Protestas de agricultores holandeses contra la Agenda 2030 llegan a países vecinos

0
Únete al debate

Mientras los campesinos europeos enfurecidos salían a las calles de Alemania y Bélgica, algunos ocuparon la ciudad de Hoogstraten, en Bélgica, asediando el Ayuntamiento como un punto de apogeo tentativo.

La indignación se dirigió al Ayuntamiento de Hoogstraten porque el área fue uno de los pocos municipios que respondió de manera algo positiva al plan de reducción de emisiones de nitrógeno propuesto por las autoridades flamencas (de habla holandesa). 

El plan tiene consecuencias devastadoras para los agricultores, que se verán expulsados ​​de sus negocios si la legislación entra en vigor.

Cuando el 29 de agosto el Consejo reiteró su apoyo a contemplar recortes drásticos en las emisiones de nitrógeno a pesar de que se presentaron 373 objeciones en su contra en comparación con solo 24 positivas, la ciudad de Hoogstraten explotó.

Los granjeros enojados que asistieron a la reunión se dirigieron al Ayuntamiento y lo sitiaron. Algunos intentaron irrumpir en las instalaciones al estilo del 6 de enero, lo que se evitó por poco después de que trajeron a la policía para liberar el edificio. 

“De hecho, los números nos hacen daño nuevamente”, dijeron los agricultores en un comunicado, informó el medio de comunicación belga Het Laatste Nieuws . “Apenas el cinco por ciento es positivo acerca de este plan, sin embargo, es este pequeño grupo el que sentimos que está siendo seguido”.

“Parece que hay poca fe en la agricultura”, continuó el comunicado. “Estamos muy dispuestos a creer que la ciudad se preocupa por los mejores intereses de los agricultores, pero este ‘consejo condicionalmente favorable’ sigue siendo un engaño”, dijo.

“Una ciudad como Hoogstraten debería respaldar a los granjeros”.

Otra agenda

Aparentemente, los manifestantes de Hoogstraten no estaban realmente al tanto de las verdaderas intenciones de los funcionarios municipales, quienes parecen seguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU y la red Natura 2000 de la Unión Europea, que ordena que los 27 estados miembros deben organizar la producción agrícola en un manera “sostenible” tanto ecológica como económicamente. 

En la práctica, esto significa que las emisiones de nitrógeno producidas por la agricultura deberán reducirse, una política que llevará a los productores a la bancarrota y conducirá a la venta de sus tierras. 

Entonces, dondequiera que el gobierno decida declarar la guerra al nitrógeno, los agricultores sienten que les están clavando un cuchillo en la garganta y, en consecuencia, se rebelan.

Sucedió primero en los Países Bajos y ahora en Bélgica y Alemania.

Mientras tanto en Alemania

Mientras tanto, al otro lado de la frontera con Alemania, los agricultores también se levantaron para protestar contra los planes gubernamentales. 

«Los agricultores alemanes también se levantan. El Ministerio de Agricultura en Stuttgart es asediado. Hay protestas en decenas de ciudades alemanas», informó RadioGenova en Twitter el 31 de agosto.

«Los agricultores alemanes se levantan en Stuttgart, Hamburgo, Hannover, Dresde, Würzburg, Mainz y muchas otras ciudades de Alemania. Protestas masivas contra las políticas climáticas de la UE que están destruyendo el sector agrícola europeo. Será un otoño muy caluroso en Europa y más allá», decía en otro tuit el mismo día.

Los agricultores alemanes también unieron sus manos en solidaridad con sus colegas holandeses en julio. Aún así, esta vez están defendiendo sus propios intereses ahora que parece que son los próximos en ser atacados por las autoridades con requisitos cada vez más estrictos y fallos asfixiantes.

El Foro Económico Mundial es la oficina de coordinación encargada de implementar la Agenda 2030, con tentáculos incrustados en cada nivel gubernamental, supranacional, nacional, estatal, de condado, provincial o municipal. 

LEE TAMBIÉN: Diputado holandés afirma que los recortes de nitrógeno forman parte de la agenda globalista para repudiar a los agricultores y albergar inmigrantes

Agenda 2030: Día Mundial de la Bandera para los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible

La asimilación a la Agenda 2030 es tanta que declararon el 23 de septiembre “Día Mundial de la Bandera”, abogando por los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por ejemplo, ya un tercio de todos los municipios holandeses se han comprometido a apoyar la iniciativa renunciando a su autoridad local y, en cambio, prometiendo su lealtad a la Bandera de la Agenda 2030.

Sin embargo, no a todos les divirtió esta muestra prevista de lealtad globalista.

«¡Diablos, no!» furioso, el miembro conservador holandés del Foro para la Democracia (FvD), van Houwelingen, mientras iniciaba el temido proyecto en Twitter. “Rechazamos el despreciable globalismo y esta repugnante bandera que lo simboliza”. 

“¡Entonces, el 23 de septiembre, levanten nuestra bandera holandesa y cuélguenla boca abajo porque nuestro país lo necesita!” agregó, ya calentándose por una dura oposición a los planes.

“El 25 de septiembre, 118 municipios holandeses organizarán un ‘Día de la Bandera’ para los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible”, añadió van Houwelingen. “Entonces, un feriado para el globalismo, esa perniciosa ideología tecnocrática, destructora de la libertad y antidemocrática”.

Foto del avatar
Mundo Libre Diario

COMENTARIOS

guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios

VIDEOS