COBERTURA "El renacer de la libertad en Argentina y el mundo"

Arde la interna en el Partido Demócrata: La izquierda boicotea la candidatura de Biden

0
Únete al debate

La oposición al apoyo del presidente estadounidense Joe Biden a la ofensiva de Israel contra Hamas se enfrenta a una nueva prueba el martes en Wisconsin, donde grupos emergentes -con un presupuesto reducido- están instando a los votantes a declararse no comprometidos en las primarias demócratas del estado.

Durante dos semanas, 60 grupos de base y organizadores han promovido su causa con bancos telefónicos, anuncios publicitarios, pancartas, llamadas a puertas y ‘bancos de amigos’ donde los voluntarios contactan a amigos que luego contactan a sus amigos.

Su objetivo es lograr que 20.682 votantes marquen sus boletas como «no instruidos», la versión de Wisconsin de «no comprometidos». El número es significativo. El demócrata Biden venció al republicano Donald Trump por ese número en el estado en las elecciones presidenciales de 2020.

Aún no está claro si estos votantes no comprometidos abandonarán definitivamente a Biden y le complicarán su reelección.

Pero los esfuerzos de Wisconsin, impulsados ​​por campañas similares en las primarias de Hawái, Michigan y Minnesota, podrían tener consecuencias. Las encuestas de opinión muestran que Biden y Trump corren cabeza a cabeza a nivel nacional antes de su revancha electoral del 5 de noviembre y la victoria de Biden en 2020 se debió a victorias estrechas en estados clave.

«Estamos observando de cerca los distritos electorales de Madison y Milwaukee y hay una oleada de actividad en esas áreas», dijo Halah Ahmad, portavoz de la campaña «no instruida» en Wisconsin, un estado con primarias abiertas donde los votantes no necesitan registrar un partido para votar.

Algunos sectores de la izquierda más radical demócrata se han mostrado sorprendidos por el apoyo de Biden a la ofensiva israelí contra Gaza, gobernada por Hamás, donde, según las autoridades sanitarias, han muerto más de 32.000 palestinos tras un ataque transfronterizo de Hamás el 7 de octubre en el que, según Israel, murieron 1.200 personas y 253 fueron tomadas como rehenes.

Mientras la hambruna se avecina en Gaza y en medio de presiones para una tregua en el país y en el extranjero, Estados Unidos se abstuvo la semana pasada en una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que exigía un alto el fuego inmediato, lo que desató una disputa con Israel, su cercano aliado en Medio Oriente.

La portavoz de la campaña de Biden, Lauren Hitt, sostuvo que el presidente «comparte el objetivo de poner fin a la violencia y lograr una paz justa y duradera en el Medio Oriente. Está trabajando incansablemente con ese fin».

Los organizadores exigen que Biden solicite un alto el fuego permanente y detenga la ayuda militar a Israel mientras planifican la Convención Nacional Demócrata en Chicago en agosto, donde se espera que Biden sea nominado.

«La Casa Blanca ha cambiado su retórica sobre la guerra a donde debería haber estado desde el comienzo, pero todavía no logra demostrar un cambio político significativo en lo que respecta a armas y financiación», indicó Abbas Alawieh, un alto funcionario de la Campaña nacional sin compromiso.

Más de 4.500 delegados se reunirán en Chicago para nominar formalmente a Biden. Hasta ahora, los movimientos no comprometidos han ganado 25 delegados en cinco estados, pero Alawieh opinó que ve la reunión como un «importante punto de inflexión para el movimiento».

Wisconsin y Michigan son parte de un ‘muro azul’ imaginario que Biden deberá mantener para asegurar un segundo mandato, una campaña complicada por la popularidad de candidatos de terceros partidos como Robert F. Kennedy Jr.

En 2016, Trump dio vuelta ambos estados en disputa al derrotar a Hillary Clinton y ganar la Casa Blanca; Biden se los quitó a Trump en 2020.

El presidente demócrata visitó Wisconsin en marzo y declaró que hay «mucho en juego» y que su campaña «se pondrá a tocar puertas» en Wisconsin y varios otros estados.

La sabiduría convencional entre los demócratas es que la inflación sigue siendo la mayor preocupación para los votantes en los estados del medio oeste de Estados Unidos, como Michigan, Minnesota y Wisconsin, y que el impacto del movimiento no comprometido allí será mínimo en noviembre.

Adrian Hemond, analista político y director ejecutivo de la firma consultora Grassroots Midwest, que anteriormente trabajó para los demócratas en Michigan, aseguró que el movimiento no comprometido necesita entre un 20 y un 25% en las primarias de los estados indecisos.

«Hasta ahora ese no ha sido el caso», agregó.

PRESUPUESTOS AJUSTADOS, LLAMADAS TELEFÓNICAS

En Michigan, los ‘no comprometidos’ ganaron alrededor del 13% de los votos en las primarias demócratas del estado. En Minnesota, obtuvo más del 19% de los votos en las primarias del estado después de una campaña de ocho días con un presupuesto de menos de 20.000 dólares. Los activistas de Wisconsin están operando con un presupuesto reducido similar y con poco tiempo que perder.

«Hicimos más de 200.000 llamadas en cuatro días antes de las primarias», dijo Asma Nizami, organizadora de Vote Uncommitted Minnesota, que forma parte del grupo nacional de no comprometidos. Ahmad de Wisconsin dijo que el estado está utilizando el mismo sistema de marcado para llegar a entre 15.000 y 20.000 votantes por día.

«Es casi inaudito que las campañas políticas estén en marcha tan rápido», declaró Alawieh. «Pero este movimiento se basa en niveles históricos de organización contra la guerra desde octubre», añadió.

Reuters (artículo parcialmente modificado)

Foto del avatar
Mundo Libre

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS