EN VIVO: Copa América 2024, últimas noticias

Biden se reúne con líderes sindicales mientras continúan los llamados de demócratas para que abandone la carrera

0
Únete al debate

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, regresa a la campaña electoral el miércoles, congregando a un grupo clave de líderes sindicales, mientras algunos demócratas continúan instándolo a no postularse nuevamente.

Durante los últimos 13 días, Biden, de 81 años, ha estado trabajando para detener las deserciones de legisladores demócratas, donantes y otros aliados preocupados de que pueda perder ante el republicano Donald Trump, de 78 años, después de la vacilante actuación de Biden en el debate del 27 de junio.

El presidente se unirá a la reunión del consejo ejecutivo de la AFL-CIO en Washington el miércoles para responder preguntas de los líderes de los principales sindicatos estadounidenses y discutir «su compromiso compartido de derrotar a Donald Trump este noviembre», dijo la campaña de Biden.

Los votos laborales fueron clave para la victoria de Biden sobre Trump en estados pendulares, incluidos Michigan, Pensilvania y Nevada, en 2020.

Los demócratas en el Congreso de Estados Unidos siguen profundamente divididos sobre si deben alinearse con Biden o instarlo a que se haga a un lado debido a las persistentes dudas sobre su salud y agudeza mental. Biden ha dicho que está en condiciones de servir, pero entiende los cuestionamientos.

Nancy Pelosi, ex presidenta de la Cámara de Representantes, dijo el miércoles en MSNBC que estaba alentando a sus colegas en el Capitolio a esperar mientras Biden recibe a los líderes de la OTAN en Washington esta semana.

«Les he dicho a todos: esperemos un poco. Cualquier cosa que estén pensando, dígansela a alguien en privado, pero no tienen que ponerla sobre la mesa hasta que veamos cómo nos va esta semana», dijo, describiendo las fuertes declaraciones de Biden en la cumbre de la OTAN el martes como «espectaculares».

Aun así, Pelosi, una aliada de Biden desde hace mucho tiempo, se negó a decir definitivamente que quería que Biden se presentara.

«Quiero que haga lo que decida», dijo. «Todos lo alentamos a que tome esa decisión porque el tiempo se acaba».

El martes, la representante Mikie Sherrill de Nueva Jersey se convirtió en la séptima demócrata de la Cámara de Representantes en pedir públicamente a Biden que abandone la carrera.

Muchos más demócratas han expresado su preocupación de que si Biden continúa al frente de la lista, podría costarle al partido la Casa Blanca y ambas cámaras del Congreso en noviembre.

Pero las deserciones públicas siguen siendo un segmento pequeño de los 213 miembros de la Cámara alineados con los demócratas, y el liderazgo del partido continúa respaldando a Biden públicamente.

Ningún miembro del Senado ha dicho públicamente que Biden debería hacerse a un lado, aunque el senador Michael Bennet de Colorado dijo el martes que no creía que Biden pudiera vencer a Trump.

Biden, ansioso por cambiar la historia, se ha rodeado de comunidades de sus partidarios más fieles, incluidos legisladores y votantes demócratas negros. Su campaña ha presentado su apoyo a Biden como un retorno a la lealtad que les ha demostrado a lo largo de su medio siglo de vida pública.

El primer mitin de campaña de Biden para las elecciones de 2020, fue en una sala sindical de Pittsburgh, y el presidente ha hecho de su alineación de grueso calibre con los líderes de Big Labor un pilar importante de su plataforma económica populista. El pasado septiembre, se convirtió en el primer presidente en ejercicio en unirse a una huelga sindical cuando se reunió con United Auto Workers para pedir aumentos.

Entre los líderes laborales que se esperan en la reunión del miércoles se encuentran los presidentes nacionales de 60 sindicatos, que representan a 12,5 millones de estadounidenses, dijeron los asesores de Biden.

Biden ha utilizado la cumbre de la OTAN como escenario global, incluido su enérgico discurso de denuncia contra el presidente ruso, Vladimir Putin. El miércoles, se reunirá con los líderes de la OTAN y luego ofrecerá una cena para jefes de Estado.

La cena normalmente no llamaría mucho la atención, pero las preocupaciones sobre si Biden podrá manejar las exigencias de la presidencia durante otros cuatro años han puesto cada evento de Biden en el centro de atención.

La vicepresidenta Kamala Harris, quien es la principal alternativa del partido si Biden abandona su candidatura, hablará en la hermandad Black Alpha Kappa Alpha Sorority Inc en Dallas después de una parada de campaña en Las Vegas.

Después de la cumbre de la OTAN, Biden emprenderá nuevamente el camino y visitará dos de los estados competitivos, Michigan y Nevada, que deberá dominar para derrotar a Trump.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, enfrentó el martes otra andanada de preguntas de los periodistas sobre la salud de Biden. En un comunicado, la médica de la Casa Blanca dijo que Biden no estaba recibiendo tratamiento por ninguna afección neurológica y que había recibido un certificado de buena salud en su último examen físico en febrero.

(Reuters)

Sigue todas las noticias de Mundo Libre en WhatsApp
Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS