abandonada en un hospital de Ohio a las 2 horas de vida, creara los polémicos “Buzones para bebés” a través de la organización Safe Heaven Baby Boxes.

Según comenta en el sitio web oficial de Safe Heaven Baby Boxes, la idea nació luego de que viera una “caja para bebés” en una iglesia de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, esto la motivó a crear refugios seguros para bebé en Estados Unidos.

El primero se instaló en la zona de Indiana, el mismo estado donde murió Amelia, una bebé que fue abandonada, cuya huella está estampada en el logo de Safe Heaven.

Los buzones son, como su nombre lo dice, buzones acondicionados para recibir bebés. Estos se ubican en hospitales y estaciones de bomberos en diversos estados de norteamérica.

El objetivo es que los padres que deseen abandonar a sus hijos no lo hagan en un entorno peligroso, como basureros, la calle o cerca de lugares donde puedan sufrir, sino que en un refugio seguro para los bebés, pero también para ellos.

Monica Kelsey | monicakelsey.com

Esto porque los padres pueden dejar a sus hijos de forma legal y anónima e incluso, apelar a una devolución del bebé si se arrepienten, claro que solo luego de una investigación sobre el funcionamiento del hogar, consignó El País.

Un proceso que puede sonar muy tranquilo, acogedor para el bebé y seguro para los padres que deciden abandonar a su hijo.

Los pasos a seguir cuando aparece un bebé

Cómo funcionan esos buzones para bebés, es una de las preguntas que muchas personas se hacen cuando escuchan hablar de ellos.

La realidad es que tienen un perfecto sistema para acoger a los bebés rápidamente y que sus padres puedan abandonar el lugar en tranquilidad.

De acuerdo a The New York Times, las personas deben dirigirse a uno de estos buzones, donde podrán abrir una puerta, tal como si entregaran una carta al correo.

Detrás de esa puerta existe un moisés, que será la cobija para dejar al bebé. Una vez que depositen al bebé en la pequeña cuna, la puerta se cerrará y se bloqueará automáticamente, por lo que los padres no podrán volver a abrir la puerta para sacar a su bebé.

Su ellos gustan, podrán abandonar la zona sin ser reconocidos, porque la clave de estos buzones está en el anonimato para los padres.

Una vez que el bebé está en el centro asistencial o de bomberos, se activa una alarma silenciosa que avisará al personal que depositaron un bebé, de igual forma una llamada al 911, el número de emergencias estadounidense.

Las consecuencias de abandonar a un bebé

El proceso suena seguro, tanto para el bebé como los padres. El niño depositado en el buzón se mantiene un promedio de dos minutos hasta que alguien se haga cargo de él. Los padres, de inmediato, pueden olvidar al pequeño y salir sin inconvenientes de la zona.

Sin embargo, la realidad es que esos niños son abandonados a su suerte y sus padres no hablan con otro adulto para al menos entregar parte de la historia de estos menores.

Tampoco entregan el historial médico de los pequeños, por lo que atenderlos médicamente se puede llegar a transformar en un riesgo para ellos.

De igual forma, al ser anónimo, quienes lo reciben no saben si fue entregado por voluntad o las madres o padres fueron obligados a tomar esta decisión. En qué entorno se desarrolló ese embarazo y nacimiento de los niños, al nivel que sus padres llegaron a tomar esta decisión.

Para la fundadora, Mónica Kelsey, todas estas respuestas se resumen en “Todos estamos de acuerdo en que a un bebé deberían dejarlo en mi caja y no en un basurero para que muera”.

Sin embargo, para expertos en adopción y salud femenina, los refugios de este tipo significa que “las mujeres han quedado en la periferia de los sistemas existentes”, destaca The New York Times, añadiendo: “Es posible que haya ocultado su embarazo y haya dado a luz sin atención prenatal, o que sufra violencia doméstica, adicción a las drogas, falta de hogar o una enfermedad mental”.

Refugios para bebés, no buzones

Los buzones implementados en varios estados de Norteamérica no son una novedad. De acuerdo a lo que menciona BBC, centro de Investigación Vive en Dinamarca indicó que pese a que se han aprobado en algunos países de Europa el uso de estos buzones, no lograron encontrar estadísticas respecto del números de bebés muertos encontraros a la intemperie.

Incluso, Marie Jakobsen, jefa de análisis de Vive, destacó que en Alemania, donde los buzones están desde el año 2000, no hay registro de su uso.

Sin embargo, la idea de tener estos buzones por todo Estados Unidos cobra fuerza luego de que se retrocediera en la legislación para el aborto.

Mónica Kelsey comenzó, junto a sus partidarios, a hacer presión para que la entrega de bebés a través de los buzones sea cada vez más fácil y que los padres puedan abandonarlos sin dejar un historial médico o alguna información sobre los niños.

Micah Orliss, director de la Clínica de Entrega Segura del Hospital Infantil de Los Ángeles, se manifestó preocupada por esta forma de entrega, considerando que ellos realizan estudios de los niños abandonados hasta edad adulta y más de la mitad viene con problemas de salud o desarrollo debido a una precaria atención prenatal.

Orliss asevera que en California las cosas son distintas, porque el padre o madre debe dejar al niño cara a cara, luego de rellenar un historial médico que usualmente revela problemas en el entorno familiar del pequeño.

Una justificación para los buzones de bebés

Safe Heaven justifica que las mujeres que realizan la acción de abandonar a sus hijos, previamente pueden llamar a su línea de ayuda, donde les darán todas las indicaciones para mantener a sus niños y que usen como último recurso los buzones para bebés.

Sin embargo, no logran funcionar como un refugio seguro para bebés, que son los lugares donde las madres o padres pueden dejar a sus hijos dando información de ellos e incluso, pudiendo recuperar a sus bebés su se arrepienten de entregarlos en adopción.

Una vez que entregan a los niños en los buzones, volver a reclamar su custodia es posible, pero puede tardar meses o años en lograrse debido a que el proceso es mucho más largo.

Aunque esto no es impedimento para que Monica Kelsey continue promoviendo los buzones para abandonar bebés, sin importar cuál es su historial hacia atrás o por qué las madres o padres de esos pequeños llegaron a tomar esa decisión.

Artículo publicado originalmente en BíoBíoChile

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS