Bebés en gestación «sonríen» cuando la madre come zanahoria y «lloran» con la col rizada, según nuevo estudio

0
Únete al debate

Desde hace tiempo, se sabe que los bebés en gestación responden a ciertos estímulos y ahora se halló la primera evidencia de que pueden reaccionar al gusto y olfato desde el útero materno.

El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Durham (Reino Unido) y las imágenes se obtuvieron por medio de ecografías en 4D que realizaron a más de 100 mujeres embarazadas después de consumir determinados alimentos.

Los bebés nonatos expuestos a la zanahoria mostraron más respuestas de “cara sonriente”, mientras que los expuestos a la col rizada -también conocida como kale, un vegetal de sabor amargo- exhibieron más respuestas de “cara de llanto”, explicaron los autores en la revista científica Psychological Science.

Bebé antes y después de ser expuesto al sabor de la col rizada, un vegetal de sabor amargo.

Los autores consideran que estos nuevos hallazgos podrían ampliar la comprensión del desarrollo de los receptores gustativos y olfativos humanos. Además señalan que lo que comen las embarazadas podría influir en las preferencias gustativas de los bebés después de nacer.

A través del líquido amniótico

Mientras que experimentamos el sabor a través de una combinación de sabor y olor, en los bebés nonatos se cree que esto podría ocurrir al inhalar y tragar el líquido amniótico dentro del útero materno, su primer contacto con el mundo.

Al observar las reacciones faciales de los fetos “podemos suponer que una serie de estímulos químicos pasan a través de la dieta materna al entorno del feto”, expresó Benoist Schaal, de la Universidad de Borgoña (Francia), uno de los firmantes del estudio.

El equipo de investigadores destacó que fue “realmente sorprendente ver la reacción de los bebés no nacidos a los sabores de la col rizada o la zanahoria durante las exploraciones y compartir esos momentos con sus padres”.

El grupo de estudio estaba formado por mujeres de 18 a 40 años, quienes estaban entre las 32 y 36 semanas de embarazo. Ellas recibieron una cápsula que contenía aproximadamente 400 miligramos de zanahoria o de col rizada en polvo unos 20 minutos antes de cada ultrasonido.

Las participantes no podían tomar ningún alimento o bebida aromatizada una hora antes de la exploración y tampoco ingirieron nada con zanahoria o col rizada ese día, para controlar así los factores que pudieran afectar a las reacciones fetales.

Los investigadores destacaron que las reacciones observadas en ambos grupos de sabores, comparadas con las de los fetos de un grupo de control que no se expusieron a ninguno de los sabores, mostraron que la exposición a una pequeña cantidad de sabor a zanahoria o col rizada “era suficiente para estimular una reacción”.

Asimismo, afirman que sus hallazgos también podrían ayudar a la información que se da a las madres sobre la importancia de los sabores y las dietas saludables durante el embarazo.

Mientras tanto, comenzaron un estudio de seguimiento con los mismos bebés después del nacimiento para ver si la influencia de los sabores que experimentaron en el útero afectó su aceptación de diferentes alimentos.

Después de estos resultados, cuesta creer cómo hay lugares en donde se promueve el aborto, aún en etapas tardías de embarazo.

En este sentido, en septiembre, el gobierno de Hungría firmó un decreto que exige a las mujeres escuchen el latido del corazón del feto antes de abortar, lo que en ese país es legal hasta la semana 24 de embarazo.

LEE TAMBIÉN: Asilo de ancianos en Japón ‘contrata’ bebés para acompañar a sus residentes y hacerles sonreír

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS