Agricultores holandeses obligados a abandonar sus propiedades debido a la agenda climática de la UE

El esquema recibió críticas por parecerse a los controles de migración internos soviéticos
0
Únete al debate

Un plan del gobierno holandés exige que alrededor de 3000 agricultores, considerados grandes emisores de nitrógeno, gas de efecto invernadero, sean separados de sus tierras y compensados ​​por el 120 por ciento de su valor, con una advertencia estricta: se les prohibirá reiniciar sus carreras agrícolas en los Países Bajos o en cualquier otro lugar de la Unión Europea.

El martes 2 de mayo, la Comisión Europea aprobó el esquema, y ​​Bruselas dijo que “los efectos positivos trascienden cualquier distorsión del libre mercado”, según un comunicado de la Comisión.

“Bajo los esquemas, los beneficiarios garantizan que el cierre de su capacidad de producción es definitivo e irreversible”, dice el sitio web de la Comisión, “y que no comenzarán la misma actividad de cría en otros lugares de los Países Bajos o dentro de la UE”.

Los deseos del gobierno holandés de reducir el número de granjas que emiten gases de efecto invernadero han encontrado una firme resistencia por parte de los agricultores, muchos de los cuales ven las acciones planeadas por las autoridades como un gran paso excesivo basado en afirmaciones no científicas y políticamente motivadas sobre el impacto de la agricultura en el clima.

Varias protestas por el tema han resultado en enfrentamientos con la policía holandesa, heridos y arrestos.

Se asignarían alrededor de 1.470 millones de euros para el plan de recompra de fincas, que primero sería voluntario y luego obligatorio.

Al comentar sobre la política propuesta, la influyente conservadora holandesa Eva Vlaardingerbroek escribió en Twitter que duda de la legalidad de tal esquema.

«Se suponía que la idea de la UE era la libertad de circulación y la libertad de los trabajadores. Esto es algo propio de la URSS», escribió el 2 de febrero.

Políticamente, el plan se enfrenta a obstáculos en el Senado holandés, dado el reciente crecimiento masivo del Movimiento Campesino-Ciudadano (BBB) en los Países Bajos desde el comienzo de la controversia.

En la Unión Soviética y la China comunista, los agricultores fueron violentamente expropiados de sus tierras y, a menudo, asesinados en nombre de la destrucción de los terratenientes y los «campesinos ricos», así como de la colectivización. Los ciudadanos soviéticos estaban fuertemente restringidos en cuanto a dónde se les permitía viajar, vivir y trabajar, y necesitaban la propiska (autorización) correcta en sus pasaportes internos para moverse o salir del país.

En China, tras sus reformas económicas, se permitió a los agricultores volver a gestionar sus propias parcelas, pero cada vez se enfrentaban a la temida amenaza de la demolición forzosa (拆遷), en la que funcionarios locales o promotores inmobiliarios respaldados por el gobierno se apoderaban de sus tierras, a menudo a cambio de nuevos alojamientos peores o no deseados.

China tiene ahora la burbuja inmobiliaria más grande del mundo, y el gobierno ha intentado recientemente medidas drásticas y cometidas por errores garrafales para revertir las tierras fértiles a la agricultura, ya que las crisis ambientales amenazan el suministro de alimentos de China.

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS