Bolsonaro mantiene silencio tras victoria electoral de Lula en Brasil

0
Únete al debate

SAO PAULO/BRASILIA — El presidente Jair Bolsonaro aún no había reconocido la derrota en las elecciones presidenciales de Brasil el lunes por la tarde (31 de octubre), algo que algunos temen puede ser un precursor de su disputa por la victoria de su rival de izquierda, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Lula, de 77 años, un ex trabajador metalúrgico que gobernó Brasil de 2003 a 2010 ganó por poco la segunda vuelta de las elecciones del 30 de octubre, lo que provocó la celebración de grupos progresistas y de izquierda en todo el país. Lula había estado en la cárcel anteriormente por condenas por corrupción, pero luego fueron anuladas.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) declaró que Lula ganó el 50,9 por ciento de los votos, frente al 49,1 por ciento de Bolsonaro, quien se convierte en el primer titular brasileño en perder una elección presidencial.

Antes de la votación, Bolsonaro hizo muchas afirmaciones de que el sistema electoral estaba abierto al fraude. Después de la elección, no ha hecho ningún comentario público al dirigirse al palacio presidencial en Brasilia, la capital.

Los partidarios del expresidente y candidato presidencial de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, se reúnen el día de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil, en Sao Paulo, Brasil, el 30 de octubre de 2022. (Imagen: REUTERS/Amanda Perobelli)

Los camioneros pro-Bolsonaro bloquearon carreteras en todo Brasil para protestar por la victoria de Lula y el presunto fraude electoral; según las autoridades, 12 estados brasileños se vieron afectados por la mañana.

Lula está empeñado en anular muchas de las políticas de Bolsonaro, que generalmente siguen una línea populista y favorable a los negocios, pero han sido criticadas por las débiles protecciones ambientales.

Hablando en su discurso de victoria el domingo por la noche, Lula celebró su “resurrección” y se comprometió a vigilar enérgicamente la tala ilegal, la minería y el acaparamiento de tierras, males que sus críticos asocian popularmente con Bolsonaro, aunque no sin controversia.

Incluso antes de que asuma el cargo el 1 de enero, el presidente electo Lula enviará representantes a la cumbre climática de las Naciones Unidas COP27 del próximo mes en Arabia Saudita, dijo el lunes la ecologista aliada Marina Silva.

Presentando la contienda como una batalla por la democracia, Lula prometió traer unidad al país, que está profundamente dividido en cuestiones políticas.

«Gobernaré para 215 millones de brasileños, y no sólo para los que me votaron», dijo Lula en su sede de campaña. «Somos un país, un pueblo, una gran nación».

La victoria de Lula consolida una nueva “marea rosa” en América Latina y significa que la izquierda gobernará todas las principales economías de la región después de una serie de éxitos electorales desde México hasta Argentina en los últimos años.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se movió rápidamente para felicitar a Lula y calificó las elecciones de “libres, justas y creíbles”. Biden hablará con Lula más tarde el lunes, dijo la Casa Blanca.

También llegaron felicitaciones de otros líderes extranjeros, incluidos Xi Jinping de China, Vladimir Putin de Rusia, el canciller alemán Olaf Scholz y el presidente francés Emmanuel Macron.

Pero el continuo silencio de Bolsonaro generó temores sobre la entrega del poder.

“No sé si llamará o reconocerá mi victoria”, dijo Lula en un discurso a sus seguidores en la Avenida Paulista de Sao Paulo el domingo.

Reuters contribuyó a este informe.

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS