Beijing revela su estrategia militar sobre ‘Cuestión de Taiwán’

Aunque el documento de política apunta a lograr la 'reunificación' por medios pacíficos, no descarta el uso de la fuerza militar.
0
Únete al debate

China continental retiró sus promesas de no enviar tropas a Taiwán si tomaba el control de la isla, según un libro blanco del Partido Comunista Chino (PCCh) publicado el 10 de agosto, titulado «La cuestión de Taiwán y la reunificación de China en la nueva era».

El documento se publicó posiblemente a toda prisa tras la visita de alto nivel a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi. También reduce el concepto de «Un país, dos sistemas» a algo similar a lo que Beijing permite actualmente para Hong Kong bajo la Ley de Seguridad Nacional desde 2020.

Por lo demás, el documento es similar a dos libros blancos anteriores, publicados en 1993 y 2000. En la versión más reciente, el PCCh omite una promesa de que “no enviaría tropas ni personal administrativo a Taiwán”.

En cambio, dice: “No renunciaremos al uso de la fuerza y ​​nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias”. Además, “siempre estaremos listos para responder con el uso de la fuerza u otros medios necesarios a la interferencia de fuerzas externas o la acción radical de elementos separatistas”.

El PCCh afirma que Taiwán es una provincia rebelde de su República Popular China que debe unirse bajo el gobierno de Beijing, por la fuerza si es necesario. Sin embargo, el democrático Taiwán se ha autogobernado desde 1949 y nunca ha sido controlado por el PCCh. Se conoce formalmente como la República de China (ROC), que se retiró a la isla después de su derrota en el continente en la guerra civil china con los comunistas.

En general, las autoridades del PCCh han propuesto que se obligue a Taiwán a anexarse ​​a través de un modelo de “un país, dos sistemas”, similar a cuando Hong Kong entró en el dominio chino en 1997. Sin embargo, el nuevo documento establece: “Taiwán puede continuar con su actual sistema social y gozar de un alto grado de autonomía de conformidad con la ley», omitiendo palabrería sobre la gobernanza. Pero en cualquier caso, todos los principales partidos políticos taiwaneses han rechazado el concepto de “un país, dos sistemas” después de lo que le sucedió a Hong Kong.

La publicación del libro blanco se produce solo una semana después de que la presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi (Demócrata de California), visitara Taiwán. El PCCh usó esa visita para justificar sus ejercicios militares más grandes en torno a Taiwán, que efectivamente bloquearon la isla de algunos envíos internacionales y vieron cómo se disparaban misiles chinos en aguas japonesas.

El Consejo de Asuntos del Continente de la República de China condenó el documento y dijo que está “lleno de mentiras” y que Taiwán es una nación soberana. “Solo los 23 millones de habitantes de Taiwán tienen derecho a decidir sobre el futuro de Taiwán”, afirmó el consejo. “Nunca aceptarán un resultado establecido por un régimen autocrático”.

Foto del avatar
Maria Caminos

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS